Accidente Cádiz Chocan dos autobuses y una furgoneta en la Cuesta de las Calesas

Turismo Unos cangrejos gigantes llegan a este pueblo de la costa de Cádiz

Elecciones municipales 2023

Así es Patricia Cavada: Una política entre la pasión, la vocación y la responsabilidad

Patricia Cavada posa en el Ayuntamiento de San Fernando.

Patricia Cavada posa en el Ayuntamiento de San Fernando. / Julio González

Son las terceras elecciones a las que Patricia Cavada se presenta como cabeza de lista del PSOEen San Fernando. En las dos anteriores se alzó con sendas victorias que le sirvieron para hacerse con el bastón de mando. Ahora aspira a mantener la confianza de la ciudadanía para seguir el camino del cambio de La Isla, el que –dice– los isleños le reconocen.

La dirigente socialista llegó a la política en 2011 de la mano de Fernando López Gil que la invitó a formar parte de su candidatura. Pasó entonces del ámbito del Derecho a la política, quizás como forma de seguir su vocación "de ayudar a la gente a solventar sus problemas". "Tenía el perfil de mujer progresista" , apunta, sobre unos valores heredados de su familia –su padre y sus dos abuelos trabajaron en la antigua Bazán y su madre era una persona muy conocida en el ámbito cultural de la ciudad–. El político socialista contó con ella además para su equipo en la Delegación del Gobierno andaluz en la provincia y más tarde puso su nombre sobre la mesa para que liderara la candidatura a la Alcaldía en 2015. Por ello, Cavada le agradece que le descubriera "la pasión por la política local" y que le haya acompañado en su trayectoria, también ahora en la lista con la que el PSOE concurre a los comicios locales.

Con este periplo de doce años en su haber, la alcaldable-alcaldesa no ha perdido ni un ápice del interés por la política, que "engancha, entre comillas". De hecho, se refiere a ella con palabras de peso. De la referida "pasión", pasa a "responsabilidad" o "grandeza". Sin decirla en voz alta, de sus manifestaciones se desprende otra: satisfacción. Aunque no es extraño porque a ella ha dedicado buena parte de esta docena de años, la palabra política siempre va acompañada del adjetivo "local". Por eso, también se refiere a "cercanía" y "inmediatez".

Cuestionada sobre la diferencia entre su trabajo en la Junta y el Ayuntamiento, opta sin embargo por señalar las semejanza, centrada en las formas. “Era una delegación muy implicada en los problemas de la provincia, de los municipios”, asegura sobre la Administración andaluza. Eso ocurre, iguala, en el Ayuntamiento: "Te encuentras día a día con un reto, problemas, que tienen nombre y apellidos, que a veces están en tus manos resolver por ser tu competencia o a veces eras la persona más cercana y aunque corresponda al Gobierno de España o de la Junta te lo piden a ti. Es la inmediatez que tiene la política local".

Eso hace que sienta "el peso de la responsabilidad" por la "oportunidad" que le da la ciudadanía "al depositar su confianza en mí". Pero a la vez destaca su grandeza, "tienes un proyecto de ciudad, un plan como el nuestro, trabajas y lo haces realidad". Da igual que esa tarea sea ardua, intensa. El resultado, defiende, es que los isleños reconozcan que la ciudad "se ha transformado".

Se lo dicen estos días en su recorrido por la ciudad, esa de la que puede decir que se siente arraigada en varios barrios. "Mis padres vivían en Diputación. Pero como mi padre trabajaba y mi madre estaba en la universidad durante la semana estaba con mi tía abuela Isabel que vivía en el entorno del Mercado Central. También tenía una relación muy especial con mi abuela paterna y pasaba largas temporadas en Bazán", cuenta. A eso puede sumar la calle Real con sus años en el colegio Miramar y el entorno de la Venta de Vargas ya en el instituto Isla de León.

De esa etapa conserva amistades "con las que hago quedadas", ahora menos por falta de tiempo, admite. "Son amigas del colegio, del instituto, de la universidad". Cavada estudió Derecho, siempre fue "reivindicativa" y ahí su interés por conocer los derechos "para poder reclamarlos". "Recuerdo las relaciones personales, te haces mayor y tienes libertad para salir y entrar. Pero con perspectiva me quedo con las clases, con la pasión por el conocimiento que descubrí", reflexiona sobre esa época.

Patricia Cavada, en Madrid, de pequeña y en una barca. Patricia Cavada, en Madrid, de pequeña y en una barca.

Patricia Cavada, en Madrid, de pequeña y en una barca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios