El Puerto

Una auténtica desconocida

  • Ecologistas en Acción pone en marcha un taller para dar a conocer la Salina de San José, en desuso

En la tarde del lunes un nutrido grupo de políticos locales, entre ellos el alcalde, David de la Encina, junto a técnicos municipales y ciudadanos a título particular participaron en una visita organizada por Ecologistas en Acción a la Salina de San José, un enclave muy desconocido para los portuenses en general, a pesar de estar a un paso del casco urbano.

En estos momentos a la salina se accede desde el polígono industrial pero uno de los objetivos de la visita era dar a conocer sobre el terreno la propuesta de los ecologistas de unir este espacio con el edificio del antiguo Matadero Viejo, junto al restaurante Aponiente, a través de la instalación de un tramo del antiguo puente de hierro de San Alejandro, una infraestructura metálica de 150 metros de longitud y que es el puente de ferrocarriles más antiguo que se conserva en Andalucía. En su día, cuando se desmontó para la renovación de la línea férrea, se barajó su instalación en el parque de Los Toruños pero finalmente no fue posible, por lo que ahora es una infraestructura que duerme el sueño de los justos, a pesar de su indudable atractivo.

La mayoría de los políticos que participaron en la visita del lunes no conocían la Salina de San José, a pesar de que la Junta de Andalucía ha invertido recientemente en su recuperación la cantidad de 340.000 euros procedentes de fondos europeos.

Preocupados por la falta de actividad en la salina, a pesar esta reciente inversión, los ecologistas solicitaron a la Junta una autorización para desarrollar allí talleres, una actividad que comenzó a desarrollarse ayer mismo y con la que se pretende dar a conocer este patrimonio natural a los ciudadanos.

El alcalde, tras la visita, se comprometió a hablar con la Consejería de Medio Ambiente para tratar de poner en marcha un proyecto que logre dar a conocer al público en general este entorno, realizándose ayer mismo las primeras gestiones al respecto con responsables de Medio Ambiente.

Y es que a la espera de la convocatoria de un concurso público que permita el funcionamiento de la salina como recurso didáctico y de interés turístico, los ecologistas plantean que acogiéndose a la convocatoria actual disponible de fondos europeos para mejoras ambientales, se solicite la propuesta de ubicación del antiguo puente de hierro en la zona, una medida que serviría para acercar este recurso a la población, además del indudable atractivo que supondría recuperar la presencia de esta enorme estructura metálica, que en su día estuvo tan cerca de dicho emplazamiento.

La recuperación de la salina cuenta además con el atractivo añadido de dar uso al anexo parque del Guadalete, una antigua escombrera recuperada que por falta de medios no se ha puesto todavía en marcha para el disfrute de la ciudadanía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios