El Puerto

Bellas Artes restaura en plena crisis la imagen del Cristo del Trabajo

  • Se trata del lienzo de un Crucificado existente en La Prioral, que va a ser recuperado bajo la dirección de José Ramón Villar Juan

Tras haber procedido a la restauración de una Santa Cena de grandes dimensiones, que ya luce en la capilla del Sagrario, la Academia de Bellas Artes Santa Cecilia va a emprender la recuperación de otra interesante pintura religiosa. En esta ocasión se trata de un Crucificado, el cuadro del Cristo del Trabajo, una imagen pictórica muy venerada por los portuenses, especialmente en épocas de crisis económica como la actual, ya que los devotos acuden a la imagen para pedirle que no les falte el empleo.

Este Cristo estaba situado en el trascoro de La Prioral, es del siglo XVII y su restauración va a ser acometida bajo la dirección de José Ramón Villar Juan, licenciado en Bellas Artes y Restauración, y que ha elaborado un completo informe previo, presentado en La Prioral, que ha obtenido el visto bueno del párroco Diego Valle. El cuadro, de dimensiones notables, refleja un crucificado a escala natural, ha sido trasladado desde La Prioral hasta la academia de Bellas Artes, donde ya se están efectuando las labores previas a la restauración del lienzo. En una de las aulas de la academia, José Ramón Villar, se ha puesto manos a la obra para iniciar un proceso complejo que le llevará al menos 10 o 12 meses de trabajo, y que hará de forma altruista, utilizando el proceso de restauración para enseñar esta complicada labor a varios profesores de Bellas Artes.

El proceso de restauración comenzará con la protección de la pintura con cola animal reversible, para proceder después a la limpieza posterior del lienzo y quitar la suciedad y los postizos (parches de lona), ya que en sus tres siglos de existencia el lienzo ha recibido bastantes roturas. Con posterioridad se le instalará un entelado nuevo para suprimir las deformaciones y terminar ya sobre la pintura, limpiando pacientemente los barnices y la suciedad, con lo que se conseguirá sacar a la luz detalles del dibujo ahora inapreciables. El proceso concluirá con un barnizado para avivar el color. A lo largo de la restauración cabe la posibilidad de que pueda aparecer algún dato o detalle que indique la posible autoría de este antiguo y venerado Crucificado, aunque para determinar su procedencia está prevista una investigación en los archivos parroquiales. Con ello se tratará de arrojar más luz sobre este venerado Cristo del Trabajo, que tanta devoción inspira entre quienes desean encontrar pronto un empleo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios