El Puerto

La oposición cuestiona la compra de un casco bodeguero por Impulsa

  • La operación, analizada ayer en consejo de administración, consiste en la adquisición de dos inmuebles en Campo de Guía a una sociedad del empresario Plácido Gómez

Anoche, el consejo de administración de Impulsa El Puerto, la empresa municipal de fomento, debatió la compra de dos inmuebles en el ensanche bodeguero de Campo de Guía. El primero de ellos es un casco bodeguero ubicado en la calle Valdés, 15. El segundo es otro inmueble situado en la confluencia de las calles San Francisco con San Bartolomé. La empresa municipal, a través de un estudio de una empresa privada (Tinsa), ha tasado los edificios en unos 3,4 millones (su actual dueño las adquirió en 2005 por 3,2 millones de euros). Ambos son aún propiedad de la sociedad Plocia 23 SL, cuyo apoderado es el empresario Plácido Gómez Muñoz.

Gómez Muñoz fue el beneficiario de importantes concesiones municipales durante la década de los 90 como el mantenimiento de las playas, el servicio de socorrismo y la recogida de perros abandonados (luego montó la polémica perrera de El Refugio, en Puerto Real). Plocia 23 SL es una sociedad con domicilio en Cádiz creada en el año 2000. Su administradora única es desde 2005 Ana María Obregón Sánchez y su objeto social es la compraventa de inmuebles y solares. A finales del año pasado, trascendió que este empresario, a través de una sociedad suya (Agropecuaria Cinegética), obtuvo unos beneficios de más de 6 millones de euros en la compraventa de unos terrenos rústicos ubicados en las proximidades del Poblado de Doña Blanca. Dos años después, los nuevos propietarios (unas sociedades participadas mayoritarimante por Caja Inmaculada) firmaron un convenio con Impulsa El Puerto para el desarrollo en estas parcelas de un polígono industrial. El acuerdo se firmó a pesar de que la normativa urbanística no permite, por el momento, la creación de este enclave.

Grupos de la oposición como PSOE e IP cuestionaron ayer esta operación y acusaron al gobierno municipal de no aportar toda la información al respecto. De hecho ambas formaciones dijeron que había "falta de transparencia".

A día de hoy, los suelos sobre los que se asienta la bodega que pretende adquirir Impulsa El Puerto tienen asignado un uso industrial. No obstante, en la propuesta de nuevo PGOU presentada por Territorio y Ciudad se contempla que pase a tener la consideración de equipamientos, concretamente un SIPS (Servicio de Interés Público y Social). Por tanto, debe ser un equipamiento público que debe albergar usos tales como actividades dedicadas a la salud, bienestar social, socioculutral o equipamientos administrativos y de economía social.

No obstante, IP, a través de su concejal Juan Gómez, aseguró que Impulsa anunció que el casco bodeguero se destine para establecimientos comerciales.

En este sentido, el portavoz de IP, Juan Gómez, indicó que no entiende "las razones" de esta compra. En un comunicado agregó: "Impulsa, al igual que otras empresas municipales, se ha convertido en un ayuntamiento paralelo donde se realizan actividades que escapan al control de la oposición". Asimismo, el edil cuestionó la valoración realizada al inmueble puesto que se realiza "a un futuro uso asignado en el PGOU". "De modo que alguien ya está haciendo negocio a cuenta de las prescripciones futuras del PGOU; alguien sabe ya cómo van a quedar los usos bodegueros de los cascos bodegueros de Campo de Guía", concluyó.

Por su parte, el portavoz del PSOE, Ignacio García de Quirós, criticó la "escasa" información aportada por el Gobierno municipal. En este sentido, añadió: "El PP ya se ha acostumbrado a no informar a la oposición".

3,4

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios