Economía

Los sindicatos advierten de que el paro de los funcionarios es el anticipo de una huelga general

  • Los dirigentes sindicales han valorado el alto seguimiento de la huelga en el sector público, que cifran en torno al 75 por ciento de las plantillas, mientras que la Junta la ha calculado en torno al diez por ciento.

Los sindicatos UGT y CCOO han advertido al Gobierno de que el paro que se desarrolla este martes en el sector público es el anticipo de una huelga general y han pedido al Ejecutivo que se replantee su política de ajuste social.

Estas declaraciones las realizaron a los periodistas los secretarios generales regionales de la UGT y de CCOO en Andalucía, Manuel Pastrana, y Francisco Carbonero, respectivamente, en la cabeza de la manifestación en Sevilla, a la que asistieron unas 20.000 personas, según los convocantes, y, según la Policía Local, entre unos 7.000 y 8.000 participantes.

Pancartas, banderas y lemas contra los recortes han puesto colorido a la manifestación de Sevilla, en la que se han repartido copias de billetes de cincuenta euros con un 5 por ciento impreso, en alusión a la rebaja de los sueldos para el sector público decidida por el Gobierno.

En el resto de capitales andaluzas también se han desarrollado manifestaciones y concentraciones, que han congregado, según los sindicatos, en total a 62.400 personas.

Además de la de Sevilla, las manifestaciones más numerosas fueron las de Málaga (15.000 asistentes, según los sindicatos), Granada (7.000), Huelva (6.000) y Córdoba (4.000), en tanto que en Algeciras (Cádiz) participaron unas 3.000 personas, en Cádiz, unas 2.400; en Jaén y Almería, unas 2.000, y en Jerez unas 900.

Los dirigentes sindicales han valorado el alto seguimiento de la huelga en el sector público, que cifran en torno al 75 por ciento de las plantillas, mientras que la Junta la ha calculado en torno al diez por ciento.

Pastrana ha reclamado al gobierno que "tome nota de que ha iniciado una senda de ajuste sobre la espalda de los trabajadores que no se lo vamos a permitir".

Ha advertido de que, si mañana no se resuelve la negociación de la reforma laboral, "habrá huelga general" y ha apostillado: "Demostraremos al gobierno que van a tener que buscar otras medidas distintas".

Carbonero ha valorado el "altísimo seguimiento de los trabajadores a los planteamientos sindicales" y ha afirmado que es un "aviso al gobierno no sólo para que rectifique sino que se atreva a no seguir cediendo posiciones a las exigencias del capital y los mercados" por su "cobardía política para afrontar con coraje la solución a la crisis" con medidas para combatir la economía sumergida e impuestos al sector bancario, entre otras.

"Es un anticipo a una huelga general si el gobierno no empieza a rectificar y no añade más agravantes a un recorte de derechos en la huelga general", ha zanjado el dirigente de CCOO.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios