El Puerto

Recurren la ampliación del plazo de las obras del nuevo hotel de Puerto Sherry

  • Uno de los propietarios de la finca La China exige que se anule el acuerdo que permite acabar la nueva instalación hotelera en un plazo de 30 meses · El Pleno Municipal rechazará mañana el recurso

Mañana, el Pleno Municipal rechazará un recurso presentado por el arquitecto Miguel Oliver (uno de los propietarios de la finca La China) quien ha solicitado que se deje sin validez la autorización dada a los gestores de Puerto Sherry, la sociedad Marina del Puerto Santa María SA, para ampliar el plazo de ejecución de las obras del nuevo establecimiento hotelero del complejo. Un informe técnico rechaza los argumentos esgrimidos por Oliver y mantiene la dispensa dada a la concesionaria (15 meses para acabar la obra con la posibilidad de solicitar una prórroga de hasta 15 meses).

El expediente se remonta a julio del año pasado. En esa fecha, el Pleno Municipal aprobó, con los únicos votos favorables del Gobierno local, revisar una cláusula del convenio firmado en 2005 para incrementar la edificabilidad en La China (terrenos que por entonces tenían en propiedad los actuales gestores de Puerto Sherry). En ella se fijaba el plazo de ejecución de las obras del segundo hotel en 15 meses. Sin embargo, en mayo del año pasado, la concesionaria presentó una solicitud reclamando que se le concedieran 24 meses alegando la imposibilidad de incumplir el plazo prefijado debido a la situación actual del edificio. La estructura y parte de la fachada del inmueble están construidas desde hace años pero su actual estado de conservación aconseja que se realicen unos trabajos de consolidación previos que inicialmente no estaban contemplados, lo que hace que, a juicio de la sociedad gestora, sea inviable el cumplimiento de los plazos. Ante esto, se decidió mantener el plazo de ejecución pero se le permitió la posibilidad de acogerse a una prórroga por el mismo plazo, tal y como permite la normativa urbanística andaluza.

El Pleno Municipal lo aprobó pero, meses después, Miguel Oliver presentó un recurso en contra de esta decisión. Según el informe al que ha tenido acceso este periódico, el recurrente considera que el acuerdo de la Corporación es "arbitrario y "atenta contra el principio de mantenimiento de los actos administrativos".

En cambio, este razonamiento ha sido rechazado por un estudio de la asesoría jurídica del Área de Urbanismo que apunta que "en ningún caso se ha exonerado a la entidad afectada [Marina del Puerto Santa María SA] de la obligación de terminar las obras para lo cual se la ha exigido, desde el inicio, la presentación de un aval que garantice la ejecución de las obras". Por lo tanto, el Pleno aprobará mañana rechazar el recurso aunque cabrá la posibilidad de presentar un nuevo recurso ante la Sala de lo Contencioso del TSJA (Tribunal Superior de Justicia de Andalucía).

Miguel Oliver fue el arquitecto que diseñó Puerto Sherry y durante sus primeros años formó parte de su órgano de gobierno (fue consejero de la sociedad Marina del Puerto Santa María SA hasta 1992). No obstante, aún conserva parte de la propiedad de la finca La China (situada junto al complejo náutico), concretamente un 33% del proindiviso. El resto está en manos de la promotora cordobesa Noriega, que lo adquirió a mediados de la pasada década a una de las sociedades participadas por los gestores de la dársena portuense.

Mientras tanto, la pasada semana la sociedad concesionaria de Puerto Sherry anunció que ha adjudicado la construcción del nuevo establecimiento a la empresa Detea, aunque el proyecto se ha modificado con respecto a lo inicialmente previsto. En un principio se planteaba la ejecución de un segundo hotel (el llamado Racquet Club) pero, posteriormente, se apostó por hacer un apartahotel cuya denominación comercial será 'Las suites de Puerto Sherry'.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios