Entrevista a Javier Botella, ex-concejal de Levantemos

"El parking fue la excusa que puso Levantemos para quitarse de enmedio"

  • El hasta ahora edil ya ha firmado su renuncia, que se hará efectiva en el próximo pleno municipal

  • No oculta que le gustaría seguir en primera línea política con un nuevo proyecto

El ex-concejal de Levantemos Javier Botella, en el balcón de la Delegación de Diario de Cádiz, en la calle Larga. El ex-concejal de Levantemos Javier Botella, en el balcón de la Delegación de Diario de Cádiz, en la calle Larga.

El ex-concejal de Levantemos Javier Botella, en el balcón de la Delegación de Diario de Cádiz, en la calle Larga. / D.C.

Comentarios 2

Ha sido uno de los concejales más mediáticos de este mandato. Con sus maneras informales y sus ideas claras, Javier Botella deja la Corporación hablando abiertamente de “discrepancias” con sus compañeros de Levantemos El Puerto.

– ¿Qué discrepancias han sido esas, que le han hecho dimitir?

–La más grave fue la ruptura del gobierno, pero la última fue que ya están con la vista puesta en el siguiente mandato, cuando se trata de una agrupación de electores, que debería disolverse y volver a formarse de nuevo si se quieren volver a presentar. Tienen que empezar desde cero y no aprovechar recursos y espacios de este mandato. Se están tomando decisiones que le corresponderían ya a un nuevo equipo y creo que es el momento de marcharme.

–¿Se ha involucrado usted en otro proyecto político?

–Me gustaría, pero de momento no. Tengo cafés pendientes con mucha gente. Soy simpatizante de Podemos e Izquierda Unida y lo seguiré siendo de Levantemos, pero ahora mismo no hay nada.

–Habla usted de Juan Clavero como posible candidato para una confluencia de izquierdas. ¿Es algo ya avanzado?

–No, mucha gente piensa en Clavero como un gran candidato, Izquierda Unida lo ha intentado muchas veces, pero es algo que no se ha hablado hasta ahora con él como propuesta.

–¿Cómo ve las negociaciones entre IU y Podemos? Entiendo que Levantemos se desmarca...

–Yo entiendo las dos posturas, por un lado Levantemos quiere seguir con el formato de agrupación de electores, con una filosofía más representativa, pero es cierto que el sistema que tenemos casi te obliga a ir como partido para no perder recursos y por otro para Podemos en 2015 fue un error ir por separado, porque eso después no suma para ganar espacio en la Diputación, que es un órgano que también nos afecta. Mi opción sería que la izquierda confluyera unida con un candidato como Juan Clavero.

–Dudó en dejar su acta de concejal, ¿qué le ha empujado finalmente a hacerlo?

–Tendría razones más que legítimas para no entregar el acta, yo entré como concejal para cuatro años y sé que queda mucho que hacer. Ya todas las fuerzas están en modo electoral. Fue Levantemos quien me pidió que entregara el acta y a mi me gusta mucho pelear, pero no considero que sea lo mejor para El Puerto enfrentarme ahora con ellos.

–De todas formas, en los últimos meses usted ya se había distanciado visiblemente de sus compañeros. Enviaba sus notas de prensa al margen del grupo municipal, por ejemplo. Se puede decir que era un verso libre...

–En el aspecto mediático sí, también es verdad que las cosas estaban más tranquilas una vez aprobados los presupuestos. Por cierto, tengo que decir también que salí muy decepcionado con la negociación de los presupuestos que hizo Levantemos. Un año después de la salida del gobierno fue cuando ví que se había perdido el sentido común. Ahí perdí el interés por seguir en primera línea y me marché a trabajar a Gibraltar. Este presupuesto municipal es imposible de ejecutar, y menos a estas alturas del año. Creo que se ha sido demasiado inflexible en esa negociación, un presupuesto es algo muy vivo y había que haberse sentado con el equipo de gobierno hasta el final para dejarlo listo.

–¿Estuvo usted de acuerdo en romper el tripartito?

–No. Siempre pedí a Levantemos que no dijeran que nos habían echado, porque en realidad nos fuimos nosotros. Fue algo forzado por Levantemos.

–Pero, ¿esperaba realmente que la postura de Levantemos sobre el parking desencadenara la ruptura?

–Para mí el asunto del parking fue la tormenta perfecta, fue la excusa para que Levantemos se quitara de enmedio. También fue poco antes de unas elecciones nacionales y el PSOE jugó su baza. Yo esperaba una ruptura después de las elecciones, los compañeros de Bienestar Social eran los que más apostaban por salir, quizás por la presión que tenían ellos mismos de no ser capaces de cumplir con las expectativas, algo que yo no compartía. La ruptura por el parking era absurda porque la licencia se habría concedido igual cuatro días después.

–Se dijo entonces que dudó en dimitir y apoyar al gobierno de PSOE e IU. ¿Es eso cierto?

–No, ni Antonio Fernández ni David de la Encina se pusieron entonces en contacto conmigo. El gobierno hubiese seguido teniendo minoría de todas formas. Muchas veces la rumorología viene desde dentro, aunque el tiempo me ha dado la razón.

–Ha dicho usted que ve al actual gobierno “aletargado”. ¿Cree que se romperá el pacto antes del mes de mayo?

–La lógica dice que se romperá, pero dependerá mucho de las elecciones andaluzas. Si no se rompe eso demostraría que PSOE e IU tienen cierta autonomía al margen de los partidos.

–¿Le ha decepcionado esta etapa del gobierno “progresista y social”?

–Me ha decepcionado porque podíamos haber avanzado muchísimo más. Aún así, el peor mes de este gobierno ha sido mejor que todo el gobierno del Partido Popular. Las limitaciones son muchas, pero creo que esa realidad ya la conocíamos y había que tomar medidas efectivas que no se han tomado. Mis propuestas eran solamente dos, modificar el Plan de Ajuste y analizar la Relación de Puestos de Trabajo, que ahora mismo es el cáncer que tiene el Ayuntamiento. Son problemas de base que afectan a todo lo demás.

–¿Quién manda en Levantemos?

–Hay un grupo que toma las decisiones, cuatro o cinco personas y otras cuatro o cinco que las aplauden. Mucha gente se ha quitado de enmedio por haber sido críticos con estas personas. La postura del grupo municipal nunca ha sido la que ha prevalecido.

–A pesar de su postura claramente de izquierdas, deja buen recuerdo entre sus compañeros de otras ideologías, que le desearon ayer lo mejor. ¿Hay que separar la política de lo personal?

–La política no debería llegar nunca al odio. En el municipalismo el 90% de las decisiones que se toman carecen de ideología. Mis mociones en el pleno siempre se han aprobado y creo que ha sido precisamente por el diálogo con los demás grupos.

–Imagino que seguirá con interés los próximos acontecimientos de aquí a las elecciones locales...

–La idea es ver cómo fluyen las elecciones andaluzas. Yo estoy dispuesto a seguir trabajando en primera línea, pero si no encajo en ningún proyecto estaré aquí para ayudar en lo que pueda para mejorar la ciudad.

–¿Y se vería como candidato?

–No, para ser alcalde hay que tener mucho más talante del que yo tengo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios