El Puerto Comienza a tramitarse el estudio técnico sobre la inundabilidad de Doña Blanca

  • Los presupuestos municipales contemplan una partida de 15.000 euros para estos trabajos

Una imagen de la reunión celebrada en el Poblado de Doña Blanca. Una imagen de la reunión celebrada en el Poblado de Doña Blanca.

Una imagen de la reunión celebrada en el Poblado de Doña Blanca.

El Gobierno municipal elaborará un estudio para concretar las diferentes medidas y actuaciones a llevar a cabo con el objetivo de reducir el riesgo de inundabilidad en el Poblado de Doña Blanca, y dar así respuesta a las demandas de regantes y vecinos de esta barriada rural. Se trata de un compromiso adquirido por los representantes municipales de PSOE e IU, con una partida prevista de 15.000 euros en los presupuestos municipales para esta asistencia técnica, a través de la Concejalía de Desarrollo Rural,

En la mañana de ayer, coordinada por las concejalías de Infraestructuras y Desarrollo Rural y dirigida por la concejala del Poblado de Doña Blanca, Carmen Ojeda, se celebró una reunión de carácter técnico-político con representantes de la Asociación de Vecinos El Castillo, con la asistencia de su presidente, Antonio Carrillo, y de la Comunidad de Regantes, que también estuvo representada por su presidente, José Madrid, además de personal técnico.

Además de concretar los próximos pasos a dar, el encuentro sirvió para dejar de manifiesto que tanto regantes como vecinos estarán implicados desde el inicio en este proceso.

Asimismo, se concretó la realización del estudio y los diferentes pasos a dar, ya que una vez que se conozcan las diferentes medidas a proponer, las conclusiones serán remitidas a las distintas Consejerías de la Junta de Andalucía para que las valoren y consideren su idoneidad. Y, en caso de ser aceptadas como suficientes, y dada la previsible envergadura de las obras que requeriría, el Ayuntamiento podría iniciar la redacción de un proyecto por fases para su ejecución a medio o largo plazo.

Carmen Ojeda ha manifestado su firme voluntad y la del alcalde, David de la Encina, de dar respuesta a esta situación cuya solución es especialmente compleja por las características de la zona y por la envergadura del proyecto a ejecutar.

Como señalan desde el Gobierno municipal "la situación actual de riesgo afecta directa y fundamentalmente a la seguridad y a la calidad de vida de una población de en torno a los 700 residentes, pero también al desarrollo en la ciudad de la actividad agrícola y la industria agroalimentaria, la cual se está erigiendo en Andalucía como una fórmula estratégica generadora de empleo y riqueza, que ayudaría a equilibrar un modelo productivo centrado en el sector servicios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios