2011 Elecciones

IU y ERC critican la decisión de prohibir la concentración

  • El PP cree que son los socialistas quienes están detrás de las movilizaciones y que les recuerdan a los sms enviados el 13 de marzo de 2004, aunque la mayoría de líderes respetan las movilizaciones.

El diputado de IU en el Congreso, Gaspar Llamazares, ha afirmado que no comparte la decisión de la Junta Electoral Provincial de Madrid de prohibir la concentración convocada en Madrid y ha esperado que "el Tribunal Constitucional en su caso repare una decisión desastrosa, que es la de cuestionar derechos fundamentales como el de movilización y de reunión".

Llamazares ha insistido en que se trata de una decisión "desastrosa, que es la de cuestionar derechos fundamentales como el de movilización y de reunión de los jóvenes, que tienen todo el derecho a manifestarse". "No comparto, ni asumo, ni acato esta decisión", ha añadido. "Esta decisión es inaceptable; no tiene nada que ver con la sensibilidad democrática y vulnera derechos constitucionales básicos, que en campaña electoral no están vetados", ha defendido. En cuanto al día de reflexión, Llamazares ha valorado que "la interpretación debe ser abierta, que no niegue ningún derecho constitucional a los ciudadanos, porque en la campaña electoral lo que debe hacerse es lo normal acrecentado, es decir, el debate público, la participación pública, y la movilización, no la restricción de ningún derecho fundamental de los ciudadanos, que es incompatible con la democracia y con la campaña electoral".

En su intervención, el diputado de IU ha asegurado que su partido se siente "parte de la rebeldía y movilización" de estos jóvenes. "Estamos con ellos y coincidimos en buena parte de sus demandas, como la demanda de una democracia ciudadana frente al golpe de mercado, y la demanda de una democracia radical frente a la privatización de la política y, en algunos casos, la corrupción de la política". "Nos sentimos muy contentos, muy satisfechos de que en campaña electoral no sólo haya mentiras, publicidad engañosa, silencios cómplices, como entre las dos fuerzas políticas mayoritarias, y de que haya aparecido en campaña la veracidad, la realidad en forma de movilización y en forma de rebeldía juvenil", ha destacado. A su juicio, se trata de una rebeldía que "tiene futuro, no sólo en estas elecciones, sino mucho más adelante". "Esa primavera, que era esperada, por fin ha aparecido y va a tener el mismo aliento que tuvo la movilización contra la guerra de Iraq", ha afirmado. Además, ha criticado que "estos jóvenes han sido contestados por las fuerzas del bipartidismo con el menosprecio, a veces, y con el paternalismo, en otras ocasiones".

Por otro lado, el diputado ha indicado que el planteamiento de este movimiento "no es la abstención", sino que se trata de "una crítica legítima, justificada a la salida antisocial de la crisis, y una crítica a la privatización de la política, a la pérdida de contenido democrático de la política". Llamazares ha apuntado que IU "comparte" la petición de Democracia Real Ya!, pero ha indicado que "la expresión electoral de esa petición será la que vea cada uno de los ciudadanos". En todo caso, ha asegurado que "el programa político que ellos, de alguna manera, están defendiendo, coincide de la A a la Z con lo que IU está defendiendo en esta campaña".  Preguntado por si estas movilizaciones podrían beneficiar electoralmente a IU, el diputado ha indicado que este movimiento "es una buena noticia en sí misma" y ha agregado que "el reto fundamental no es cómo se concrete electoralmente". "Estas movilizaciones crean un caldo de cultivo para las propuestas que compartimos entre el movimiento e IU. Ahora ya no estamos solos, hay todo un movimiento social que está reivindicando lo mismo que nosotros", ha valorado.

ERC ve "cínica y manipuladora" la prohibición de la concentración

Esquerra Republicana considera "cínica, hipócrita y manipuladora" la decisión de la Junta Electoral Provincial de Madrid de prohibir la concentración y rechaza el argumento de que dicha protesta puede afectar a la campaña electoral y a la libertad de los ciudadanos. "Es una estupidez muy lamentable si creen que así van a acabar con el movimiento del 15-M", ha manifestado a este respecto Joan Tardá, para quien la prohibición de esa convocatoria hará crecer la "indignación", el "descontento" y el "nerviosismo" de los ciudadanos.

"Si cualquiera siente la necesidad de salir a la calle no se le puede impedir manifestarse -ha dicho-, máxime cuando no se está en la jornada de reflexión y cuando existen otras organizaciones civiles a las que sí se le ha permitido", en referencia a la concentración que el colectivo de víctimas del terrorismo organizó en Madrid, con permiso de la propia Junta Electoral de Madrid, para protestar por la presencia de Bildu en las elecciones del próximo domingo. Ha insistido en criticar por "chapucera" la decisión de la Junta Electoral Provincial de Madrid que, a su juicio, lo que busca es "finiquitar, abortar" un movimiento que lo que pretende es dar a conocer el "hartazgo" que muchos ciudadanos, singularmente jóvenes, sienten con las políticas económicas y sociales que se están llevando a cabo. "Es un ejercicio de cinismo y de hipocresía extraordinaria", ha resumido.

Carlos Iturgaiz dice que el PSOE y la izquierda están "manipulando" la acampada

El eurodiputado del PP Carlos Iturgaiz ha dicho que el PSOE y "la izquierda" están "manipulando" la acampada que esta siendo protagonista estos días, principalmente en la Plaza del Sol de Madrid.  Ha dicho que resulta "curioso" que cada vez que hay unas elecciones en las que va a ganar el PP se producen "movidas extrañas", "acampadas" o manifestaciones ante las sedes de los populares.

Iturgaiz ha llamado la atención sobre el hecho de que los manifestantes estén acampados en Madrid en la Puerta del Sol "debajo de la ventana de la presidenta de la Comunidad de Madrid, que es del PP". "No se van a la Moncloa, que es donde está José Luis Rodríguez Zapatero", ha dicho.  En este sentido, ha dicho que de lo que los jóvenes se quejan no es de los políticos, sino del "malestar que existe en este país por las políticas mal hechas por el PSOE y por Rodríguez Zapatero, que ha creado cinco millones de parados, con un paro juvenil tremendo". Iturgaiz ha comparado el movimiento que se está viviendo estos días con lo ocurrido en 2004 tras los atentados del 11 de marzo. "Están llevando por el planteamiento de algunos que se sabrá con el tiempo; cuando el PP lo tiene de cara y va a ganar las elecciones, algunos se ponen nerviosos y crean estos tumultos", ha sentenciado.

De la Riva cree que hay que investigar "quién está detrás"

El alcalde de Valladolid, el popular Francisco Javier León, ha asegurado que "hay que investigar quién está detrás" de las movilizaciones y acampadas juveniles que estos días se están produciendo en toda España y que "curiosamente se organizan días antes de unas elecciones". "¿Ustedes recuerdan aquello de: 'España merece un gobierno que no nos mienta' y movilizaciones vía sms en todas las ciudades y pueblos importantes de España? A mí me recuerda a algo", ha asegurado, en alusión a las palabras del ahora vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien en la jornada de reflexión de las Elecciones generales de 2004 pronunció esas palabras criticando al Gobierno del PP por atribuir a la banda terrorista ETA los atentados del 11 de marzo.

Sobre dichas movilizaciones ha recalcado que existe "mucha gente de buena fe" que lleva muchos años en las listas del paro y que, según ha podido ver en los medios de comunicación, aseguran "estar hartos". Por ello, ha señalado que los manifestantes se dirigen al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "responsable de los 5 millones de parados en España, de los que un 43% son jóvenes frente al 20% europeo". "Algo tendrá que ver el Gobierno de España pero, desde luego, los que no pueden venir a manifestarse ni en la Puerta del Sol de Madrid ni en Ferrari en Valladolid son los 1,7 millones de personas que se han tenido que ir fuera de España a buscar trabajo", ha concluido.

Respeto a las movilizaciones

Los políticos de los diversos partidos han coincidido en expresar su respeto hacia las protestas pacíficas canalizadas por el llamado "movimiento 15-M" en diversas ciudades españolas y las interpretan como una llamada de atención que debe tenerse en cuenta al votar en las elecciones del próximo domingo.

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, asegura sentir "más cercanía que lejanía" hacia el movimiento 15-M o Democracia real, ya, aunque advierte de que no está de acuerdo "con poner adjetivos a la democracia". Trinidad Jiménez considera que el hecho de que los ciudadanos expresen en la calle su opinión es "sano" y "bueno" para la democracia, además de una "buena llamada a la atención" a los políticos que deben tratar de "atender ese malestar". José Blanco invita a los ciudadanos indignados y desencantados a "castigar" con sus votos en las elecciones del 22 de mayo a quienes "compartieron mesa y mantel con los apóstoles de la codicia y la especulación". Elena Valenciano ha expresado, en nombre del PSOE, respeto absoluto al "movimiento pacífico" de la madrileña Puerta del Sol, y ha asegurado entender que haya gente descontenta y que lo quiera manifestar públicamente.

Soraya Sáenz de Santamaría se ha dirigido a los ciudadanos que consideran que "se pueden hacer las cosas de otra manera" para pedirles que tengan en cuenta que su partido, cuando al llegar al poder en 1996, "supo crear empleo" y reducir el paro entre los jóvenes. Cayo Lara ha pedido a los simpatizantes del movimiento 15-M que no se abstengan el domingo y acudan a votar "con rebeldía" a quien quieran, y ha avisado de que su formación no lidera esta protesta ni pretende hacer "oportunismo político" de ella.

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, considera "normal y positivo" que los jóvenes expresen su indignación, que dice compartir, y considera "legítima" la protesta celebrada en la capital catalana. Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria afirma entender las protestas ciudadanas y opina que tienen "de positivo" que harán reflexionar a los partidos. José María Barreda, presidente de Castilla-La Mancha ha propuesto modificar el funcionamiento de los partidos políticos "desde dentro" para abrirlos a los jóvenes, muchos de los cuales, ha dicho, muestran estos días "su no resignación, su rabia, su descontento". Francesc Antich, presidente balear, también respeta las protestas que piden un cambio político y social, pero insta a "no caer en la indiferencia" el domingo y votar una opción progresista para no volver atrás.

Patxi López ha colgado en su blog un artículo titulado "Quiero hablar con los indignados", en el que emplaza a los simpatizantes del movimiento Democracia Real Ya a "conversar" con él a través de la red social para buscar los "puntos de encuentro y de desencuentro". Carlos Fabra, presidente de la Diputación de Castellón cree que las concentraciones son una respuesta "correcta" a la crisis en España y porque en ellas participan "jóvenes con ánimo pacífico" aunque se les haya "colado" algún "antisistema". Esperanza Aguirre cree que los ciudadanos acampados en la Puerta del Sol, frente a la sede del Ejecutivo regional, tienen motivos "muy justificados" para expresar su indignación "con lo que está pasando", y teme que la izquierda trate de "manipular este movimiento contra el PP". Alberto Ruiz-Gallardón llama a los jóvenes a "reflexionar sobre hasta qué punto una rebeldía que tiene una justificación en su argumentación queda absolutamente desautorizada desde el momento en que se practica la violencia".

Beatriz Jurado, presidenta de Nuevas Generaciones del PP, asegura que comparte algunos de los postulados que defienden pero cree que las protestas las está impulsando un "movimiento de izquierdas" para que los jóvenes no voten. Sergio Gutiérrez, secretario general de las Juventudes Socialistas, ha advertido a la plataforma Democracia Real Ya, de que "cuanto menos se vota, más derecha hay" en las Administraciones Públicas y "menos política social". José León, secretario general de las Juventudes Comunistas, no cree que las movilizaciones tengan repercusión alguna en el sentido del voto de las elecciones del domingo, pero sí espera que el movimiento se consolide y logre algún cambio en el modelo político actual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios