Economía

Los accionistas de Insur respaldan la reducción 25% del dividendo complementario de 2019

Ricardo Pumar, presidente de Grupo Insur, durante la junta general de accionistas celebrada por medios telemáticos. Ricardo Pumar, presidente de Grupo Insur, durante la junta general de accionistas celebrada por medios telemáticos.

Ricardo Pumar, presidente de Grupo Insur, durante la junta general de accionistas celebrada por medios telemáticos. / A. G.

La junta general de accionistas de Inmobiliaria del Sur (Grupo Insur) respaldó ayer la propuesta de su consejo de administración de reducir en un 25% el dividendo complementario. El 100% de los votos presentes en el órgano de gobierno, que representaban al 68,36% del capital social, aprobó la remuneración que planteaba la dirección de la compañía.

Dicha propuesta suponía rebajar de  37 a 32 céntimos de euros a 32 por acción, la aplicación del resultado del ejercicio cerrado a 31 de diciembre de 2019.

En la junta general celebrada en abril, los accionistas de Grupo Insur habían apoyado diferir la decisión sobre cómo distribuir el dividendo, siguiendo, como recordó ayer Ricardo Pumar, presidente de la compañía, el criterio de prudencia en la gestión ante la situación creada por la pandemia de Covid-19.

La propuesta del consejo, dado que ya se había abonado a cuenta un dividendo de 17 céntimos de euro por acción fue que el próximo 16 de noviembre se proceda al pago de un dividendo complementario de 15 céntimos de euros por acción.

Ningún accionista requirió mayores explicaciones ni se opuso a la citada propuesta, por lo que los 13.979.370 votos presentes validaron la reducción del 25% del dividendo complementario.

Con idéntico resultado se aprobó la propuesta de modificación de la compra de acciones para autocartera. El consejo propuso que la sociedad compre en el plazo de cinco años un máximo de 1.250.000 acciones, a precio mínimo de dos euros y máximo de 20. Los títulos de la cotizada sevillana cerraron la sesión de ayer a un precio de 6,700 euros, tras repuntar un 8,06% en la primera jornada tras los resultados del tercer trimestre de 2020, que como se informó en la edición de ayer, registraron una fuerte alza del negocio y del beneficio.

Los mercados interpretan lo mismo que ayer les trasladó el presidente de Grupo Insur, Ricardo Pumar, a los accionistas, que lanzó al finalizar la junta general “un mensaje de optimismo pese a las incertidumbres que se ciernen sobre la economía y”  su “sector en particular”.

Pumar recordó que Grupo Insur tiene a día de hoy “una sólida estructura financiera”, un razonable endeudamiento que está entre los más bajos del sector y  una “holgada posición de liquidez”. Además, enfatizó el presidente, cuenta con “un equipo humano preparado, motivado y cohesionado” para afrontar los retos que plantea la pandemia.

Ricardo Pumar también resaltó a los accionistas los grandes pasos que la compañía ha dado en los últimos meses respecto a la digitalización de procesos.

La dirección de la compañía también informó a los accionistas de los resultados del tercer trimestre de 2020, que comunicó el pasado miércoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores tras ser arrobadas por el consejo.

El director general, Francisco Pumar, detalló esos datos ya conocidos: una facturación de 105,4 millones de euros, un 68,3% más que de enero a septiembre de 2019. Un Ebitda de 22,2 millones (+113,5%) y un resultado neto de 11,6 millones (+1.079,5%).

El directivo detalló igualmente los resultados concretos de las distintas unidades de negocio de la compañía: promoción (81 millones, con un aumento del 298,9%), patrimonial (9,7 millones, que desciende el 0,2%), construcción (12,4 millones, con una caída del 57,4%) y gestión (2,3 millones, con una minoración del 32,8%).

La deuda financiera neta se sitúa en 189,8 millones, con lo que es un 3,4% menor a la del cierre de 2019.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios