El Puerto

El IES Francisco Javier de Uriarte limpia la playa de Fuentebravía

  • Estudiantes del centro utilizaron una aplicación para localizar los desechos sobre la arena

Una imagen del grupo durante la limpieza de la playa de Fuentebravía. Una imagen del grupo durante la limpieza de la playa de Fuentebravía.

Una imagen del grupo durante la limpieza de la playa de Fuentebravía.

Esta semana los alumnos del instituto Francisco Javier de Uriarte, bajo la dirección de los departamentos de Inglés y Biología, han participado en el proyecto educativo que está desarrollando la empresa Litterati Spain en colaboración con Naciones Unidas.

El concepto de Litterati surge con la iniciativa del empresario Jeff Kirschner, cuyo sueño es nada más y nada menos que limpiar nuestro planeta. La propia palabra Litterati es el término anglosajón que se utiliza para la basura que se encuentra fuera de lugar, mientras que en España se acaba de acuñar el término de Basuraleza para referirse a ella.

La basuraleza genera múltiples problemas, tanto es así, que se le considera uno de los agentes principales del llamado cambio global, la transformación brutal que está sufriendo nuestro planeta por la actividad humana.

Luchar contra la basuraleza es uno de los retos más importantes a los que se enfrentarán las futuras generaciones, es por ello que Literrati ha creado un proyecto educativo para concienciar a los más jóvenes.

En primer lugar los alumnos asistieron una conferencia en el propio centro educativo, en la cual se les explicó todos los problemas que genera la basuraleza: El daño visual que afecta negativamente nuestro sentido de comunidad, el coste indirecto que supone al gasto público, la posibilidad de generar accidentes e inundaciones y en especial la amenaza que supone para la fauna, sobre todo para la fauna marina.

Tras situarnos en el problema, pasaron a presentar su proyecto: Una aplicación totalmente gratuita que convierte la limpieza y geolocalización de basuras en un juego. Se trata de una aplicación participativa que localiza y clasifica desechos de todo tipo. Al instalar la aplicación en nuestro teléfono y acceder a ella, directamente nos lleva a la cámara de fotos y es tan sencilla de usar como hacer una foto de la pieza de basura en cuestión y escoger las etiquetas correspondientes a las clasificaciones que aparecen. De forma colectiva se han recogido ya más de un millón de piezas de basura en todo el mundo, usando está aplicación, cuyo beneficio va más allá de la limpieza del desecho en sí, y reside en su etiquetado para la localización y clasificación a tiempo real, que nos permite realizar un estudio de las costumbres de cada lugar, determinando en las basuras una huella propia en cada ciudad, con diferentes necesidades de respuesta, así como establecer un común impacto global.

Finalmente se realizó una limpieza de la playa de Fuentebravía en la cual se recogieron y geolocalizaron más de 1.000 piezas de plástico. La limpieza fue todo un éxito, Litterati felicitó el comportamiento y la implicación de los alumnos y la experiencia nos permitió la toma de conciencia del problema real al que nos enfrentamos en nuestra ciudad.

Si bien es cierto que nuestra playa goza de muy buena reputación, y a simple vista puede parecernos limpia y libre de plásticos, si examinamos la zona de las rocas vemos como se acumulan cientos de plásticos y enseres de pesca que necesitan de una limpieza manual como la que realizaron los chicos, ya que los máquinas que limpian la arena no llegan ahí. Sin duda es un problema que hay que acatar entre todos por el bien de todos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios