El Puerto

"La ciudad necesita mil VPO al año y en los últimos cuatro se han hecho sólo 54"

  • El Ayuntamiento prepara un ambicioso plan para la creación de viviendas protegidas con el objetivo de construir unas 2.500 a medio plazo y se plantea también una actuación para rehabilitar el Barrio Alto

Único concejal del Partido Andalucista tras las últimas municipales, Antonio Jesús Ruiz se convirtió en teniente de alcalde de Fomento y Vivienda gracias al pacto de gobierno con el Partido Popular.

- ¿Cómo es la situación general de la vivienda en la ciudad ?

-Cuando llegamos al gobierno nos encontramos con que no se conocían las necesidades de vivienda en El Puerto. Queremos aprovechar la promoción de Caja de Aguas para hacer une estudio serio sobre las necesidades de vivienda en alquiler, para jóvenes, para mayores... Antes de ejecutar un proyecto hay que conocer las necesidades reales de la ciudad y eso ya tenía que estar hecho. En los últimos cuatro años Suvipuerto solo ha construido 54 viviendas de VPO para su venta y la Junta no ha hecho ninguna en once años. La adjudicataria del PGOU, Territorio y Ciudad, considera que El Puerto, por su situación y características, debería tener mil viviendas de VPO al año.

-La última promoción municipal es la de Menesteo. ¿Cuándo se entregará?

-En septiembre, estamos ultimando los trámites ante la Junta, pero va a ser una promoción deficitaria. La construcción de vivienda pública suele salir a coste cero pero este caso ha habido que dotar a la zona de unos espacios públicos que no tenía, lo que ha supuesto un gasto añadido de 450.000 euros. No ha sido rentable por falta de previsión y esto también ha ocurrido en Caja de Aguas con el proyecto de urbanización, faltaban equipamientos y ha habido que contemplarlos.

-¿Qué pasará con los vecinos de Pescadería? ¿Han aceptado una permuta de sus viviendas ?

-Menesteo tiene 88 viviendas, 17 de ellas reservadas para los vecinos de Pescadería, bloques cuya demolición está prevista en el PGOU. Estamos negociando con ellos pero hay problemas con algunos vecinos que tienen demasiadas exigencias, lo que puede poner en peligro la operación. Esos pisos no pueden estar reservados mucho tiempo.

- La Intervención municipal detectó graves deficiencias en los procesos de adjudicación de Suvipuerto. ¿Se hacen las cosas ya de otra manera?

-Lo primero que hicimos fue aprobar unos pliegos para todos los procesos administrativos de la empresa y otras empresas municipales ya han tomado como referencias estos pliegos. Ahora habrá que adaptarlos a la nueva ley de contratos. Queríamos que hubiera claridad en todos los procesos.

-La primera promoción del nuevo gobierno ha sido Caja de Aguas. ¿En qué punto se encuentra?

-Ya se está urbanizando y ahora queda pendiente adjudicar la redacción del proyecto y la construcción. Son 118 viviendas. La adjudicación de Menesteo fue un sorteo ante notario pero en una habitación cerrada, nosotros haremos desde ahora los sorteos públicos y abiertos, con un bombo, para que todo el mundo sepa a quién le ha tocado una vivienda.

-¿Está satisfecho con la nueva ordenanza de Vivienda?

-Hemos visto que se habían adjudicado muchas viviendas a dedo. Ahora hay unos baremos claros para saber qué puntúa y cómo puntúa, todo está claro y no hay cabida para el amiguismo. Se creó además una coordinadora de inquilinos de viviendas de Suvipuerto porque necesitamos tener interlocutores entre los vecinos. Suvipuerto es ahora una empresa más social. La lista de espera de personas que necesitan urgentemente una vivienda en la ciudad es de unas 150 aproximadamente.

-El presidente de Palmar de la Victoria denuncia las graves deficiencias que hay en La Inmaculada, ¿qué tiene que decir?

-Yo no le quito razón a Ramón Ruiz, pero me sorprende que estuvimos sentados con el alcalde hace unas semanas para hablar de este problema y se planteó una hoja de ruta y un trabajo conjunto entre Ayuntamiento, Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA) y asociación de vecinos. Eso está en marcha, lo mismo que en el caso de las viviendas de Valdés y la asociación Puerto Nuevo.

-Una de las cosas que criticaba Ramón Ruiz era la política de realojos con familias conflictivas. ¿Qué se puede hacer?

-Los problemas que hay con determinadas familias son una realidad. Se le ha enviado un escrito a EPSA para que tome medidas drásticas. Las viviendas son de la Junta de Andalucía y ellos se encargan de los realojos. Desde el Ayuntamiento vamos a ser muy drásticos con las personas insolidarias, que no respetan la convivencia con sus vecinos y su entorno. No nos va a temblar el pulso a la hora de firmar desahucios. Podemos proponer a la Junta que actúe en determinados casos.

-La solución a los problemas de la barriada de José Antonio parece que llegará de la mano de la reordenación urbanística de la zona. ¿Por qué se está retrasando tanto este asunto?

-Ahora que estoy en el gobierno, veo que los proyectos se anunciaban a bombo y platillo pero no se emprendía la tramitación administrativa de los mismos. Hay actuaciones previstas en José Antonio desde el año 99 y lo mismo ocurre en La Florida, de la que se lleva hablando desde hace años pero cuyo Plan Parcial se presentó hace tan solo unos meses. En el caso de José Antonio, la tramitación está siendo larga porque además ha habido problemas como la aparición de una cañada real, la interposición de recursos... Hay una reunión casi mensual entre Ayuntamiento, EPSA y vecinos y estamos trabajando en el día a día. Los derribos de las fincas expropiadas, que ahora los vecinos piden que se ejecuten cuanto antes, se están tramitando y estarán ejecutados en un par de meses. Allí Suvipuerto tiene 65 viviendas previstas y EPSA 140.

- Ustedes han impulsado, a través de la Concejalía, la Inspección Técnica de Edificios (ITE). ¿Con qué situación se están encontrando?

-Ahora mismo se está trabajando en el Barrio Alto. Vemos que hay muchos edificios que tienen situaciones de dejadez, hay muchas personas que están especulando con sus inmuebles, están esperando a una situación mejor para pegar un pelotazo con sus fincas y por ahí no vamos a pasar. Estamos actuando y exigiendo a los propietarios que presenten las resoluciones de ITE firmadas por arquitectos, los propietarios tienen la obligación de responder.

-La infravivienda es uno de los grandes problemas que tiene la ciudad. Además del Barrio Alto, ¿cómo es la situación en las barriadas construidas en los años 50 ó 60?

-Nos preocupa mucho también la barriada de Los Milagros. Cuando hicimos el proyecto Iniciativa Urbana se integraba este proyecto. Hemos tenido una reciente reunión con el delegado provincial de Vivienda de la Junta de Andalucía y queremos presentar un proyecto de rehabilitación para emprender un plan de rehabilitación del Barrio Alto. Vamos a sentarnos Suvipuerto y Urbanismo para presentar un buen proyecto. Ya no existen las Oficinas de Rehabilitación, pero hay otras figuras y estamos viendo a cuál podríamos acogernos. Hablamos de rehabilitar viviendas de propiedad municipal y para ello haríamos como en Cádiz, comprar o expropiar viviendas, o llegar a acuerdos concretos con propietarios.

-El gobierno local ha anunciado en varias ocasiones una ambiciosa operación para la creación de viviendas públicas. ¿Puede adelantar algo?

-Hacen falta 4.000 VPO en El Puerto ya, según un estudio que ha hecho la Junta de Andalucía. Hay dos proyectos grandes, uno es el de La Florida, 3.000 viviendas de las que el 10% serán de Suvipuerto, un plan que ya está rodando. Y luego, aprovechando el decreto de VPO de la Junta, queremos promover 2.500 viviendas a corto plazo. Habrá terrenos municipales y otros de promotoras. Este decreto agiliza todos los procedimientos de clasificación de suelo para VPO, con unos parámetros de obligado cumplimiento y ahora tenemos que buscar el suelo para presentarlo a la Junta de Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios