Efemérides

De palique en la plaza del Palillero Historias de Cádiz

  • josé maría otero

Una de las más céntricas plazas de Cádiz lleva el curioso nombre de Palillero. ¿A qué obedece tal denominación?.

Unos opinan que su nombre responde a un establecimiento allí situado y que, entre otros productos, vendía palillos. Esta tienda, conocida como del Palillero, abrió sus puertas en 1808.

Sin embargo, un artículo aparecido en Diario de Cádiz, en febrero de 1913, daba una mejor explicación al origen del nombre de dicha plaza.

Dicho artículo aparece firmado por 'El cronista' y por sus estilo parece redactado por Santiago Casanova, por esos años cronista oficial de la ciudad de Cádiz.

En dicho artículo se señala que con anterioridad a 1808 la plaza recibía ya el nombre de Palillero. El corredor de comercio, Serafín Alaix, tenía su domicilio en la 'plaza del palillero' en 1798. En consecuencia no parece lógico que fuera la tienda de palillos el origen del asunto.

Según el autor del mencionado artículo, los gaditanos del siglo XVIII acostumbraban a reunirse en la confluencia de las calles de la Carne, de las Descalzas, de la Murga y Novena para mantener allí un rato de 'palique o palillero'. Todavía hoy el Diccionario de la Real Academia considera una acepción de la palabra 'palillo', la conversación intrascendente.

Abundando en dicha argumentación, 'El cronista' recuerda que en la mencionada plaza estuvo situada la famosa imprenta Tormentaria, del Real Cuerpo de Artillería. Esta imprenta tuvo singular importancia en los años posteriores a las Cortes de Cádiz, cuando la publicación de los periódicos El Tribuno y El Articulista del Pueblo Español, eran esperados por los ciudadanos para comentar sus contenidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios