España

El querido revolucionario del Avecrem

  • Vicente Sarasa es detenido cuando se preparaba para irse de vacaciones con su pareja y unos amigos a los Pirineos

Comentarios 1

 Quizás sea eso lo que más llama la atención.  Que  el supuesto  grapo detenido en Cádiz  por la Guardia Civil por su implicación en el secuestro de Publio Cordón, hace 17 años, Vicente Sarasa Aparicio,  es  muy conocido  y querido entre los movimientos sociales de izquierda gaditanos.  Nacido  en la barriada del Avecrem, en la plaza de España,  en Cádiz Cádiz, hace 50 años, vive  en el barrio de San Severiano, donde todos los vecinos le aprecian. No en vano da clases gratuitas d apoyo a los niños que cursan Primaria, mientras su compañera, María  José Gómez, profesora del instituto San Severiano, imparte yoga en la asociación de vecinos del barrio.

 "Mi hermano nunca ha sido del Grapo. Sí  del PCE (R)", aclara con voz cansada  una de sus hermanas,  Ángeles, a este periódico. Ayer se enteró de que su hermano había sido detenido a las doce del mediodía, tras llamarle su novia.

Vicente, que vive en la calle PIntor Viniegra, había pasado la noche en casa de su pareja, ubicada en uno de los bloques del número 1 de la avenida Juan Carlos I, a escasa distancia  de la Comandancia de la Guardia Civil . Ambos iban a irse  de vacaciones con unos amigos ayer mismo.   Pensaban ir de camping a Ainsa, en el Pirineo aragonés. 

 Sarasa salió de casa de su compañera para ir a la suya a recoger el equipaje y fue arrestado allí mismo, recién abandonado el portal.  Debían ser las nueve y media de la mañana. Y nadie se enteró. Ningún vecino escuchó nada. José Manuel, uno de los amigos con los que se iba a ir d viaje, escuchó  más tarde las noticias en el Canal 24 horas. Y llamó a María José para contárselo.  Y ésta, a su vez, a las  hermanas  de él.

Rápidamente, se movilizaron. Y es que José Manuel López Alcaraz es uña y carne con  Vicente desde hace cinco años. Los dos son miembros de Cádiz Rebelde, encuadrada en Red Roja, que se autodefine como una organización revolucionaria comunista, y que es una escisión de Corriente Roja que deriva de los trotskistas del PRT. 

Su hermana Ángeles es la que emplaza a este diario a contactar con José Manuel, que emitió un duro comunicado  en nombre de Red Roja condenando la detención  de "nuestro camarada" y que ayer tarde,   en la manifestación convocada contra los recortes del Gobierno del PP, enarboló una pancarta con una foto de Sarasa exigiendo su liberación.

López Alcaraz criticó que Sarasa sea presentado como un peligroso  criminal,  y está convencido de que, con su arresto, "asistimos al enésimo montaje policial contra un militante sin tacha, en un intento de impedir que   los ciudadanos  se organicen y busquen alternativas fuera de las corrompidas instituciones". "Lo han detenido y lo tienen incomunicado, aplicándole la Ley Antiterrorista, cuando eso es ilegal: Vicente ya fue juzgado y absuelto de pertenencia a  banda terrorista". Su amigo   recordaba de este modo  que Vicente Sarasa fue detenido en 2006, en Cádiz, cuando regresaba en un tren desde Málaga, donde  había ido a ver a su padre, ingresado en una residencia.  Le constaban  ocho reclamaciones judiciales. Las Fuerzas de Seguridad  consideraban que era el responsable de la fabricación de explosivos y de la falsificación de documentos del Grapo. Precisamente, cuando fue arrestado en el tren, portaba  dos documentos de identidad y un permiso de conducir falsos, según se anunció.  Pasó ocho meses en distintas prisiones, y fue excarcelado a la espera de juicio. La vista se celebró en 2009, en la Audiencia Nacional, y fue absuelto   de pertenecer a los Grapo al no haber quedado acreditado "el origen y el modo" en el que fueron extraídas sus huellas dactilares, única prueba esgrimida por la Fiscalía para acusarle de integración en organización terrorista. Y es esta absolución y "la imposibilidad de ser juzgado dos veces por idéntico delito", pertenencia a banda terrorista, la que, según desvelan sus allegados,  va a esgrimir su abogado, un letrado chileno  afincado en Madrid.

Porque Vicente "nunca ha pertenecido  al Grapo", insiste su hermana y reitera su amigo.  Ingeniero  de profesión,  fue  funcionario de Telefónica, aunque  hace tiempo que no desempeña actividad laboral remunerada alguna. Como otras muchas parejas de hoy en día, viven de los ingresos de ella, que también  fue detenida en 1995 por la Policía,  también  por el secuestro de Publio Cordón, y puesta en libertad sin cargos por el juez. Los dos están muy volcado  con los movimientos sociales.  

"No ha habido lucha obrera y popular en la que él, junto al resto de la militancia de Red Roja, no haya tenido una  presencia destacada", se asegura en el comunicado del colectivo. En una línea muy similar,    Izquierda Anticapitalista - Cádiz emitió también ayer otro comunicado en el que se señala que " no podemos hacer otra cosa que rechazar su detención y pedir la puesta en libertad de Vicente.  Nos encontramos a Vicente y a sus compañeros en las manifestaciones de Delphi, en movilizaciones  como la de los vecinos de los Chinchorros, en las luchas contra los recortes, en las asambleas del 15M. Vicente es una persona que hace a esta ciudad tener esperanza. Es  un revolucionario". 

El querido revolucionario del Avecrem en Cádiz,  un  grapo para el Ministerio del Interior. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios