Crisis del coronavirus

Los empresarios rechazan el decreto del Gobierno si no hay más ayudas

El presidente de la CEA, Javier González de Lara. El presidente de la CEA, Javier González de Lara.

El presidente de la CEA, Javier González de Lara. / Raúl Caro / Efe

El presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Javier González de Lara, aseguró hoy que "no podemos gripar la actividad económica porque después va a ser muy dificil arrancarla" tras la publicación del Real Decreto-ley 10/2020, de 29 de marzo, que amplía la consideración de sectores económicos no esenciales tras la declaración del estado de alarma por el coronavirus y reclamó que "necesitamos coherencia, sensatez y sobre todo que no haya improvisión".

Durante una entrevista con Canal Sur, González de Lara, manifestó que "estamos volcados solidariamente con esta crisis sanitaria insólita, insospechada y durísima", pero aclaró que la empresa no ha sido "un lugar de ámbito de contagio" y que "el trabajo de las empresas ha sido modélico".

De Lara aseguró que la solución que necesitan las empresas en estos momentos es "ayudar a que los empresarios y autónomos tengan liquidez".

Una liquidez, que, según explicó, "se consigue de dos maneras: con créditos y avales no detrayendo recursos con una fiscalidad que penaliza".

Reacción de la AJE y Ceacop

Por su parte, el presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Andalucía, Melesio Peña, culpó a Pedro Sánchez y a su equipo del "caos en el que están sumiendo al país y los daños colaterales en forma de desempleo que sus medidas generarán".

Además, la presidenta del Círculo de Empresas Andaluzas de la Construcción, Consultoría y Obra Pública (Ceacop), Ana Chocano Román, criticó "la forma y el fondo" del decreto-ley.

"Lo valoramos de forma negativa, porque ha sido una irresponsabilidad por parte del Gobierno tomar una decisión de forma unilateral e improvisada; no se ha tenido en cuenta la opinión de los empresarios y se ha aprobado de forma repentina, contradiciendo, en sólo cuarenta y ocho horas, al ministro de Transportes, quien había asegurado que la construcción no se iba a parar", espetó Chocano.

Reacción Junta y CEOE

Finalmente, la Junta insistió en ralentizar la actividad económica, pero sin llegar a la parálisis total porque "un parón un seco imposibilitará arrancar con facilidad cuando el virus pase" y acusó al Gobierno central de generar incertidumbre con la forma en la que está tomando decisiones para frenar la pandemia.

Finalmente, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi reprochó al Gobierno su "precipitación" en la paralización de las actividades no esenciales.

En declaraciones a RNE, recordó al Ejecutivo que hay empresas industriales que esta misma semana tienen que entregar pedidos en el extranjero.

"La empresa española está internacionalizada. ¿Se ha preguntado alguien que la suspensión de actividades no esenciales va a tener consecuencias para esa empresa, para su facturación y la confianza de esa empresa con sus clientes?", cuestionó el presidente de la patronal española.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios