España

Barberá murió a causa de una "cirrosis irreversible"

La autopsia de la ex alcaldesa Rita Barberá ha desmentido que la presión mediática provocara su fallecimiento a los 68 años por un infarto -el pasado 23 de noviembre tras declarar en el Tribunal Supremo por presuntas irregularidades en el Consistorio-, tal como denunciaron varios dirigentes del PP. Fue un fallo multiorgánico debido a sus problemas hepáticos.

Según informó ayer el diario El Mundo, la histórica dirigente popular "tenía un grave problema de cirrosis que era irreversible y que fue uno de los detonantes principales de su muerte". Los médicos habrían señalado que fue precisamente "un problema hepático" lo que acabó causando "un fallo multiorgánico".

El primero en alimentar la tesis del acoso mediático fue el portavoz parlamentario, Rafael Hernando, quien aseguró que si el PP la expulsó fue para evitar su "linchamiento". "Pero las hienas siguieron mordiéndola", señaló.

A la misma tesis se abonó la diputada Celia Villalobos, que replicó a José María Aznar que "no lleva la razón" al señalar el ex presidente del Gobierno a Mariano Rajoy como responsable del malestar de la senadora al haberla expulsado del partido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios