San Fernando

La Plaza del Rey y la controversia

  • Los planes municipales para transformar esta céntrica superficie provocan la reacción crítica o disidente de las formaciones políticas

  • La retirada de Varela, pero especialmente la presencia de demasiado cemento frente al verde, las principales quejas del proyecto

Vista de la Plaza del Rey, con todos los elementos actuales. Vista de la Plaza del Rey, con todos los elementos actuales.

Vista de la Plaza del Rey, con todos los elementos actuales. / Román Ríos

No era una propuesta nueva. Ni siquiera las características por las que se apuestan resultan una sorpresa, cuando incluso hace cuatro años era una de las propuestas socialistas de gobierno. Pero la remodelación de la Plaza del Rey que se plantea desde el Ayuntamiento, que ya ha adjudicado la redacción del proyecto con unas condiciones previas para su nueva imagen, ha despertado el malestar ciudadano. También de los partidos. La polémica estaba servida a unos días del inicio de la campaña electoral, a unas semanas de las elecciones municipales, e inevitablemente iba a ser uno de los temas que dieran que hablar en estos días.

La reforma de la Plaza del Rey es un asunto que se viene arrastrando desde hace tiempo cuando se hablaba de la rehabilitación de la Casa Consistorial –ya a poco de terminar– o cuando se desarrolló la peatonalización de la calle Real por el proyecto del tranvía que incluía remodelaciones en las distintas plazas de su trazado. En este mandato se esperaba la intervención, comprometida por la Junta, que el equipo de gobierno optó por presentar a un programa de regeneración de espacios públicos urbanos para obtener financiación. En torno a 1,2 millones de euros fueron concedidos, lo que permitió la licitación de la redacción del proyecto y su adjudicación finalmente al estudio ALT Q Arquitectura.

Infografía mostrada por el Ayuntamiento como ejemplo de la remodelación de la Plaza del Rey. Infografía mostrada por el Ayuntamiento como ejemplo de la remodelación de la Plaza del Rey.

Infografía mostrada por el Ayuntamiento como ejemplo de la remodelación de la Plaza del Rey. / D.C.

Estos pasos administrativos son los que precisamente han recuperado las quejas ciudadanas por la estética que se propone. Con la retirada de la estatua de Varela y la eliminación de los árboles, en el centro de la polémica. En las redes sociales muchos ciudadanos expresaban sus criticas. Ni siquiera las explicaciones municipales de que la infografía expuesta era solo una idea, y de que el estudio de arquitectura tendría en cuenta las propuestas de los hosteleros han aminorado las reclamaciones. Y mucho menos las posiciones contrarias de algunas formaciones políticas.

La propuesta municipal para remodelar la Plaza del Rey necesita de un consenso ciudadano y de los colectivos

El candidato andalucista a la Alcaldía, Fran Romero, defiende la necesidad de articular los mecanismos necesarios para alcanzar un consenso, sobre una actuación que queda pendiente desde las obras del tranvía. "Es mejor no imponer una idea preconcebida, sino encontrar "un proyecto que crispe lo menos posible". "¿Por qué generar tensiones cuando se puede abordar de otra forma?", se pregunta el líder de AxSí, que, eso sí, deja claro que la empresa adjudicataria le ofrece "total credibilidad". "Hablamos de Paco Márquez, que es responsable de la rehabilitación, entre otras, del Ayuntamiento", apunta Romero, que prefiere no entrar en la idoneidad de la retirada de la estatua ecuestre de Varela. Hay que recordar que en el pleno de enero de 2016 los andalucistas se abstuvieron.

Por el contrario, sí se posicionó a favor Ciudadanos (Cs), que mantiene esa postura sobre este elemento de homenaje a Varela. La formación que encabeza para las municipales Regla Moreno, sin embargo, se muestra especialmente crítica con la propuesta municipal porque "damos un paso atrás en la conversión de La Isla en una ciudad más sostenible". La dirigente de Cs cuestiona con estas palabras que se elimine zona verde para sustituirla por elementos como las pérgolas. Una estética, que a su juicio, hará perder identidad a este céntrico espacio.

El Ayuntamiento de San Fernando, en una imagen reciente. El Ayuntamiento de San Fernando, en una imagen reciente.

El Ayuntamiento de San Fernando, en una imagen reciente. / Román Ríos

De la misma opinión es Vox que recuerda que la Plaza del Rey es un espacio de encuentro de numerosas generaciones, "una seña de identidad de la ciudad", ha mencionado su candidato a la Alcaldía isleña, Carlos Zambrano, en varias ocasiones. Frente a las necesidades de más árboles y zonas verdes, se quejaba de que se apostara por la pérdida de los árboles. "Sigue la estela de la plaza que en su día propuesto Fernando López Gil" y que Cavada prometió hace cuatro años, añadía para lamentar la falta de originalidad. Vox advierte de que su intención es mantener a Varela "un héroe español, hijo de la ciudad y de humilde origen" en el centro de la plaza y la recuperación del azulejo del Sagrado Corazón de la fachada del Ayuntamiento.

Falange Española aprovecha esta polémica para insistir en una de sus propuestas: la creación de un consejo vecinal municipal, un órgano con capacidad de decisión en el que estén representados los ciudadanos de distintos colectivos, que serviría para avalar proyectos de este calibre. "No serían decisiones de los políticos, sino de los ciudadanos, que se responsabilizarían de ellas", explica su candidato, Raúl Jordán.

No ha aminorado las críticas que se dejara claro que se contará con los colectivo

Frente a la voces que reconocen la necesidad de mejorar la plaza, el Partido Popular (PP) se ha referido en varias ocasiones a este proyecto como "innecesario". A su juicio hay otras actuaciones que deberían tener prioridad en la ciudad, especialmente en las barriadas. Por eso, su alcaldable, José Loaiza, fue una de las primeras voces que se alzaron contra los planes municipales. Además, aunque en estos días no se ha centrado en la cuestión de Varela, la formación votó en contra de su traslado a otro lugar en el pleno de enero de 2016.

A esa aprobación se ha referido en varias ocasiones Podemos para quejarse de que no se cumpla la Ley de Memoria Histórica. Pero además la formación que lidera Ernesto Díaz entiende que la Plaza del Rey sea objeto de una transformación, "pero no con este proyecto". "Deja al margen otra vez la asignatura pendiente del ecologismo", apuntan, para demandar todo lo contrario: aumentar las zonas verdes para invitar a su ocupación, "a vivir las plazas".

"Hay que recordarle a la alcaldesa que el arbolado de la ciudad no es mobiliario urbano. No solo plantea que desaparezca la plaza neoclásica, sino que se olvida del valor ecológico y paisajístico de la Plaza del Rey", se manifiesta contundente el candidato de Izquierda Unida (IU) a la Alcaldía isleña, Gonzalo Alías. Su propuesta es que se peatonalice las tres calles que rodean la plaza, y los primeros tramos de las perpendiculares, pero también que se atienda a la necesaria rehabilitación de las edificaciones históricas del perímetro de la plaza.

La pérdida de elementos verdes es la crítica más repetida a la idea planteada

Aunque como concejala no adscrita, Inmaculada López no consideraba esencial la remodelación de la plaza, su nueva formación, Solo San Fernando, ha debatido sobre el tema y la mayoría está a favor de la actuación, eso sí con más elementos verdes y "desde luego más participación ciudadana". "Necesitamos un espacio que pueda acoger eventos y en Carnaval se ha visto que Varela estorba, que no luce el escenario ni nada", admite.

A pesar de todo, el Partido Socialista (PSOE) mantiene su propuesta de convertir este céntrico espacio en una plaza diáfana, sin Varela en el centro de la superficie, que pueda acoger fiestas (Navidad, Carnaval, Semana Santa), actividades y eventos; pero también que dé protagonismo a un edificio consistorial rehabilitado para mostrarlo en todo su esplendor. La candidata socialista a la Alcaldía, Patricia Cavada, mencionaba en la presentación de su candidatura esta apuesta, que intenta además realzar el potencial del entorno, de su comercio y hostelería, incluido a la espalda del Ayuntamiento el Mercado Central con la remodelación en marcha y la mejora de sus accesos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios