El Puerto

Doña Blanca reitera que no se inunda por el Guadalete, tal y como afirma la Junta

  • Los vecinos advierten que el poblado se anega por el arroyo El Carrillo

Comentarios 1

La asociación de vecinos de Doña Blanca ha cuestionado la afirmación realizada por la delegada provincial de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Silvia López, de que el poblado se inunda por las crecidas del Guadalete. Rafael Ramos, en representación del colectivo vecinal, indicó en la tarde de ayer que los problemas de anegación que ha sufrido el asentamiento agrícola se deben a que el arroyo El Carrillo, que recoge las escorrentías de la zona sur de Jerez, no logra descargar todo su caudal en el río debido a que las compuertas no tienen la capacidad suficiente. Esta explicación es la misma que la que dio la pasada semana dio el Partido Andalucista, respaldada por la comunidad de regantes del poblado.

Los problemas de inundabilidad de Doña Blanca han florecido a raíz de la negativa de la Junta a permitir un desarrollo industrial en el entorno del poblado. Al respecto, Ramos comentó que llevan años advirtiéndole a la Junta de Andalucía que se amplíen la capacidad de las compuertas para que se puedan evacuar las aguas del arroyo en el río sin que se produzcan acumulaciones. El dirigente vecinal explicó que en los 50 años de existencia del diseminado se ha inundado "sólo tres veces", aunque nunca ha sido por la crecida del río. "Doña Blanca es más seguro que El Portal, Las Pachecas o La Ina", agregó.

Desde el poblado de Doña Blanca se ha insistido en que llevan años reclamando que se amplíe el número de compuertas que permiten al arroyo El Carrillo verter en el río puesto que el desarrollo urbanístico que ha tenido la zona sur de Jerez en los últimos años ha provocado que sea mayor la escorrentía, de ahí que haya una mayor acumulación de agua en las zonas de cultivo en épocas de lluvia.

La Junta de Andalucía ha obligado al Ayuntamiento portuenses a eliminar una reserva de suelo que tenía prevista en el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para promover un polígono industrial al advertir que es un suelo con riesgos de inundaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios