Ambiente

De vuelta a las tablas

  • El cantante Andrés Morales, de Andy & Lucas, regresa con una comparsa al teatro y 'El Lacio' se implica de nuevo al completo en un grupo diez años después

De vuelta a las tablas De vuelta a las tablas

De vuelta a las tablas

Anoche, algunos de los participantes en la sesión experimentaban sensaciones que hacía años que no sentían. Volvían a cantar sobre las tablas del teatro Falla y se implicaban tras mucho tiempo en una agrupación.

Por ejemplo, José María Barranco, El Lacio, cogía la guitarra para interpretar el repertorio de 'La chirigota de la Viña', que había confeccionado al completo. Según él mismo comentaba, hacía diez años que no realizaba un grupo en solitario, desde 'Aquellos dúos antiguos'. "Ahora estoy más tranquilo, estaba muy nervioso, pero ha salido todo como tenía que salir", explicaba detrás del escenario. "Ha sido un momento increíble y ahora a disfrutar", apuntaba el viñero.

Con él se animaba el cuartetero de Trebujena Manuel Zambrano, que este año no sale en el concurso. Zambrano protagonizaba una cuarteta del popurrí de esta chirigota y se quitaba el gusanillo. "Me llamó José Mari y no me lo pensé, tenía que pisar las tablas", señalaba.

Otro que hacía muchos años que concursaba es el cantante Andrés Morales, Andy, de Andy &Lucas. Ayer llevó al Falla 'La brillante'. Él firmaba la música y la letra la hacía Raúl Gálvez, cantaor al que le une una amistad. "Le pedí el favor de que me hiciera el pasodoble de medida y al final lo fui convenciendo y me ha hecho todo el repertorio", afirmaba Andy sobre la aportación del cantaor. El gaditano, que también salía como componente, venía con "muchas ganas e ilusión", ya que como comparsista su última participación en adultos fue en 'Juguetes'. Su objetivo era que "gustara" y esperaba poder estar en cuartos de final, porque "las semifinales están mas caras que la Champions". Este proyecto seguirá en los próximos carnavales.

El otro gran protagonista de la noche fue el pregonero. Con la frente perlada aún de sudor tras pasar por esas tablas que tanto ha pisado, Pedro ofrecía sus impresiones tras el pase de su comparsa, 'El ojo de Cádiz', cuyo tipo le obliga a cantar prácticamente a ciegas. "No veo a nada ni a nadie, ni si la gente se pone de pie o no. Nada, pero creo que había que arriesgar y lo hemos hecho. La comparsa ha sorprendido, porque un tipo tan original como este no lo hay en el concurso este año". El pregonero reconoció que llevar adelante la proclama del próximo 25 de febrero y a la vez los ensayos de la comparsa le está resultando complicado, "pero ahí vamos, con mucha ilusión". "Yo le he dicho al Kichi que si me meten preso que me saque él que es el alcalde. En broma claro, porque lo voy a hacer de gran categoría", dijo.

La noche la cerraban los karatecas del Sheriff, 'Los confundios' y como siempre, en su tipo no faltaba el escudo del Cádiz C.F.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios