España

Sánchez deja vacío su escaño en la cuarta fila en su estreno como diputado raso

Pedro Sánchez no asistió ayer al pleno del Congreso, el primero que se celebraba después de que el pasado sábado dimitiera como secretario general del PSOE.

El escaño de Sánchez permaneció vacío durante el debate de las mociones que hubo en el hemiciclo y en las votaciones.

Después de dimitir como líder del PSOE, la dirección del grupo le ha asignado un escaño en la cuarta fila del hemiciclo. En un principio, le habían situado en la quinta fila, por detrás de Eduardo Madina, pero éste solicitó que se corrigiera este reparto para situar al ex líder del PSOE por delante de él.

El escaño que hasta ahora correspondía Sánchez, justo encima de banco azul del Gobierno, fue ocupado por el portavoz parlamentario, Antonio Hernando, que por ahora sigue en el cargo.

Madina, que compitió con Sánchez por la Secretaría General del PSOE en julio de 2014, también se mostró partidario de no cambiar las direcciones de los grupos parlamentarios del PSOE en el Congreso y en el Senado porque, según comentó, cuando las cosas funcionan es mejor no tocarlas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios