El Puerto

Doña Blanca, sin prisa pero sin pausa

  • El anuncio del reciente hallazgo de un puerto fenicio cerca del yacimiento reaviva el interés por el conjunto arqueológico

  • El alcalde de El Puerto apuesta por poner en valor el entorno

Una imagen del yacimiento de Doña Blanca, y al fondo los terrenos en los que ha aparecido el puerto de época púnica.

Una imagen del yacimiento de Doña Blanca, y al fondo los terrenos en los que ha aparecido el puerto de época púnica. / fito carreto

El anuncio de la aparición de un puerto fenicio de grandes dimensiones en la finca anexa al yacimiento de Doña Blanca, en concreto en la finca El Manchón, ha rescatado del olvido en que se encontraba este importante enclave arqueológico, situado en la carretera de El Portal, un cerro compacto que oculta varias ciudades superpuestas desde el siglo VIII a de C. hasta una fecha que podría coincidir con el cautiverio de Blanca de Borbón en el castillo de la enigmática colina. El hallazgo mediante métodos geofísicos por un equipo de profesores y doctorandos de la Universidad de Cádiz (UCA) de un complejo portuario situado en las faldas del propio yacimiento, que los investigadores identifican con la época fenicia, ha vuelto a poner sobre el tablero la existencia de este excepcional enclave, que no parece encontrarse en la agenda cultural de ninguna de las administraciones en estos últimos años, más aún desde la irrupción de la crisis económica que sufre actualmente el país.

Algunas iniciativas para obtener rendimiento turístico y económico de la explotación cultural del yacimiento y su entorno (no menos valioso que la propia ciudad fenicia), duermen el sueño de los justos. Es el caso del proyecto Phoenix Mediterránea, con el que, contando con iniciativa privada, se quiso poner en valor hace unos años las cuevas cantera de la Sierra de San Cristóbal, edificar un museo junto al yacimiento y excavar algunos de los enterramientos existentes en su antigua necrópolis. A estos aspectos se podría unir ahora la excavación e investigación del puerto comercial recién descubierto, que se considera el complejo portuaria de época púnica de mayor extensión y relevancia de la cuenca Mediterránea.

David de la Encina: "Se ha detectado que tenemos en el subsuelo una auténtica joya"

Por el momento, las iniciativas para volver a situar el yacimiento de Doña Blanca en el imaginario colectivo, del que ha caído en estos últimos años, son escasas. Si bien este verano se volvió a utilizar el yacimiento como escenario de teatro para la representación de alguna obra clásica, su existencia sigue siendo muy desconocida para el público en general, aunque no para la comunidad científica, de manera que su promoción turística sigue siendo bastante escasa.

No se tiene noticia tampoco de la puesta en marcha de nuevas campañas de excavaciones, y la promoción de las visitas al yacimiento y datos sobre el número de turistas y visitantes tampoco trascienden. Es cierto que el complejo arqueológico no ofrece ninguna estructura monumental que pueda ser valorada por un público no iniciado, a excepción de la propia torre de Sidueña y de una excavación bajo techo donde se pueden contemplar los muros de varias ciudades superpuestas. No obstante, con una buena promoción y las hermosas vistas que ofrece el yacimiento sobre las marismas y la Bahía de Cádiz, las visitas se podrían promocionar y resultarían muy interesantes.

Esta situación no obstante podría cambiar, aunque no a medio y corto plazo. Hace unos días, acudió a El Puerto el delegado de Gobierno de la Junta de Andalucía, Juan Luis Belizón, y durante su visita dio a conocer varios proyectos para la ciudad, además de su interés por promocionar el yacimiento de Doña Blanca y otras cuestiones relacionadas con la cultura, que puso sobre la mesa.

Si bien el alcalde David de la Encina reconoció que llevaría muchos años poner en valor el yacimiento, existe un compromiso por su parte para la promoción de Doña Blanca y su entorno, ya que, según reconoció, "se ha detectado que tenemos en el subsuelo una auténtica joya y uno de los mejores legados históricos". No obstante, el alcalde reconoció que habría que invertir una importante cantidad económica y realizar una planificación a largo plazo para empezar a trabajar.

De esta forma, el alcalde incluye el yacimiento como uno de los factores que pueden ayudar a mejorar la vida de los ciudadanos de El Puerto, debido a su enorme potencial, de manera que el Ayuntamiento sabe que es un recurso turístico por explotar, aunque todavía no ha lanzado acciones concretas para fomentar su valor histórico y cultural.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios