Contenido patrocinado

El gobierno pone fin a la estrategia de venta ‘puerta a puerta’

  • Las contratas de este negocio buscan nuevas fórmulas para hacer clientes, como llamadas telefónicas y puestos de información en centros comerciales

El gobierno pone fin a la estrategia de venta ‘puerta a puerta’ El gobierno pone fin a la estrategia de venta ‘puerta a puerta’

El gobierno pone fin a la estrategia de venta ‘puerta a puerta’

EL Gobierno ha aprobado un Real Decreto ley que prohíbe una iniciativa que siempre ha generado un alto numero de reclamaciones por parte de los consumidores del segmento doméstico: la venta de electricidad y gas con comerciales “puerta a puerta”.

España toma esta medida ante el alto grado de liberalización del sector en este campo, en el que operan más de 500 comercializadoras y hay que tomar cartas en el asunto para proteger a los consumidores. El país, aunque no sea el primero, se pone, con esta medida, a la cabeza de otros mercados europeos a este respecto. Sigue así la estela de Reino Unido, líder en este tipo de medidas y que aprobó esta prohibición en el año 2011. Dinamarca es otro de los mercados más avanzados en liberalización de comercialización de gas y electricidad y tampoco está permitida la captación de clientes a través de la modalidad de ‘puerta fría’.

Un indicador que muestra el alto grado de liberalización del sector es el dato del cambio de comercializadora, tanto en el sector eléctrico como en el sector gasista, tal como recogen mensualmente los informes del mercado minorista que realiza la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC). Así, entre el segundo trimestre de 2017 y el primer trimestre de 2018, se observa una tasa de cambio de comercializador del 10,6% en el sector eléctrico y del 9,7% en el sector gasista.

Respecto al sector gasista, la tasa de switching (cambio de comercializadora) del primer trimestre de 2018 (2,7%) muestra un aumento de 50 puntos básicos con respecto a la tasa del trimestre anterior. En términos interanuales, la tasa y el volumen de solicitudes activadas (211.000 activaciones) del primer trimestre de 2018 se mantienen prácticamente sin variación a los observados un año atrás.

Una polémica modalidad de venta

Con estos datos, la introducción de la modalidad de venta “puerta a puerta” ha generado una total suspicacia entre los consumidores, al sentir que en algunos casos estos comerciales, que cobran por contrato conseguido, utilizan agresivas estrategias de venta con el objetivo de captar clientes.

Recientemente, la propia Comisión Europa ha alertado sobre el “peligro” de esta modalidad. En opinión del Gobierno comunitario, estas prácticas se han identificado como un problema en el sector energético. “La electricidad y el gas son productos complicados y los consumidores pueden tener dificultades para tomar una decisión informada cuando se les ofrece un nuevo contrato en una situación de sorpresa, especialmente cuando no se les proporciona información clave sobre la oferta”, afirma la CE en un estudio sobre consumo.

Naturgy fue la primera compañía, antes incluso de que el Gobierno legislase al respecto, en denunciar la mala práxis de los comerciales fraudulentos. La multinacional impulsó un código de buenas conductas y vigilancia para evitar abusos por parte de las contratas. Así, puso en marcha un teléfono de denuncias y penalizó a 87 empresas colaboradoras por malas prácticas comerciales, inhabilitando a más de 100 comerciales.

Ahora, la compañía que preside Francisco Reynés también ha dado un paso rápido y definitivo al retirar la modalidad ‘puerta a puerta’ de su estrategia de venta. La compañía considera que el mercado de comercialización en España es lo suficientemente maduro para acabar con esta práctica y actualmente el consumidor tiene diferentes opciones para informarse. Una estrategia tan agresiva como el ‘puerta a puerta’ pierde razón de ser en estos momentos donde los usuarios utilizan canales online o redes sociales y multimedia para conocer otras tarifas.

La compañía también, inició, hace meses, de manera proactiva una campaña informativa a todos sus clientes para que conozcan esta prohibición ante eventuales comerciales que se pueden aprovechar de la retirada de la competencia.

Además, Naturgy también ha incorporado en su factura esta información y está utilizando su red de centros de atención al cliente para dar a conocer de primera mano este cambio normativo.

No obstante, es importante destacar que esta prohibición solo afecta al negocio de la comercialización, pero sigue siendo válido para la acción comercial que realizan los distribuidores que instalen gas en las viviendas. En estos casos, es necesario explicar in situ qué tipo de instalación se requiere, en función de las características de la misma, la distancia a la red, etc.