Patrimonio Histórico

El deterioro del antiguo hospital portuense de San Juan de Dios afecta al exterior de la iglesia

  • Las grietas en el pretil de la capilla son ahora más visibles y la Policía Local ha acordonado la fachada 

  • Técnicos municipales han confirmado que los cultos en el interior del templo se pueden seguir desarrollando  

La zona precintada de manera preventiva por la Policía Local, en la esquina de la calle Guadalete con la avenida Micaela Aramburu. La zona precintada de manera preventiva por la Policía Local, en la esquina de la calle Guadalete con la avenida Micaela Aramburu.

La zona precintada de manera preventiva por la Policía Local, en la esquina de la calle Guadalete con la avenida Micaela Aramburu. / Andrés Mora Perles

La preocupación crece entre numerosos portuenses interesados por el patrimonio de su ciudad a medida que pasan las semanas y se observa cómo no se lleva a cabo ninguna intervención de urgencia para evitar que el deterioro de la zona del antiguo Hospital de San Juan de Dios colindante con la calle Guadalete y el paseo de la Bajamar vaya cada vez a más, como todo indica que está ocurriendo

Este miércoles pasado, los bomberos tuvieron que actuar en la zona del antiguo hospital de San Juan de Dios de la avenida de la Bajamar, ante el posible riesgo de desprendimientos en la fachada posterior, donde hace unos años se vinieron abajo los techos y la cubierta, y cuyo interior ha quedado a cielo abierto, en una situación precaria que podría llevar a un derrumbe mayor si no se toman medidas.

La inquietud que muestran los ciudadanos más concienciados con el valor histórico y artístico de este edificio, cuya titularidad corresponde al Ayuntamiento, encuentra su cara más visible en la asociación Betilo de Defensa del Patrimonio Histórico de El Puerto, que acometió entre octubre y noviembre del pasado año una campaña para pedir la consolidación del edificio ante la situación de deterioro que viene sufriendo, que se está agravando debido a las intensas lluvias de este invierno.

Aspecto de las grietas en el pretil de la iglesia del edificio. Aspecto de las grietas en el pretil de la iglesia del edificio.

Aspecto de las grietas en el pretil de la iglesia del edificio. / Andrés Mora Perles

Como consecuencia de la intervención que realizaron los bomberos el miércoles y de forma preventiva, quedó acordonada por vallas y precintos la parte afectada por el desprendimiento, es decir la fachada del Paseo de la Bajamar, así como una parte de la fachada de la iglesia del antiguo Hospital, en la calle Micaela Aramburu, un templo en el que tiene su sede la hermandad de Los Afligidos. En esta parte del edificio, en la cornisa superior, en la calle Guadalete, se hacen ahora más visibles unas grietas que han llevado a la Policía Local a acordonar toda la esquina.

No obstante, según ha manifestado la hermandad en un comunicado publicado en sus redes sociales "tras haber sido revisada nuestra capilla de Jesús de Los Afligidos por técnicos municipales, podemos seguir desarrollando con total normalidad nuestros cultos y actividades diarias", que se mantienen con las restricciones propias de la pandemia.

Respecto a estos desperfectos, la asociación Betilo ha vuelto a solicitar que, con carácter urgente, se acometan las obras de reparación y consolidación en el edificio, en la esquina del Paseo de la Bajamar con la calle Guadalete, ante los últimos desprendimientos que se han producido. La asociación considera también que las grietas del exterior de la iglesia "amenazan con el desplome de una parte del edificio que afecta a la capilla". La iglesia del antiguo hospital municipal, del siglo XVIII, atesora un rico patrimonio en su interior, tanto religioso como histórico, ya que su contrucción fue sufragada por numerosos bienhechores, entre ellos algunos de los Cargadores a Indias más prominentes de El Puerto de Santa María, algunos de los cuales tienen su enterramiento entre sus muros a los pies del altar.   

La zona lateral del edificio en la calle Guadalete, donde se derrumbó la azotea y parte de los forjados. La zona lateral del edificio en la calle Guadalete, donde se derrumbó la azotea y parte de los forjados.

La zona lateral del edificio en la calle Guadalete, donde se derrumbó la azotea y parte de los forjados. / Andrés Mora Perles

Ya el pasado lunes, día 25, Betilo presentó un escrito a través del Registro Municipal donde se solicitaba información sobre el expediente de contratación de las obras de reparación y consolidación de la ruina parcial que padece el Hospital de San Juan de Dios en la esquina del paseo de la Bajamar con la calle Guadalete y que, según manifiestan, "se puede extender a zonas colindantes".

Este periódico se puso el pasado jueves en contacto con el gabinete de prensa del Ayuntamiento de El Puerto para saber cuándo está previsto por el Consistorio realizar una intervención en la parte dañada del edificio, sin que hasta la fecha se haya recibido respuesta a esta consulta.     

   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios