El Puerto

La expropiación forzosa del solar de Pescadería costaría unos 15.000 euros

  • El Ayuntamiento trata de llegar a un acuerdo con los vecinos, pero varios de ellos se oponen al procedimiento negociado El proceso para hacer el suelo municipal podría durar seis meses

La Concejalía de Urbanismo, que dirige el edil Antonio Fernández, sigue pendiente de la negociación con los vecinos de los bloques de la Pescadería, con el objetivo de que el Ayuntamiento pueda por fin obtener la titularidad del suelo del solar quedó tras el derribo de los primeros bloques y de la Cofradía de Pescadores, en el año 2010.

Las negociaciones con estos vecinos se remontan a más de cinco años atrás, pero aún hay varios de ellos que se oponen a traspasar al Ayuntamiento la titularidad del terreno, donde está prevista la construcción de una plaza pública.

Como explica Antonio Fernández "lo primero que tenemos que hacer es obtener la titularidad del suelo y para ello estamos pendientes de una nueva reunión con la intercomunidad, que se celebrará seguramente en los próximos días". Si se produjera el acuerdo, al que se oponen aún algunos vecinos, el Ayuntamiento podría obtener el acta de ocupación de los terrenos y construir allí la plaza pública prevista en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

Una de las dificultades con las que se ha encontrado el Ayuntamiento para ejecutar este proyecto es que para la cesión de la titularidad, y antes de la expropiación, debe haber un acuerdo del 100% de los vecinos, cosa que hasta hoy no ha sido posible.

Las negociaciones con los propietarios de las viviendas comenzaron en 2010, aunque nunca han sido fluidas e incluso la comunidad planteó una demanda contra el Ayuntamiento en el año 2011, al no haber tenido acceso al proyecto que se pretendía ejecutar.

En caso de que persistieran las diferencias entre vecinos, el Ayuntamiento optaría por ejecutar un expediente de expropiación forzosa, en aras del interés general al tratarse de una zona muy visible en pleno centro de la ciudad, y que desde el derribo de los bloques presenta un aspecto lamentable.

Urbanismo ya ha hecho cuentas y el expediente de expropiación forzosa, que podría estar terminado en un plazo de cinco o seis meses, tendría un coste aproximado de 15.000 euros.

Hay que aclarar que esta expropiación prevista afectaría únicamente al solar, y no a las viviendas del complejo. Aunque en un futuro está prevista la expropiación y derribo de todas estas viviendas, entre otras cosas para dejar libre la vista de la ciudad más monumental desde el río, en estos momentos el Ayuntamiento no tiene capacidad económica para llevar a cabo este proyecto.

La nueva plaza prevista, que durante el anterior gobierno de PP y PA llegó a contar con una partida en los presupuestos municipales para su ejecución (aunque el Ayuntamiento no tenía entonces, ni tiene aún, la titularidad del suelo) servirá para adecentar la zona en la que desembocará el puente previsto en el PGOU y en el Plan de Puertos, que unirá la margen derecha del río con la opuesta, a la altura de la rotonda ubicada frente al centro comercial Bahía Mar.

En estos días el Ayuntamiento está negociando varios asuntos con la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz (APBC), entre ellos la construcción de este puente y una nueva pasarela peatonal sobre el río. No obstante, según aclaró Antonio Fernández, la nueva plaza pública se puede construir independientemente del proyecto pendiente con las viviendas que quedan en pie, ya que el arranque del nueve puente se situaría en el actual espacio destinado a aparcamientos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios