El Puerto

Las gestiones para comenzar las obras en Castro Merello se retoman en marzo

  • La parlamentaria Teresa Rodríguez advierte que las viviendas muestran "estado de peligro" tras su visita ayer a la barriada Podemos preguntará a la Junta por la situación del expediente

El estado de las viviendas de la barriada Castro Merello, es de "peligro en cuanto a seguridad de los techos y estructuras", según observó ayer la parlamentaria andaluza Teresa Rodríguez, tras una visita realizada a dicho grupo de viviendas construido a espaldas de la casa cuartel de la Guardia Civil hace 45 años. A pesar de reconocer que no es "especialista" en materia de seguridad, la impresión que sacó la parlamentaria de Podemos tras conocer los desperfectos que presentan las casas, es que "a estas alturas se puede hablar de una situación de infravivienda". En este sentido, enumeró los problemas: "Los techos están en un estado lamentable. Se nota la humedad, se ven goteras y se ve también que esta situación está afectando a la salud de los vecinos. Se están produciendo enfermedades derivadas de la humedad, el calor, el agua y el frío", subrayó. Así lo confirmaron también los afectados, algunos de los cuales están recibiendo medicación y que observan cómo en algunas viviendas comienzan a quedar al aire las vigas oxidada debido a los derrumbes que están produciendo por la falta de intervención para reparar las casas. Todo esto pudo comprobar ayer la parlamentaria de Podemos, que pudo conocer 'in situ' los problemas de las barriada, que vienen siendo denunciados desde hace años por los propios afectados y por el Foro Social Portuense. "Se han caído techos que pueden venirse encima de cualquier persona. Los vecinos no quieren que llueva, porque están asustados cuando llueve", dijo de forma gráfica la parlamentaria en declaraciones a Diario de Cádiz.

El problema de la barriada Castro Merello proviene de la falta de ejecución del Plan de Rehabilitación Autonómica 2008-2012 de la Junta de Andalucía. El arreglo de la barriada estaba presupuestado en 285.000 euros, de los cuales la administración autonómica aportaría el 75% y los vecinos el 25% restante. El objetivo era reparar las cubiertas superiores, reforma de fachadas y cambiar los forjados de las 38 viviendas, cuyos propietarios son en su mayor parte pensionistas y personas mayores, de los que han fallecido nueve desde que la Junta adquirió el compromiso de reparar las viviendas.

Una vez abonados los 15.000 euros de la licencia de obras, los vecinos confiaban en que comenzarían las reparaciones, que cuentan con un proyecto redactado por la Junta y que costó 19.000 euros. Sin embargo, en 2010, tras sucesivos retrasos, los vecinos recibieron la confirmación de la Junta de Andalucía de que por falta de créditos no era posible tramitar la solicitud de la ayuda concedida. Desde entonces, los vecinos han protagonizado protestas de forma continua, llevando el asunto a Pleno y reuniéndose con diferentes representantes políticos, entre ellos con la delegada provincial de Fomento y Vivienda, Gemma Araujo, que en noviembre les animó a solicitar la ayuda de 2016 del Plan Andaluz de Vivienda para rehabilitación, que no obstante cubre tan sólo el 35% del coste de las obras. La parlamentaria Teresa Rodríguez conoció ayer la documentación sobre el proceso y denunció que "desde 2010 a 2016 no ha habido una voluntad de contacto directo con los vecinos y de ir buscando soluciones". Y ello pese a que este asunto "es prioritario; si se nos está vendiendo una recuperación económica desde 2010, debe notarse en la recuperación de los proyectos que se hicieron y en la recuperación de los servicios públicos, como Fomento y Vivienda", dijo.

Según informaron durante la visita, los vecinos han conseguido un compromiso para que en el mes de marzo se inicien las gestiones para que comiencen de una vez las obras. En este sentido, la parlamentaria de Podemos adelantó que en este proceso "nosotros los vamos a acompañar", de manera que preguntarán a la delegación provincial de Vivienda sobre los trámites que se están realizando y presentará una pregunta en el Parlamento Andaluz para pedir información. Teresa Rodríguez subrayó que "nos toca hacer presión dentro del Pleno del Parlamento; eso es lo que vamos hacer", concluyó.

El próximo día 17 de febrero habrá una manifestación a las 18:30 horas en la barriada Castro Merello, a la que Podemos ha anunciado su asistencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios