San Fernando | Desafectación de suelo militar Camposoto, la eterna reivindicación

  • La desafectación y el desarrollo turístico de los suelos militares sin uso activo sigue presente en el debate político de La Isla

  • La mayoría de los partidos no tiene dudas al respecto: el futuro de San Fernando pasa primero por estos terrenos

Verano de 2016. Patricia Cavada y Fran Romero dan a conocer la propuesta de desafectación de Defensa. Verano de 2016. Patricia Cavada y Fran Romero dan a conocer la propuesta de desafectación de Defensa.

Verano de 2016. Patricia Cavada y Fran Romero dan a conocer la propuesta de desafectación de Defensa. / Román Ríos (San Fernando)

Camposoto sigue siendo el suelo soñado. Desde hace 20 años en estos terrenos cercanos a la playa isleña se han pintado hoteles, piscinas, campos de golf, apartamentos, bungalows... Ha habido propuestas de toda clase y condición en el pasado aunque nada se ha logrado en más de dos décadas.

El suelo –con uso y sin uso– sigue siendo militar y afecto a la Defensa Nacional, con todas las restricciones que ello implica. Y eso ha reconducido el debate, que necesariamente se ha vuelto más realista. Nadie se lanza ya en campaña con propuestas de este calibre tras años de negociaciones con el Ministerio de Defensa que siguen perpetuamente en tablas.

Pero esa contención no quiere decir que los anhelos de la Isla hayan desaparecido del debate. Sobre todo, porque el tema se vincula a un problema de fondo, un tema de ciudad, que para muchos es ya una imperiosa necesidad: el desarrollo turístico de único municipio gaditano que hasta ahora ha sido incapaz de sacar partido a las ventajas de la playa y de su entorno natural.

Muchos –y una amplia mayoría de los dirigentes políticos– creen que el devenir de la ciudad sería muy diferente si contara con estos terrenos de Camposoto que siguen en manos militares pero que carecen de un uso activo... Pero no se confundan. Nadie quiere tampoco renunciar a los beneficios derivados de la permanencia de instalaciones militares en el término municipal, cuya desaparición –y de eso sabe bastante La Isla porque lo ha sufrido en sus propias carnes– ha supuesto siempre un duro impacto para la maltrecha economía local.

Tras dos décadas de negociaciones con Defensa, el tema sigue en punto muerto

El problema es que la ciudad, que históricamente ha vivido de los militares y del sector naval, necesita reinventarse para ser capaz de vivir de otra cosa una vez que el antiguo modelo ha quedado, si no obsoleto, sí reducido al mínimo indispensable. Hace años que La Isla es consciente de ello y hace años que se habla de ello. Aunque otra cosa muy diferente es llevar a la práctica esas soluciones cuando dependen de otras administraciones como el Ministerio de Defensa o, incluso, tienen que amoldarse a la necesaria protección del Parque Natural que rodea el municipio.

"No ha habido un gobierno de España, de ningún color político, que haya tenido la valentía de entender algo en lo que todos –todos los partidos, toda la sociedad isleña– estabamos de acuerdo y estábamos pidiéndole: ni Felipe González, ni Aznar, ni Zapatero, ni Rajoy, ni Pedro Sánchez...", afirma con contundencia la alcaldesa y candidata socialista, Patricia Cavada, que asegura que la desafectación de suelo militar sin uso en las cercanías de la playa seguirá siendo una de las prioridades y uno de los temas a pelear en Madrid. Los socialistas están convencidos: el futuro de San Fernando pasa por Camposoto y su desarrollo turístico. Y éste llegará algún día. Se trata, por tanto, de ser coherentes y persistentes en la postura del Ayuntamiento en sus conversaciones con Defensa.

A principios del mandato, Defensa lanzó una propuesta de desafectación

Desde luego, no es que no se haya intentado en estos últimos cuatro años, aunque el contexto político –con las tres convocatorias de elecciones generales y la moción de censura que desbancó a Rajoy del gobierno– ha influido también en estas negociaciones.

Y ha sido además la primera vez en la que el Ministerio de Defensa ha puesto sobre la mesa –en agosto de 2016– una oferta firme de desafectación de una parte de los suelos de Campotoso: 17 hectáreas de terreno en la zona más próxima a la barriada de Buen Pastor y a la ermita del Cerro. Una propuesta que cayó en saco roto ya que, según los cálculos municipales, solo una parte –unos 65.500 metros cuadrados– podría ser aprovechada por su afección de Dominio Público.

Otro debate paralelo pasa por la recuperación de la totalidad de la playa

Se trata de los suelos más alejados a la playa y de menor atractivo para los inversores, con una importante carga arqueológica además, así que el ejecutivo de Cavada lanzó una contrapropuesta con la intención de seguir negociando. Y ahí quedó la cosa... Oficialmente nadie dice nada pero Defensa, hasta ahora, no está dispuesta a deshacerse de esos terrenos más próximos a la playa que pretende el Consistorio porque son los que harían rentable una operación turística.

En paralelo ha surgido también otro debate a lo largo del último año: el de la playa de Camposoto y el campo de tiro, cuya convivencia –con las obras de remodelación de los accesos que están en marcha, los senderos y los proyectos de Eurovelo previstos por la zona– se hace cada vez más difícil de sobrellevar. Parte de la estrategia del Ayuntamiento se basa, precisamente, en eso: en dejar que el tema caiga por su propio peso...

Zona de la playa que delimita el tramo restringido por el campo de tiro del acuartelamiento de Camposoto. Zona de la playa que delimita el tramo restringido por el campo de tiro del acuartelamiento de Camposoto.

Zona de la playa que delimita el tramo restringido por el campo de tiro del acuartelamiento de Camposoto. / Román Ríos (San Fernando)

A raíz de unos informes de Defensa y de la manera más estrambótica posible –una contestación al partido local Plataforma 3R– se reavivó el debate en torno a la recuperación del kilómetro de playa que sigue en manos de los militares para las prácticas de tiro. Incluso tomó forma una nueva plataforma ciudadana al grito de Playa o plomo, aunque sus encendidas reivindicaciones se enfriaron rápidamente.

Pero sobre la mesa quedó una propuesta que incluso –así lo afirmó Cavada– llegó a tratarse seriamente con Defensa: la posibilidad de suscribir un convenio para reubicar en el interior del acuartelamiento de Camposoto el campo de tiro y así permitir que la ciudad hiciera uso de la playa en su totalidad.

Los andalucistas, con Fran Romero a la cabeza, han sido, precisamente, los que más han insistido en este punto. Creen que sería más fácil de conseguir que la desafectación de una parte del acuartelamiento, a la que desde luego no renuncian pero son conscientes de que depende de un largo proceso de negociación con el Ministerio de Defensa.

Hasta el PP, que en su día tuvo que lidiar desde el gobierno municipal con la certera amenaza de cierre del Centro de Formación de Tropa (CEFOT-2), aboga por reclamar el uso de más kilómetros de playa. Y su candidato, José Loaiza, llegó a asegurar hace unos meses que si hubiera tenido esa oportunidad cuando fue alcalde la habría aprovechado sin dudarlo un instante.

"En primer lugar tendremos que estudiar con detenimiento estos terrenos y sus posibilidades. Lo que tenemos claro es que Ciudadanos cree en la participación real de los isleños y escucharemos su voz . Es necesario seguir dialogando y consensuando con el Ministerio de Defensa y ser persistentes", dice, por su parte, la candidata de Cs, Regla Moreno.

A la candidata del partido local Solo San Fernando, Inmaculada López, le parece correcta la postura del gobierno municipal de negociar con Defensa la recuperación de suelo militar en la zona de Camposoto, planteando otros suelos distintos a los que se propusieron inicialmente. "Es normal que se quieran suelos en la zona de la playa". Eso sí, deja claro que siempre rechazará que el litoral isleño se convierta en "un nuevo Novo Sancti Petri". A su juicio, el desarrollo de esos terrenos tendrían que ir en consonancia con el entorno.

El candidato de Vox, Carlos Zambrano, cree que es posible hacer uso de toda la playa e, incluso, desafectar una parte de los terrenos de Camposoto, pero –advierte– "con un proyecto razonable y leal con la administración". En todo caso, añade, se trata de un tema sumamente complicado que implica además una decisión. "Las Fuerzas Armadas tienen sus necesidades y se trata de elegir: ¿queremos que sigan ahí o no?", dice.

También Izquierda Unida está a favor de la recuperación de los terrenos militares de Camposoto “ya que no cuentan hoy en día con el valor estratégico de antaño”. “Es una gran oportunidad para ampliar el suelo público de La Isla”, afirma el candidato de IU, Gonzalo Alías. Y Raúl Jordán, el candidato de Falange Española, formación política que solo se presenta en la localidad de San Fernando en estas elecciones municipales, se muestra partidario de la desafectación del suelo militar que carece de actividad “para un uso turístico u otro que sea necesario en la ciudad”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios