Así es... Javier Ruiz Arana / Candidato del PSOE en Rota Arquitecto por vocación y alcalde por convicción

  • Experto en Urbanismo, espera seguir al frente del Ayuntamiento revalidando el amplio apoyo electoral de hace cuatro años.

Javier Ruiz Arana ha elegido esta fotografía porque “refleja el importante trabajo de cercanía a los ciudadanos que hemos hecho en estos cuatro años”. “Estoy muy orgulloso de ello. Hemos ido a las barriadas y demás entornos a explicar las obras a los propios vecinos, a atender sus preocupaciones”, comenta el candidato socialista destacando también la iniciativa Alcaldía de Barrio. Javier Ruiz Arana ha elegido esta fotografía porque “refleja el importante trabajo de cercanía a los ciudadanos que hemos hecho en estos cuatro años”. “Estoy muy orgulloso de ello. Hemos ido a las barriadas y demás entornos a explicar las obras a los propios vecinos, a atender sus preocupaciones”, comenta el candidato socialista destacando también la iniciativa Alcaldía de Barrio.

Javier Ruiz Arana ha elegido esta fotografía porque “refleja el importante trabajo de cercanía a los ciudadanos que hemos hecho en estos cuatro años”. “Estoy muy orgulloso de ello. Hemos ido a las barriadas y demás entornos a explicar las obras a los propios vecinos, a atender sus preocupaciones”, comenta el candidato socialista destacando también la iniciativa Alcaldía de Barrio.

Es arquitecto especializado en Edificación y Urbanismo. Si bien tiene experiencia como profesional libre, desde hace años forma parte de la plantilla de la Gerencia Municipal de Urbanismo de Sanlúcar, donde, siendo director de Planeamiento, pidió una excedencia para dedicarse a su sueño hecho realidad: ser alcalde de su pueblo. Javier Ruiz Arana encabezó en los comicios de 2015 una candidatura que acabó protagonizando un vuelco electoral en Rota y desde entonces es el regidor de esta ciudad gaditana.

Su aventura política comenzó en 2007, cuando se afilió al PSOE. En aquel mandato municipal colaboró en las labores de oposición de los concejales socialistas. Lo hizo fundamentalmente, por supuesto, en materia de Urbanismo. En las elecciones de 2011 ocupó el segundo puesto de la lista del PSOE, sólo  por detrás de la candidata a la Alcaldía, Encarnación Niño. Ahí inició cuatro años de trabajo en la oposición, pero ya como concejal del Ayuntamiento. En 2012 fue elegido secretario general de la agrupación socialista de Rota, responsabilidad que todavía mantiene, pero lo más relevante de su trayectoria política -con bastante diferencia- estaba por llegar. Y ocurrió en la cita electoral de 2015.

Lleva cuatro años de alcalde, pero, para él y su partido, lo que viene ahora es un punto y seguido. Javier Ruiz Arana quiere volver a obtener un amplio respaldo electoral en la población para continuar al frente de la Corporación roteña. “Los cuatro años se hacen cortos por la burocracia que supone cada actuación”, asegura mirando al futuro con la convicción de que “Rota dará un cambio sustancial tanto desde el punto de vista urbanístico como social”.

Dedica menos tiempo del que quisiera a leer o ver documentales sobre Historia o la evolución de las sociedades, sin olvidar, lógicamente a la familia. Si los políticos andan siempre muy atareados, imagínense un alcalde. Ruiz Arana destaca que en el mandato que ya acaba el Gobierno municipal se ha centrado, por un lado, en la “reorganización interna” del Consistorio, sobre todo, en cuanto al personal y la gestión económica; y, por otro, en “diseñar la Rota del futuro” con planes como la denominada Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (Edusi), “porque antes no había ninguna idea al respecto”.

Según el candidato socialista, “en este mandato se han puesto en marcha muchos proyectos para que podamos ir ya licitando las inversiones”. “Algunos se han podido ver en estos cuatro años y otros están preparados para su ejecución”, afirma citando proyectos como el planteado sobre el aliviadero de la calle Écija o la creación del Centro Multicultural de la Base. En su balance también resalta “el trabajo de concienciación que ha llevado a cabo el Ayuntamiento en relación a las oportunidades que ofrece no sólo la Base, sino también otros sectores, de manera que haya más emprendimiento y más interés por la formación continúa a fin de que exista más personal cualificado”. En este sentido, subraya las posibilidades del turismo y la agricultura.

Lo dicho. Hay tarea por delante, sin olvidar lo que Ruiz Arana llama “micropolítica”. Se refiere a que en la gestión municipal “el espectro de situaciones es inmenso”. “Te encuentras -explica- con la necesidad de resolver desde un problema del día a día, como el arreglo de un bordillo, hasta problemas muy graves, como deudas del Ayuntamiento heredadas de situaciones anteriores. Y todo hay que atenderlo”.

Para eso está el alcalde. El arquitecto puede seguir esperando. 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios