Economía

Renault salva su planta de Valladolid hasta el 2018

  • La empresa adjudica a la fábrica la construcción de un coche eléctrico, otro convencional y un motor.

El plan industrial presentado este martes  por Renault para las plantas de montaje y motor de Valladolid garantiza el futuro de estas factorías al menos hasta 2018 y las coloca como pioneras de los nuevos vehículos eléctricos en España.

Además los centros situados en Valladolid construirán un coche convencional a partir de 2013 y otro más pequeño, eléctrico, en 2011, de manera que se garantiza la carga de trabajo de estas factorías.

Este anuncio fue hecho por el director presidente de Renault España, Jean-Pierre Laurent, en un acto en el que participaron también el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, y el ministro de Industria, Miguel Sebastián.

A estos dos nuevos vehículos se sumará un nuevo motor, según ha precisado Laurent, con lo que se cumple "lo que todos" esperaban, en palabras del presidente de la Junta, una nueva carga de trabajo que garantice el futuro de la firma del rombo en Valladolid, adentrándola además en el camino de la "innovación tecnológica", según Zapatero.

Zapatero ha aprovechado su intervención para transmitir un mensaje de optimismo y confianza en la "competitividad y capacidad de innovación" de los trabajadores, esa que hace que "las grandes marcas", como en este caso Renault, "sigan apostando" por España, a la par que ha defendido la política de ayudas públicas, como "única vía para reactivar la economía y el consumo".

Laurent ha reconocido que Valladolid ha tenido que competir con países en los que los costes de producción eran mucho más bajos, ha agradecido la función de los sindicatos para llegar a un acuerdo con un alto sentido de la responsabilidad y ha destacado el esfuerzo y colaboración de todas las partes para revocar el cierre de la planta de Montaje, que estaba decidido para 2012.

Tras un año intenso de contactos y movilizaciones de los trabajadores, que reunieron a más de 16.000 trabajadores en Valladolid en diciembre pasado, Sebastián ha precisado que el "ambicioso plan industrial cuenta con 500 millones de euros en cuatro años", de los que 300 serán para fabricar el vehículo convencional, dado que la vida útil del Modus, que se fabrica en Valladolid, termina en 2013.

Otros 70 millones de euros se dedicarán al pequeño vehículo eléctrico, con lo que se garantiza el funcionamiento de la planta de Montaje para al menos la próxima década, según el ministro.

La planta de Valladolid tendrá "en 2013 una producción de 100.000 vehículos al año, de los que 20.000 serán eléctricos" y se trata, según Sebastián, del primer anuncio de fabricación de un vehículo eléctrico en España con ese número de unidades.

"Arrancamos con el coche eléctrico, que es el futuro, lo que sitúa" a Valladolid en primera línea de "liderazgo e innovación", ha destacado el presidente del Gobierno, que ha despertado las sonrisas de los presentes al referirse a la planta vallisoletana por su viejo nombre, el de FASA-Renault.

Al alto sentido de "responsabilidad" de los representantes de los trabajadores también se ha referido Zapatero, quien ha recordado la "disposición de recursos públicos" que ha llevado aparejado el plan para una industria, la de la automoción, que "es clave para el futuro económico de España".

Este plan, según ha precisado Laurent a preguntas de los periodistas, contará con unas ayudas "compartidas" a la inversión de las administraciones nacional y autonómica de entre el 25 y 30 por ciento, aún sin cerrar ya que su aplicación concluye en 2013.

Zapatero ha subrayado el acuerdo desde el "primer momento y en todo" con Juan Vicente Herrera y el gran trabajo realizado por Laurent.

"Se nos presenta hoy lo que habíamos pedido a Renault, una solución industrial de futuro", ha planteado Herrera, que ha arrancado su intervención con el "sol en forma de rombo" que hoy ha lucido en Valladolid, tras múltiples conversaciones al más alto nivel en el último año y una gran cooperación entre administraciones, empresa y sindicatos.

Ha incidido en la importancia de que se entre en la fabricación de vehículos eléctricos, y ha expresado en cifras lo que supone este plan para un sector, que es el 25 por ciento del PIB regional, con 40.000 empleos directos y 60.000 indirectos, el 10 por ciento del empleo regional, con el 20 por ciento de la fabricación de vehículos de toda España.

Representantes de UGT y CCOO en Castilla y León se han mostrado "optimistas" con el nuevo plan industrial para las factorías de Renault en Valladolid, y han mostrado su confianza en que garantice el funcionamiento y el empleo en las plantas durante "más de diez años".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios