El Puerto

Luz verde al presupuesto más esperado

  • El equipo de Gobierno aprueba las cuentas municipales de 2018 con el apoyo del PP

  • El grupo Levantemos vota en contra del documento, mientras Ciudadanos opta por la "abstención positiva"

Veinte meses han pasado desde que se aprobaron las cuentas municipales en 2016. Ahora, la ciudad podrá volver a contar con un documento que contribuirá a dar mayor estabilidad a la gestión del Ayuntamiento durante los próximos meses y que además, como destacó el alcalde David de la Encina, "no dejan nada fuera, cuidan todos los aspectos fundamentales de una ciudad como El Puerto". Los nuevos Presupuestos Municipales 2018 se aprobaron ayer en un pleno extraordinario, y su contenido y elaboración fueron presentados por el concejal de Economía y Hacienda, Antonio Fernández, que recibió felicitaciones de grupos municipales y entidades como la Flave. En el pleno no estuvieron los concejales Damián Bornes (PP), Javier Cuvillo (C's), Rocío Luque y Vanessa Gómez (Levantemos).

Como ya había anunciado, el grupo municipal del PP sumó 8 votos de sus concejales a los 9 del Gobierno local (PSOE e IU), que obtuvo también el apoyo del concejal no adscrito Carlos Coronado. Por su parte el grupo Ciudadanos mantuvo una "abstención positiva", al no ser su voto determinante, a pesar de que su portavoz, Silvia Gómez, reconoció que la mayoría de las propuestas planteadas por su grupo están recogidas en el documento. Silvia Gómez cargó contra el grupo Levantemos, reprochando al Gobierno Municipal que han sido "inocentes esperando una respuesta de dicho grupo", y acusándoles de "odio y rencor que intentan maquillar con un mensaje social".

Se pudo comprobar un cambio de tendencia en el PP, con un discurso más conciliador

Levantemos fue el único grupo que no apoyó el Presupuesto, al entender que no responde a su ideal político, y porque observan en el mismo "una línea continuista", ya que a su entender no contempla determinadas partidas, algo que negó de forma tajante el concejal de Economía. El concejal Javier Botella llegó a acusar a Antonio Fernández, de "mentir de forma demagógica durante su intervención". Y se centró en el requisito que reclamaba la agrupación: aumentar las ayudas de emergencia social en el documento para alcanzar un millón de euros para cubrir los suministros básicos recogidos en la ordenanza municipal que se aprobó cuando Levantemos formaba aún parte del Gobierno local. Antonio Fernández se indignó con Javier Botella por acusarle de haber mentido a las asociaciones y le replicó que las nuevas cuentas aprobadas refuerzan las políticas sociales, ya que, entre otras cosas, incorporan 700.000 euros para emergencia social y recogen partidas para la atención a las barriadas. En realidad, por afinidad política, Levantemos debía haber sido quien prestara su apoyo al gobierno bipartito, pero, según su versión, "el documento tendría que plasmar cuestiones irrenunciables, como atajar las supuestas irregularidades en varias contratas municipales". Por ello se opuso a su aprobación, y también por no dar el giro social que se había prometido para la ciudad.

Los representantes del Gobierno local por el contrario defendieron que "se trata de un documento consensuado con todos los grupos y entidades ciudadanas".

En esta línea, el portavoz del PP, Germán Beardo, muy conciliador en su intervención, subrayó que los portuenses "necesitaban de un gran pacto por la ciudad", y que en el momento actual "teníamos que dar un paso al frente, ya que los ciudadanos piden más acuerdos y menos enfrentamientos". El líder de la oposición insistió en que ayer "fue un buen día para la ciudad", dejando entrever que el PP abre una nueva etapa para llegar a acuerdos en los asuntos que sirvan para facilitar la buena marcha de El Puerto. Así lo entendió también el alcalde, que se congratuló del cambio de tendencia del PP. Beardo dio las gracias al concejal de Economía y al propio David de la Encina por el trabajo realizado para elaborar un documento que aunque no contenta al 100% a todos, recoge propuestas de todos los grupos y se ha consensuado con entidades y asociaciones ciudadanas, y también incluye las propuestas de los Presupuestos Participativos. El alcalde cerró el pleno manifestando que el nuevo Presupuesto Municipal "no es el mejor, pero sin ser el de nadie puede ser aceptado como el presupuesto de todos". Agradeció además al PP "el compromiso con la ciudad".

El nuevo Presupuesto General del Ayuntamiento es el más bajo desde que comenzó la crisis: 97.219.947 euros, 1,8 millones menos que el de 2016, y cuenta con el apoyo de asociaciones y entidades, algunos de cuyos representantes se encontraban en el pleno, como Milagros Muñoz, de la Flave.

Antes del debate tomó posesión de su acta el nuevo concejal del equipo de Gobierno, el socialista Modesto Serrano, que sustituye al dimitido Ángel Quintana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios