Semana Santa 2020 El montaje de los palcos de Carrera Oficial: año tras año, misión imposible

  • Aunque aún no se sabe quién correrá con los gastos, el Ayuntamiento y el Consejo aseguran que se instalarán

  • Para evitar esta situación, ya se ha presentado un borrador del convenio

Imagen de la plaza Peral, justo frente al Ayuntamiento, el año pasado durante el montaje de la Carrera Oficial.

Imagen de la plaza Peral, justo frente al Ayuntamiento, el año pasado durante el montaje de la Carrera Oficial. / Andrés Mora

Aún perdura en el cuerpo la resaca de los Carnavales, pero no hay tiempo que perder. Ya se piensa en Semana Santa, incienso, pasos y Hermandades. Algunas ciudades hace ya días que comenzaron a montar los palcos de sus Carreras Oficiales. Ese es el caso de Jerez, donde desde el día 24 de febrero - a 42 días del Domingo de Ramos- ya se ve movimiento en la calle Larga.

Por desgracia, ese no es el caso de El Puerto, donde aún no se sabe quién va a correr con los gastos del montaje. Así se ha conocido recientemente, tras los encuentros y reuniones que han mantenido el Consejo Local de Hermandades con el Ayuntamiento para resolver esta incógnita.

Pese a lo que pueda parecer en un principio, montar los palcos en el tramo de Nevería y la plaza Peral -por muy pequeño que parezca-, no es barato. Sólo para ello, sin tener en cuenta los respectivos adornos de la plaza, hay que hacer frente a varios pagos. En primer lugar el montaje de la estructura. A ello hay que sumarle el alquiler de cerca de 800 sillas ( a razón de ocho asientos en cada uno de los 100 palcos que hay) y -como mínimo- dos guardias de seguridad que deberán estar vigilando ese tramo las 24 horas de los 10 días que dura la Semana de Pasión (entre el viernes de dolores y el domingo de resurrección). A ello, por si fuera poco, este año se suma el 21% de IVA que repercute en todas las transacciones económicas de las Hermandades y que hay pagar al Gobierno. “Ya el año pasado tuvimos problemas para vender algunos palcos. Como incrementemos el precio, la gente definitivamente no se anima”, explica José Manuel Castilla, presidente del Consejo. De todas estas partidas, la seguridad “es lo más costoso de todo”, asegura.

Varios han sido ya los encuentros que Castilla y parte del Consejo han mantenido con Javier Bello (concejal de Economía) y David Calleja (concejal de Fiestas) con el objetivo de solucionar este problema. En el primero de ellos, donde estuvieron presentes los dos, dejaron claro desde un primer momento que el Ayuntamiento no podía hacerse cargo de todos los gastos. No obstante , ambos aseguran que ellos “son los primeros interesados en que la Semana Santa salga bien”, y mostraron una buena disposición al plantear otras alternativas, como por ejemplo que el Ayuntamiento aportara las sillas, se hiciera cargo del 21% de IVA y solucionara parte del problema de la seguridad con los vigilantes que por la mañana están en la puerta del Ayuntamiento; pero aún así, sigue siendo insuficiente. Por su parte el Consejo no puede hacer frente ya que no ha recibido la subvención municipal desde el año 2017.

Javier Bello, José Manuel Castilla y David Calleja. Javier Bello, José Manuel Castilla y David Calleja.

Javier Bello, José Manuel Castilla y David Calleja.

Sea como sea, y sin acusar a nadie de mala intención, está claro que tras esta primera reunión no se llegó a ninguna conclusión clara. Bueno sí: que ninguna de las dos partes puede hacerse cargo de todos los gastos. Al final por unos y por otros, la casa se queda sin barrer. Por este motivo, los miembros del Consejo han tomado las riendas y han redactado un borrador de Convenio, para asegurarse que esta situación -que se lleva viviendo desde hace varios años- no vuelva a repetirse. En concreto, el documento fue presentado el martes pasado a Javier Bello en la segunda reunión que han mantenido y donde se han redactado varios puntos muy importantes. En el caso de que el documento fuera finalmente firmado - se han dado como plazo máximo hasta el próximo sábado 21 - el Consejo recibiría una subvención anual de 35.000 euros y dependería de ellos el montaje de la Carrera Oficial. De esta forma, El Puerto dejaría de ser de las pocas ciudades de la Bahía que no tenía convenio y se igualaría a otras como San Fernando (donde el Consejo recibe por parte del Ayuntamiento 27.000 euros y 3.000 euros cada Hermandad) o Chiclana (donde el Ayuntamiento aporta 15.000 euros). Igualmente, hay que resaltar que también quedaría anulada la subvención local de 400 euros que recibe cada Hermandad, que pasaría a cobrar otra cuantía por parte del Consejo.

El mundo cofrade aún se mantiene a la espera. Si finalmente el día 21 no hay firma de contrato y no se llegase a una solución, también existen otras posibilidades como por ejemplo instalar un punto de control en cualquier ubicación significativa (como por ejemplo la plaza de España). Es sencillo: una simple mesa, con el libro del Consejo, donde las Hermandades registren su salida procesional. “Carrera Oficial tiene que haber sí o sí. Nuestros propios estatutos no nos permiten eliminarla. Si ya es con palcos o con una mesa, eso es otro tema”.

A pesar de los rumores y de lo que se habla en los mentideros locales, Carrera Oficial sí habrá. Que finalmente esté más o menos adornada, eso ya es otro tema.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios