El Puerto

Tan sólo una familia de Pescadería está de acuerdo con el traslado a Menesteo

  • Los vecinos rechazan el sistema de sorteo para adjudicar los pisos exteriores y piden que la permuta no les suponga ningún coste · Critican que el Ayuntamiento no les consultara para decidir dónde reubicarlos

Tan sólo una de las familias de las que viven en los Bloques 1 y 6 del Grupo de Pescadería está de acuerdo con trasladarse a los nuevos pisos de la avenida de Menesteo en las condiciones que ha puesto sobre la mesa la empresa municipal Suvipuerto y la Concejalía de Vivienda. Se trata de una familia que vive en una tercera planta y por problemas de movilidad de uno de sus miembros aceptaría el traslado, debido a que los pisos de Menesteo cuentan con ascensor, a diferencia del Grupo de Pescadería construido hace 50 años. El desalojo de los bloques es prioritario para el equipo de Gobierno, ya que es necesario para la construcción del futuro puente sobre el río Guadalete.

Pese a que los pisos de Menesteo son de nueva construcción, las 15 familias de la Pescadería no están conformes con los términos en que se ha planteado el traslado. Se da la circunstancia en primer lugar de que todos los pisos de Pescadería que el Ayuntamiento quiere desalojar tienen vistas al exterior, al río Guadalete y las salinas, e incluso en días claros los vecinos pueden contemplar la Sierra de Grazalema. A esto hay que unirle el hecho de que la zona es mucho más céntrica que la avenida de Menesteo y ofrece servicios que no existen en la Rotonda de la Puntilla, lo cual es importante para vecinos de avanzada edad, que son la mayoría, que encuentran en su entorno inmediato todos los productos básicos que necesitan. Además, los pisos están acondicionados a las necesidades de sus inquilinos y muchos tienen un notable valor añadido producto de las obras que han realizado en ellos sus moradores, dueños de los pisos que ocupan y también copropietarios de los jardines interiores que existen junto a la derruida Cofradía, por el que según afirman no obtendrán compensación.

Este periódico pudo hablar ayer con los presidentes de los bloques 6 y 1 del Grupo de Pescadería, Aparicio Ruiz Fernández y Josefa Hormigo Jiménez, de los edificios de las calles Maestro Domingo Veneroni y Compositor Javier Caballero.

Ambos confirmaron que todos los vecinos desean un piso con vistas al exterior, lo que constituye el gran escollo para llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento, ya que tan sólo 7 de los pisos de Menesteo son exteriores y 8 interiores, por lo que sería necesario hacer un sorteo para asignarlos, entrando también un ático. Los vecinos se oponen al sorteo propuesto por Suvipuerto y debido a las condiciones en que van a realizar la permuta reclaman "pisos con vistas a la calle para todos, y todos nuestros derechos, con el alta de luz, el agua, las escrituras y el pago de la mudanza". Los pisos interiores dan a un patio central y Suvipuerto ofrece a quienes obtengan estas viviendas en el sorteo, una compensación de 1.500 euros para la mudanza y adaptación de la cocina. "No nos negamos a irnos, pero sorteo no queremos", advierten los vecinos, que consideran que tampoco tienen por qué pagar el alta de luz y agua, las escrituras o la mudanza, ya que el traslado se produce por causas ajenas a su voluntad.

Critican también que el Ayuntamiento no les ha tenido en cuenta a la hora de decidir dónde reubicarlos, y "las formas" en que les comunicaron la propuesta para su traslado a los pisos de Menesteo. "Al principio nos pidieron 12.000 euros a cada familia para las escrituras y nos advirtieron que podían enviarnos a La Florida si no estábamos de acuerdo con la permuta". Posteriormente, el Ayuntamiento rectificó y no cobrará nada por el papeleo a ninguna familia, pero el acuerdo no termina de llegar. "En octubre pedimos cita con el alcalde Enrique Moresco, pero todavía no nos ha contestado y con Suvipuerto la última reunión la tuvimos en junio", concluyen los vecinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios