Economía

Carbures corrige drásticamente sus cuentas tras la auditoría de PwC

  • La firma gaditana declara pérdidas de seis millones hasta junio en lugar de beneficios de 11,4

Carbures ha corregido de forma drástica sus cuentas tras someterlas a una auditoría de PricewaterhouseCoopers (PwC) al surgir dudas sobre las mismas. Así, la firma gaditana, especializada en la fabricación de piezas de fibra de carbono para el sector aeronáutico y de automoción, comunicó ayer que, en el primer semestre de 2014, registró pérdidas de seis millones de euros en lugar de las ganancias publicadas de 11,4 millones, al tiempo que cerró el año 2013con un beneficio de 1,9 millones, frente a los 4,7 millones comunicados anteriormente.

En una nota, Carbures señala que su auditor ya ha presentado el informe sobre las cuentas de la empresa hasta junio de 2014 "sin incluir salvedades", si bien recomendó el uso de "criterios más prudentes" a la hora de contabilizar sus ingresos.

La aplicación de estos criterios hacen que, de enero a junio de 2014, registrara unas ventas de 20,2 millones, frente a los 41,9 millones publicados, debido al cambio de criterio en la aplicación de los ingresos de la operación con la empresa china Shenyan Hengrui.

De cara al año completo, las nuevas cuentas indican que, en 2014, se alcanzaron unas ventas consolidadas de 58 millones -frente a los 19,9 de 2013-, y unas pérdidas de nueve millones, fruto fundamentalmente de los deterioros de los fondos de comercio y de los gastos incurridos con motivo de la salida a Bolsa, y que no son recurrentes.

"El auditor ha hecho un trabajo profundo, nos ha recomendado cambiar criterios en la aplicación de los ingresos pese a reconocer la validez de los mismos y nosotros así lo hemos decidido aplicar con el objetivo de dejar una compañía absolutamente preparada para los retos venideros, que no son pocos", aseguró el presidente de la empresa, Rafael Contreras.

La empresa andaluza dice salir "limpia, ordenada y con las cuentas claras" del examen del auditor y destaca que no deberá reformular sus cuentas de 2013, sino limitarse a una reexpresión de las mismas de acuerdo al auditor.

Carbures indica que, tras las dudas mostradas por PwC en octubre, ninguna de las tres compañías cuestionadas pueden considerarse asociada o controlada por la empresa andaluza o sus directivos.

Sólo una operación, la de Ansal, la comercializadora de estructuras de fibra de carbono para obra civil, considerada satélite de Carbures e integrada en su clúster, es trasladada en su facturación de 2013 a 2014. "Pero en ningún caso se considera una operación intragrupo", afirma Carbures.

En el caso de las otras dos compañías, Materiable y Sinatec, Carbures indica que el informe muestra que su facturación es "absolutamente correcta".

Los criterios "más prudentes" a la hora de contabilizar los ingresos, pese a la validez en la formulación de cuentas, se refieren a los contratos con la compañía china Shenyan Hengrui por la venta de lineales de fabricación de piezas de coches. Estos contratos reportarán a Carbures unos ingresos de más de 97 millones de dólares por la venta de siete lineales, su distribución, así como los royalties inherentes al uso de esta tecnología.

Para 2015, Carbures espera ventas de más de 110 millones y un Ebitda superior a los 12.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios