El Puerto

Vecinos de la calle Santa María temen por el estado de otra finca

  • El Ayuntamiento no ha podido notificar a sus ocupantes la necesidad de rehabilitar la casa

Los vecinos del número 4 de la calle Santa María, que sufrieron el pasado viernes el desplome de dos pisos de la finca en la que viven, siguen aún muy preocupados por el estado que presenta no sólo su edificio, sino también una casa situada justo enfrente que se encuentra en muy mal estado y que amenaza ruina. Algunos de los vecinos no están durmiendo en el edificio, aunque sí permanecen en él durante el día, ya que no se fían de la inspección realizada por los servicios municipales y han encargado un peritaje privado que les alerta del mal estado en que se encuentran todas las cubiertas del inmueble. A esta preocupación se añade ahora el estado de la finca situada justo enfrente, una casa prácticamente en ruinas en la que vive una familia con niños. El Ayuntamiento es consciente desde hace mucho tiempo del mal estado que presenta esta casa y desde el servicio de Disciplina Urbanística han tratado de comunicar a los inquilinos de la casa la necesidad de acometer de inmediato obras de mejora. No obstante, esta notificación no ha sido posible hasta ahora, a pesar de que la familia vive en la casa, por lo que el inmueble sigue igual para disgusto de los vecinos cercanos, que temen que pueda ocurrir otro derrumbe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios