Enfoque BBVA

El acuerdo entre IDEA y BBVA arroja un primer balance de éxito

  • El banco ha aprobado préstamos avalados por la Junta de Andalucía por valor de 13,07 millones para la financiación de 228 proyectos de empresas andaluzas, lo cual ha repercutido en la creación de 824 puestos de trabajo.

Comentarios 0

EN diciembre de 2014, la Junta de Andalucía y BBVA firmaban un convenio por el cual la Agencia IDEA avalará con 125 millones (con cargo a los fondos reembolsables)  una línea de crédito de 500 millones para pymes y emprendedores abierta por la entidad bancaria con objeto de facilitar la creación de empresas.

En abril de este año, BBVA (única entidad que ha llegado a un acuerdo similar con la Junta de Andalucía) recibía las primeras solicitudes y en apenas cuatro meses ya han sido aprobados 228 proyectos, que han generado un movimiento inversor cercano a los 18 millones de euros y han creado 824 puestos de trabajo.

Son los primeros resultados de esta herramienta de financiación ideada para facilitar la entrada al mundo empresarial y  alentar el desarrollo económico y a la creación de empleo.

Esta iniciativa es de "gran importancia" para Antonio Clavero, director general de la Agencia IDEA, "puesto que brinda a empresas y autónomos una nueva línea de financiación que les va a proporcionar mayores y mejores oportunidades de acceso a los recursos económicos que necesitan para desarrollarse en la Comunidad".

Resultados iniciales. En los primeros cuatro meses de implementación efectiva del programa se han aprobado 228 préstamos, por valor de 13,07 millones de euros, para los que la Agencia IDEA ha aprobado avales con 9,12 millones de euros. Esto ha generado un movimiento inversor por parte de las empresas cercano a los 18 millones de euros y ha supuesto la creación de 824 puestos de trabajo. De los proyectos aprobados, se han firmado ya 201 por valor de 10,59 millones de euros.

"Dichas cifras hay que valorarlas teniendo en cuenta el momento en el que se encuentra el programa, que es en la fase de despegue, donde la lentitud es mayor. Por lo tanto, podemos pensar en un crecimiento exponencial de estas cantidades y hablar de un plan de éxito como revulsivo de la creación de empleo y la productividad", explica Antonio Clavero.

En cuanto a la intensidad de los avales, fluctúan desde el 90% del préstamo en el caso de autónomos y emprendores, hasta el 5% para empresas con volumen de actividad superior a cinco millones. En total, son seis las líneas de crédito establecidas, según el público objetivo de estos préstamos. Teniendo esto en cuenta, el balance de estos primeros meses de funcionamiento arroja una media en la intensidad del aval del 70 por ciento. Este porcentaje revela que en estos momentos el programa trabaja en mayor medida en los créditos concedidos a emprendedores y autónomos, "que son los grupos de especial interés para la Agencia IDEA por ser las que tienen más dificultades de mercado", aclara el director del ente público.

Por sectores, los principales destinatarios de estos préstamos han sido, por el momento, el comercio (33% del total de operaciones), el ocio, turismo y deporte (14,5%) y otras actividades empresariales (20%). Destacan también las industrias tecnológicas (la aeroespacial, biotecnología, energías, I+D o TIC), ya que, si bien solo representan el 5% del total de proyectos aprobados, acaparan el 11% de la inversión, según datos facilitados por BBVA.

El ente público financiará estos avales a través de tres de los fondos reembolsables que gestiona: el Fondo para el Fomento y la Promoción del Trabajo Autónomo (FORAN), el Fondo de Economía Sostenible y el Fondo de Desarrollo Empresarial.

Así, por una parte se destinarán en total 15 millones en avales para apoyar a los autónomos, bien a través de la línea de Autónomos Emprendedores (menos de 3 años de actividad) o de la línea de Autónomos-consolidación. Ambas avalarán las operaciones aprobadas a proyectos de autónomos que se dediquen especialmente al refuerzo de la sostenibilidad ambiental, al fomento de la sostenibilidad social, a la mejora de las condiciones de seguridad del trabajo, a la incorporación de mejores tecnológicas y/o innovadoras y a la promoción de recursos endógenos o socio-culturales.

Por otra parte, contempla avales por importe de 110 millones a pymes emprendedoras (menos de 3 años de actividad), a las pymes de economía social (sociedades laborales, cooperativas, etc), a las entidades cuyo volumen de negocio sea inferior a 5 millones de euros y a empresas que facturen más de esa cuantía.

En cuanto a los receptores de estos préstamos, la línea de crédito del BBVA de 500 millones irá destinada específicamente a sociedades andaluzas que creen nuevos empleos y que se dediquen a sectores estratégicos, como los ligados a la innovación y a firmas que orienten su actividad hacia mercados exteriores.

También tienen cabida los proyectos viables que necesiten apoyo por contar con una solvencia más ajustada, así como que  impulsen la generación de empleo en Andalucía.

Ágiles y preferentes. La línea de financiación de BBVA tiene condiciones preferentes. Como narra el director de Instituciones de Andalucía y Extremadura de BBVA, Rafael Palacios, "según recoge el convenio están acogidos a esta línea de crédito de 500 millones proyectos empresariales que incentiven la creación de empleo en la comunidad andaluza, fundamentalmente de pymes con domicilio social en Andalucía, que no estén en crisis y que pertenezcan a los sectores definidos como estratégicos por la Administración autonómica, con especial atención a emprendedores, autónomos, cooperativas y también micropymes".

Asimismo, Palacios detalla que el instrumento financiero que utiliza la Agencia IDEA en virtud de este convenio es el aval o fianza como garantía parcial a las operaciones de préstamo o de arrendamiento financiero (leasing), formalizadas entre BBVA y el solicitante. "De este modo, este acuerdo aprovecha la capilaridad, conocimientos y la cercanía de la red de oficinas del banco para facilitar el acceso a la financiación de los proyectos, cuyo proceso de aprobación (estudio de viabilidad y elegibilidad) está exclusivamente en manos de BBVA", asegura el director territorial de Instituciones de la entidad, quien destaca a su vez el alto grado de implicación de las oficinas y el importante nivel de penetración de estos préstamos preferentes, insistiendo en que "llegan a todo el abanico del empresariado, con una especial intensidad a quienes más lo necesita, que son los autónomos y los emprendedores".

El agotamiento de esta vía de financiación determinará la durabilidad del programa, aunque Palacios destaca que "estamos ante una línea revolving, de manera que a medida que se van pagando las operaciones, ese hueco se libera para avalar nuevas operaciones, con el potencial y el alcance que eso conlleva". También recuerda que este préstamo es compatible con otras líneas de financiación preferente en vigor (ICO, BEI).

Una colaboración fructífera. En función de los resultados que viene arrojando la implementación del acuerdo con BBVA, Antonio Clavero afirma que el programa "está dando mejores resultados que los esperados y esto como Administración nos emociona y nos impulsa a continuar por este camino abierto con esta entidad bancaria. La colaboración público-privada funciona, al menos en lo que a los objetivos comunes fijados se refiere, que no son ni más ni menos que fortalecer nuestro tejido empresarial y dotarlo de la confianza suficiente para que éste arriesgue, invierta y, por supuesto, cree empleo, pero un yacimiento laboral de calidad, como sucede en el caso de estos más de 800 empleados, que son fijos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios