Economía

El Banco de España arremete contra las "dudosas exenciones" fiscales a las empresas

  • Hernández de Cos reclama consenso político para acometer cambios fiscales, laborales o en pensiones

Francisco J. Riberas (IEF), Pablo Hernández de Cos (Banco de España) y Fernando Ruiz (Deloitte) Francisco J. Riberas (IEF), Pablo Hernández de Cos (Banco de España) y Fernando Ruiz (Deloitte)

Francisco J. Riberas (IEF), Pablo Hernández de Cos (Banco de España) y Fernando Ruiz (Deloitte)

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha afirmado que hay margen para redefinir la estructura impositiva en España ante las “dudosas exenciones” o tipos especiales reducidos y que “distorsionan” los ingresos.

Durante la clausura de la Asamblea anual del Instituto de Empresa Familiar de 2019, Hernández de Cos afirmó que uno de los retos que tiene la economía española es reducir su elevado endeudamiento y seguir bajando el déficit público, ya que hay un componente estructural es “muy elevado” que no se ha reducido apenas en los cuatro últimos años.

En su opinión, “una revisión de la composición de los gastos y de los ingresos públicos podría también contribuir de forma decisiva a la mejora del crecimiento potencial de la economía. Existe margen tanto para aumentar la eficiencia del gasto público y reorientar su composición...como para redefinir la estructura de la cesta de impuestos”.

La empresa familiar reclama un Gobierno "rápido y estable" que abandone el cortoplacismo

Hernández de Cos apunta a la existencia de elevados beneficios fiscales en el sistema impositivo, derivados de la presencia de numerosas exenciones, deducciones y tipos especiales reducidos, que generan pérdidas importantes de recaudación y distorsionan la eficiencia y la equidad del sistema impositivo.

El gobernador aseguró además que todas las reformas estructurales que se hagan vía impositiva o en el mercado laboral o de las pensiones deberían tener consenso político para que tengan una duración en el tiempo y no cambien con cada gobierno.

Por su lado, el presidente del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), Francisco J. Riberas, reclamó que se forme un nuevo Gobierno “rápido y estable” que abandone el “cortoplacismo” y acometa reformas estructurales, y cree que a nadie le puede parecer mal pagar “algo más” de impuestos si con ello se crece más. De todas formas, ve una “aberración” hablar solo de subidas de impuestos y no de cómo impulsar el crecimiento.

Riberas rehusó entrar en “quinielas”, pero incidió en la necesidad de que se forme un Gobierno “lo antes posible”, y que de los comicios autonómicos salgan equipos de gobierno “sensatos” con un plan de desarrollo para formar un nuevo modelo como país.

Para Riberas, en un momento en el que España crece a ritmos “sensatos” y ante una ralentización económica, es “el momento de tomar decisiones”. A su juicio, el nuevo Ejecutivo “no puede seguir adoptando medidas aisladas y cortoplacistas”, sino que es el momento de tomar “decisiones de Estado, de largo plazo y con altura de miras”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios