Asuntos sociales

El servicio de Ayuda a Domicilio atiende a 250 usuarios en El Puerto

  • La edil Carmen Lara reconoce la labor que realizan estas profesionales durante la pandemia

Unos 250 usuarios en El Puerto son atendidos en su propio domicilio.

Unos 250 usuarios en El Puerto son atendidos en su propio domicilio.

El servicio de Ayuda a Domicilio está atendiendo a un total de 250 usuarios en El Puerto, bajo la gestión de la empresa Claros y en coordinación con los Servicios Sociales Comunitarios, garantizando esta importante ayuda a muchas familias  en un momento muy delicado.

La edil de Servicios Sociales, Carmen Lara, explica que "el último año ha sido especialmente complicado y la crisis del coronavirus ha golpeado con fuerza a la sociedad en general y especialmente a los más vulnerables. “Si la ayuda domiciliaria siempre es una prioridad, en tiempos de pandemia ha sido clave para muchos mayores, para las personas en situación de dependencia y, por supuesto, también para sus familias”, afirma.

Carmen Lara destaca "el extraordinario trabajo que realizan a diario todos los profesionales que configuran la plantilla del servicio, que durante meses se ha convertido en un importante balón de oxígeno para las personas dependientes".

La edil recuerda que esta ayuda, que se presta según las necesidades y tareas a realizar dentro de unas franjas horarias establecidas, "es una tabla de salvación para muchos portuenses que dependen de este programa al que se puede acceder a través de dos vías, la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia, o a través de los Servicios Sociales Comunitarios.

Los Servicios Sociales Comunitarios pueden prescribir el Servicio de Ayuda a Domicilio por vía de urgencia ante situaciones de extremanecesidad por causas sobrevenidas que afecten a las capacidades funcionales y que requieran la inmediata prestación del servicio.

La prestación de Ayuda a Domicilio tiene como objetivo siempre mejorar la calidad de vida de las personas, promoviendo, manteniendo o restableciendo su autonomía personal con el fin de facilitarles la permanencia en su hogar, evitando así el internamiento y favoreciendo el desarrollo de capacidades personales y de hábitos de vida adecuados, tanto para el usuario como para su unidad de convivencia. Cuidar de su higiene, ayudar con las tareas domésticas, la alimentación o acompañarlos, entre otras muchas prestaciones que son vitales en el día a día de los usuarios y sus familias.

“La crisis del coronavirus no ha terminado, por eso, la ayuda domiciliaria en tiempos de pandemia seguirá siendo una prioridad para el equipo de Gobierno, que supervisa de forma constante tanto que la empresa preste el mejor servicio posible velando por el usuario y por supuesto por la máxima protección de sus trabajadores”, concluye la edil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios