Javier botella franco concejal de levantemos el puerto

"Ha mejorado el circo, pero la ciudad no ha dado el vuelco que necesita"

  • La agrupación de electores tiende su mano al gobierno municipal, pero necesita ver cambios

  • Levantemos culpa al PSOE de haber "engañado" a los trabajadores de la limpieza pública

El concejal de Levantemos El Puerto, Javier Botella, en la redacción de Diario de Cádiz. El concejal de Levantemos El Puerto, Javier Botella, en la redacción de Diario de Cádiz.

El concejal de Levantemos El Puerto, Javier Botella, en la redacción de Diario de Cádiz. / d..c.

El grupo municipal Levantemos El Puerto ha decidido que sea su concejal Javier Botella el encargado de realizar esta entrevista de balance de los dos primeros años de mandato del gobierno local.

-Han pasado ya más de dos años desde las últimas elecciones municipales. ¿Cree que algo ha mejorado en la ciudad?

-En las cosas de fondo, de importancia, no ha habido cambios. En política siempre hablamos de pan y circo, y el circo sí ha mejorado. El talante es mucho más abierto que el del anterior gobierno y en cosas como los conciertos o actividades que dan vida a la ciudad sí se ha mejorado. Pero las cosas de fondo, las verdaderas reformas que necesita el Ayuntamiento, esa altura de miras que hace falta, en eso no se ha dado el vuelco que necesita la ciudad. Hay más carencias que avances.

-El grupo Levantemos ha vivido estos dos años dos situaciones muy distintas, en el gobierno y en la oposición. ¿De qué se sienten más orgullosos de su breve paso por el Gobierno?

-De la coherencia política. Siempre hemos tenido voluntad de cambio y se ha mantenido, con una postura valiente. Siempre estamos dispuestos a negociar y ceder, pero antes hay que intentarlo.

-¿Cómo ve la situación del bipartito, sin mayoría suficiente para tomar decisiones importantes?

-Creo que van por la vida como si tuviesen esa mayoría. No hacen nada, no asumen esa responsabilidad y ahora intentan echar balones fuera, cuando la responsabilidad es suya. Es mentira que negocien con la oposición, yo soy empático con el gobierno, sé que es difícil. Pero es momento de sacrificar el postureo, tienen que sacrificar unas cosas para sacar otras adelante. A veces nos llaman el día antes de un pleno para salir en la foto, no hay una verdadera negociación ni reuniones de peso con nosotros.

-Se oye hablar de una posible moción de censura, pero veo difícil que se entiendan con el PP. ¿Ha habido alguna conversación al respecto?

-No, ni siquiera se ha planteado, no se ha dado ese debate. Sabemos el bloqueo que tiene el gobierno y esperamos poder dialogar con ellos. No nos planteamos como opción de gobierno al PP.

-Y ¿cuál sería su postura ante una posible cuestión de confianza por parte del alcalde?

-Eso de momento tampoco lo hemos valorado.

-¿Qué cree que va a pasar con los pliegos de condiciones para sacar a concurso contratos tan importantes como el de la limpieza pública o los autobuses urbanos?

-Después de la mamarrachada del otro día, organizada por el PSOE, no lo sé. Han engañado a los trabajadores para hacerles creer que sus puestos de trabajo dependen de la aprobación de este pliego. Ha sido un golpe bajo. Yo espero que nos sentemos a negociar y lleguemos a un acuerdo, todos tenemos que ceder y hay que ver esa voluntad de municipalizar y mejorar los servicios. No nos vale que cojan dos propuestas nuestras y dos del PP. Que cojan las cinco nuestras y negocien con nosotros. Blindar demasiado el contrato conduce directamente a la corrupción. Además el Ayuntamiento de El Puerto no tiene capacidad de pagar este contrato. En los 10 años del contrato actual, sólo se ha comenzado a pagar en tiempo y forma a partir de 2015. Este contrato es una barbaridad. Sé que Chacón ha luchado por las mejoras laborales, pero este contrato había que pelearlo en Madrid, echarle imaginación, no me vale que me traigan el mismo pliego de hace diez años. Es el contrato más importante de la ciudad y el que la tiene ahogada.

-Si el pliego de la limpieza va por tercera vez a pleno y no sale. ¿Qué puede pasar?

-Sin servicio de limpieza no nos quedaríamos en ningún momento, es un servicio obligatorio y se tiene que seguir dando. Dependería de la contrata, se mantendría el servicio con negociados extraordinarios, aunque eso sale más caro y te pone en el punto de mira del Tribunal de Cuentas.

-Ustedes insisten en un contrato de menos años y en la tesis de la municipalización, pero los números no salen, ¿no? Usted ha sido concejal de Economía.

-En diez años, hay inversiones del actual contrato que no han servido para nada. Tenemos que saber que las inversiones previstas cuadran. No nos pueden dar esos datos en una reunión con 50 colectivos delante, eso no nos da garantías ni confianza.

-En la última reunión sobre el pliego de la limpieza, ustedes insistían en la necesidad de obtener mejoras laborales para la plantilla, pero la propia plantilla les está pidiendo que apoyen el pliego. ¿No es algo contradictorio?

-A la plantilla la han engañado. Yo entiendo a los trabajadores, si les dicen que si esto no se firma se van a la calle, es normal que insistan en que salga este pliego. Pero eso no es así, no es responsabilidad de la oposición. Hay mucha manipulación que viene de algunos sectores del PSOE. Sé que esa moto no se la ha vendido Antonio Chacón.

-Con respecto a los presupuestos de 2017, ¿cómo valora el documento que ha presentado el bipartito a los grupos y colectivos?

-El primer borrador nos lo presentaron en febrero o marzo, y ha habido cambios. Ese documento es muy importante y marca una guía, pero no sirve de nada si no se cumple. Nosotros pedimos una reunión con Bienestar Social para nos desglose cómo se ha ejecutado el presupuesto de 2016, y no nos han concedido esa reunión. ¿Dónde está esa voluntad de aprobar el presupuesto? La política no se hace con números, se hace de otra manera.

-¿Cree que las cuentas podrán salir adelante?

-Está muy difícil. Yo espero que las presenten ya. El problema del presupuesto es que tiene un margen de 15 días, cuando lo tienes cerrado tienes que ir para delante, si no no se cierra nunca.

-Ustedes han sido muy críticos con el proceso de los presupuestos participativos. ¿Por qué no les gusta?

-Es que esto también se ha asumido como circo. Tiene mucho mérito arrancar el proceso, pero deben ser conscientes de que no está funcionando. Eso puede tardar años en arrancar. Creo que se está haciendo desde un a perspectiva bastante partidista, se ve como algo de IU y PSOE. Presentar un proyecto tan bonito de una manera partidista coarta la participación. Lo han cogido como una bandera política, lo mismo que pasa con IU y la memoria histórica, se les ve el plumero. Para mí la participación no es presentar muchos proyectos, sino que voten muchas personas. Eran procedimientos muy rígidos, aunque eso es responsabilidad del grupo motor.

-Ustedes han gobernado el área de Bienestar Social, pero la verdad es que en el año que estuvieron al frente pocas cosas cambiaron. ¿Qué ocurre en ese área municipal?

-Los grandes cambios de los que hablábamos antes son los que más afectarían al área de Bienestar Social. Nosotros sí vimos un cambio, aunque tuvimos muchas cosas en contra. Pero la gran diferencia es el contacto en el día a día. Pepe Oliva estaba allí todos los días 24 horas disponible, e igualmente en el área económica yo tenía las carpetas de emergencia social, que ordené que fueran de otro color, rojo, para que siempre se atendieran las primeras. Son pequeños gestos y detalles que marcan la diferencia. Pero es que el primer año es clave, salimos del gobierno demasiado pronto. Se trabajó muy duro en la ordenanza de emergencia social para que ahora nos vengan con las mismas restricciones.

-Últimamente tanto su presencia como la de su compañera Rocío Luque en la actividad municipal es menor. ¿Es por falta de disponibilidad?

-Es por cuestiones laborales. Creo que deberíamos hacernos más fotos, tenemos muchas reuniones pero no salen en ningún sitio, y eso nos resta visibilidad. Ahora tengo más tiempo para empaparme los expedientes, pero menos disponibilidad para asistir a reuniones o a plenos.

-Una de las críticas que se han escuchado sobre Levantemos en estos dos años es que, en su afán de debatirlo todo en foros públicos, nunca se llega a nada porque es imposible poner de acuerdo a todo el mundo. ¿Qué opina?

-Me parece una crítica absurda. Las tomas de decisiones nunca se han retrasado por haberse debatido antes, no se ha perdido agilidad. Nosotros nos reunimos constantemente, nos gusta ser participativos. La sociedad está programada para coartar la participación y queremos luchar contra eso. Pero no creo que hayamos demorado ningún asunto por dar esa posibilidad de participar y por escuchar a la gente.

-¿Cree que durará el pacto PSOE-IU hasta el final del mandato?

-Simplemente por lógica política, en el mejor de los casos durará hasta unos meses antes del final del mandato. Aunque vista la posición de suicidio que ha tomado el PSOE, IU podría tomar otra postura y acercarse más a la izquierda.

-El estado de las empresas municipales, la situación económica, la falta de mayoría... ¿Cómo se puede salir adelante ante un panorama tan negativo?

-Que cuenten con nosotros.

-Pero, ¿estarían dispuestos a entrar de nuevo en el Gobierno?

-Nuestra postura sería la misma dentro del gobierno, nosotros estamos dispuestos a ceder, no nos hace falta tener sillones ni concejalías, estamos dispuestos a negociar, pero tiene que haber una postura que ahora mismo no la vemos. Llevamos muchos meses advirtiendo que se echan encima los asuntos importante, y a día de hoy seguimos sin ver esa colaboración. Ellos sólo miran por lo suyo, miran las siglas, temen que les comamos terreno. Nosotros tenemos la ventaja de que no nos debemos a unas siglas, y ellos tendrían que hacer ese sacrificio.

- ¿Se presentará Levantemos a las próximas elecciones municipales?

-No lo hemos discutido aún. La plataforma sí continuará, pero la gente tiene que saber que la parte más sana de ser una agrupación de electores es que esta desaparece cuando acabo el mandato. Parte de un impulso ciudadano y se hace exclusivamente para unas elecciones. Nuestro interés está en estos cuatro años, si cuando llegue el momento se decide así, tendremos que volver a recoger firmas que nos avalen para poder presentarnos. No sabemos si Podemos se presentará a las municipales y nosotros podríamos apoyarlos, no lo hemos valorado todavía.

-¿Es cierto que el equipo de gobierno le ha tirado los tejos en alguna ocasión para que se aliara con ellos? Si lograran el apoyo de Ciudadanos y Carlos Coronado sólo necesitarían un voto más para aprobar asuntos importantes...

-A mí nunca me han tirado los tejos directamente. Yo no contemplo a Ciudadanos y Coronado en un mismo gobierno con IU y PSOE, a Coronado lo veo más 'pepero' que los del PP. Cuando se rompió el pacto, es verdad que a mí no me gustaron los modos de nadie. Nunca me han tirado los trastos, pero porque creo que se entiende que siempre he tenido las puertas abiertas, no tengo problemas personales, pero creo que eso no sirve para nada. Si yo entro, entro con los míos. Aunque haya habido rifi-rafes, siempre he intentado tender puentes. Saben que no me voy a separar de mi grupo.

-Usted ha sido sin duda uno de los concejales más polémicos de este mandato. El episodio más sonado fue el de la famosa boda disfrazado de cura. ¿Qué ha aprendido de esa experiencia?

-La verdad es que me lo pasé muy bien. Esas fotos las subí yo mismo a Facebook, y lo volvería a hacer. Yo me presenté a unas elecciones con un perfil, en mi caso la gente sí me ha votado a mí, nosotros hicimos candidaturas abiertas y a mí me votaron. Yo recogí muchísimas firmas, tengo un perfil y no tengo por qué fingir otro. Yo cerré la Feria en 2014, la cerré en 2015, en 2016, en 2017 y la volveré a cerrar en 2018. El que quiera criticar eso que lo critique. Yo tengo mucha familia, pero no tengo negocios, ni nada raro. Mi única preocupación con lo de la boda fue que afectó a mi amigo, el que se casaba. Lo único que pasa es que a veces estos temas desvirtúan el trabajo real. Me conocen por eso, y no como el único concejal de Hacienda que ha aprobado un presupuesto en tiempo y forma en toda la historia del Ayuntamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios