Perfil

Carcedo, una histórica socialista asturiana fiel a Pedro Sánchez

  • Médico de profesión, asumía desde hace tres meses el cargo de Alta Comisionada para la Lucha contra la Pobreza Infantil

María Luisa Carcedo. María Luisa Carcedo.

María Luisa Carcedo. / EFE

Comentarios 5

María Luisa Carcedo, una histórica socialista asturiana, llega al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar tras haber permanecido fiel a Pedro Sánchez y asumir durante tres meses el cargo de Alta Comisionada para la Lucha contra la Pobreza Infantil.

Carcedo, médico de profesión, ha estado vinculada con la vertiente más social del Ministerio al desempeñar desde el pasado 21 de junio la responsabilidad de luchar contra la pobreza infantil.

La nueva ministra de Sanidad, que llega al cargo tras la dimisión de Carmen Montón, tendrá que luchar con las altas cifras de pobreza infantil del país -con un 28,1 % de los menores de 16 años (2,1 millones de niños) en riesgo de exclusión social-.

Cuando diseñó su Ejecutiva, el pasado mes de enero, el presidente del Gobierno encargó a Carcedo la creación del Ingreso Mínimo Vital o renta básica.

Con Carmen Montón como ministra, Carcedo fue una de las artífices del Plan de VECA (Vacaciones Escolares Continuar Aprendiendo) para reforzar iniciativas de ocio, campamentos y actividades con las que garantizar que todos los niños tuvieran acceso al ocio estival y a una alimentación equilibrada, algo de lo que se siente "especialmente orgullosa".

Ha perfilado las políticas de familia en el último programa electoral del PSOE desde su responsabilidad en Bienestar Social, primero, y desde la Secretaría de Sanidad y Consumo, ha impulsado medidas como la nueva regulación de la eutanasia.

Esta histórica socialista asturiana (nacida en 1953 en San Martín del Rey Aurelio) apoyó a Sánchez en las últimas primarias y forma parte de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE como Secretaria Ejecutiva de Sanidad y Consumo.

Carcedo ha defendido la aprobación de una Ley de Familias para adaptar la legislación a la realidad social actual de los distintos tipos de núcleos familiares y responder a sus problemas, como los que sufren los hogares con niños a cargo expuestos a un mayor riesgo de pobreza.

Con una dotación presupuestaria de 6.500 millones de euros al año, los socialistas propusieron en su programa la creación de un ingreso mínimo vital para unos 750.000 hogares sin ingresos, así como la extensión de la prestación por hijo a cargo para que llegue a todas las familias que se sitúan por debajo del umbral de la pobreza moderada.

Según ha declarado Carcedo, las políticas de familia e infancia no se pueden limitar a las prestaciones económicas, que son imprescindibles para satisfacer las necesidades básicas de una vida digna, sino que también requieren otro conjunto de medidas vinculadas a los servicios públicos, los modelos de convivencia y la conciliación de la vida familiar y laboral.

Senadora autonómica por Asturias, Carcedo es licenciada en Medicina y Cirugía. Ocupó puestos de responsabilidad en la administración de Sanidad de Asturias entre 1984 y 1991, fue diputada autonómica y consejera de Medio Ambiente y Turismo del Principado entre 1991 y 1995.

En 2011 presidió la Agencia Estatal de Evaluación de la Políticas Públicas y de Calidad de los Servicios, entidad que fue suprimida por el Gobierno del PP.

Su designación como Alto Comisionado fue aplaudido por las ONG de defensa de la infancia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios