Economía

El Banco de España insta a Cajasur a rematar la fusión antes del día 21

  • La entidad cordobesa y Unicaja deben tener aprobado el proyecto de integración, que incluye el acuerdo laboral, de forma inminente para que dé tiempo a optar al FROB

Comentarios 10

Los días pasan, los plazos se acortan. El Banco de España ha comunicado esta semana a Cajasur que debe resolver el proyecto de fusión con Unicaja antes del día 21 para que haya tiempo suficiente para aprobar la integración en las asambleas de las dos entidades y contar así con opciones a las ayudas del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), imprescindibles para que la fusión sea fiable desde el punto de vista financiero y cuya convocatoria termina el 30 de junio. El Banco de España reitera así su postura en este asunto: si no hay fusión habrá intervención.

El órgano que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez no hace sino marcar el territorio y fijar plazos indirectamente, porque reclama a Cajasur y Unicaja que sus consejos tengan aprobada la fusión antes del 21-M. Cajasur tiene consejo el próximo miércoles, pero el plazo es demasiado corto. Sólo le restarían siete días hábiles para dar el visto bueno al documento base de la fusión y convocar la asamblea, algo que tendría que ocurrir el mismo día. De ahí en adelante el escenario incluiría 30 días como mínimo para convocar la asamblea tal y como exige la ley y unos días, apenas diez, para resolver imprevistos.

Pero hay un gran escollo. El proyecto de fusión se sustanciará básicamente en el informe de la consultora Boston Internacional Group, aunque debe contar con el acuerdo laboral. Y ahí es donde está el problema. Sindicatos y cajas llevan cuatro meses sin avance porque las dos entidades se niegan a dar datos a los sindicatos y éstos no saben sobre qué negociar. Hoy está previsto un encuentro de la mesa reducida y se espera que sea el principio del fin de la salida negociada, porque de otro modo sería imposible llegar al día 21 con el proyecto de integración aprobado por los consejos de administración, que no pueden sentarse para este fin sin acuerdo con los trabajadores.

¿Salidas? Complicadas. Distintas fuentes apuntan a que se puede presentar un acuerdo laboral cogido con alfileres para desarrollarlo cuando la fusión sea un hecho, pero esta opción se antoja complicada. Otras fuentes apuntan a que el presidente de Unicaja, Braulio Medel, tendría ya sobre la mesa un acuerdo para ofrecer a los sindicatos y salvar in extremis la situación.

Las fuentes consultadas apuntan que la misma comunicación que ha recibido Cajasur podría haber sido enviada a otras entidades, como es el caso de Caixa Galicia y Caixanova. Y es que los acuerdos entre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de la oposición, Mariano Rajoy, encaminados a acelerar los procesos de fusión más complicados, responden a una situación de emergencia. Otro hecho vinculado a las exigencias del Banco de España ha sido el encuentro entre Zapatero y el presidente de la CECA, Isidro Fainé, el lunes. En esta cita se puso de manifiesto que las fusiones cerradas son muy pocas y que el reloj juega en contra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios