La pandemia provoca una suspensión histórica

Los artesanos de Cádiz, sin su gran escaparate sin Carnaval 2021

  • Entre escenografía, maquillaje o sastres, una veintena de empresas dependen del COAC para buena parte de sus ingresos del año

  • Pasando un mal momento en tiempos de covid, sin ferias ni celebraciones, se reinventan: "Si no sería la ruina total"

Atrezzos de Carnaval en la nave de Quattro Producciones Artísticas. Atrezzos de Carnaval en la nave de Quattro Producciones Artísticas.

Atrezzos de Carnaval en la nave de Quattro Producciones Artísticas. / Lourdes de Vicente

Los artesanos son una pata fundamental de la fiesta. Sin su aportación, muchas agrupaciones históricas no serían lo mismo. El repertorio se considera lo más importante, pero a veces son los propios artesanos quienes aportan una visión nueva y fresca sobre una temática concreta. Y ahora, con un 2021 sin Carnaval, y sin fiestas, sin apenas espectáculos, pasan por un mal momento. “En 2020 no hubo ferias ni espectáculos, ni carrozas, pero sí hubo Carnaval, pero la perspectiva de 2021 es que no habrá nada”, cuenta Juan Diego Aragón, de Archicarte.

Algunos han tenido que dar el cerrojazo, otros se “reinventan” en tiempos de covid. “Quien es carpintero pues está haciendo armarios empotrados, por ejemplo. Algo que seguramente hace seis meses ni pensaba”, explica el gaditano, cuya empresa, que se ha centrado en las figuras, ha realizado esta Navidad unas de los Reyes Magos para la ciudad de Málaga. Pero, reconoce, “en Cádiz hay pocos artesanos que tuvieran más trabajo fuera del Carnaval que dentro, en volumen y presupuesto". Además, "es nuestro escaparate para futuros encargos para los siguientes meses”. La principal fiesta gaditana, más bien el concurso del Teatro Falla, supone sobre el 65-70% de su facturación del año. Estos días de enero deberían ser de estrés, con mucho trabajo, ultimando detalles y montando y desmontando cada noche en el coliseo gaditano.

“Yo no he pedido un préstamo en mi vida, lo que hemos conseguido ha sido a base de mucho trabajo, de echar horas, y sería una pena ir hacia atrás”, apunta. “Hay muchos gastos fijos, la nave, los seguros sociales, antes de tu sueldo, y muchos están tirando de ahorros, además de la parte psicológica que conlleva la situación, sin tener una fecha fija de cuando todo esto va a pasar”.

Durante el COAC, se generaban alrededor de unos 170 empleos. Son seis las empresas que se dedican a la escenografía, pero dentro de la Asociación de Artesanos del Carnaval (Artecar) hay una veintena, incluidas las empresas de maquillaje, costura, peluqueras,… “Toda esa industria auxiliar que había en torno al Carnaval puede desaparecer, y llegará un momento en que los grupos la necesitan. Hay que pensar bien en eso y no dejar tirado a nadie en el camino”, explicaba Antonio Quintana, de RAS Artesanos.

Una de las firmas más prestigiosas de nuestra fiesta y que ha llegado a colaborar para multinacionales como Nike o artistas como Sara Baras en sus giras, reconocía que es un momento complicado. “Nosotros hemos diversificado nuestro trabajo, pero se nota que falta algo, porque el Carnaval seguía siendo otra fuente de ingresos y ahora no la vamos a tener. Además creo que pocos se están acordando de nosotros. A la hora de generar iniciativas, galas y esas cosas, también se podría haber pensado en los artesanos para que al menos tengamos uno ingresos”. Las crisis, añadía, está afectando a muchos compañeros y “cuando esto pase, esperemos que más pronto que tarde, y los grupos vayan a buscar a artesanos, a costureras, maquilladoras, a lo mejor se encuentran que han cerrado sus negocios y se han puesto a trabajar en Amazon, por ponerte un ejemplo”.

Son pocas las agrupaciones que se están planteando proyectos para este año, “aunque algunas hay”, explica Rafael Aragón, de Quattro's Producción Artística y presidente de Artecar, que confirma que para muchos grupos el año igualmente “ha resultado malo”, sin apenas actuaciones, y aún quedan algunos impagos a artesanos. Por eso, incide, “muchos nos estamos reinventando sino la ruina sería total”. Su firma, por ejemplo, está realizando objetos de merchandising con trabajos de años anteriores, como es el sombrero del ‘La banda del Capitán Veneno’, o decoración para nuevos locales, … “Pero mucho hemos hecho inversiones, de maquinaria, muchos pagos que hay que hacer, con locales de mil metros que no son un localito, como había antes”.

Esta semana está prevista una reunión con representantes de la Junta para abordar la situación y también están en conversaciones con el Ayuntamiento de Cádiz con la posibilidad de realizar exposiciones sobre el mes de mayo. Su participación en las galas municipales las han descartado, con "el fin de que no haya tantas personas ni tanto trasiego y que sea más viables realizarlas si se hacen finalmente". El año, quedaría así casi en blanco para muchos de ellos.

Las costureras: "Es un varapalo fuerte"

Pero además de las firmas propiamente de escenografía, las costureras, los sastres, las maquilladoras también ha notado el golpe. Mercedes Mayone, que lleva años confeccionando tipos para el Carnaval gaditano, afirma que es un "varapalo fuerte". "A estas alturas estaríamos trabajando los siete días de la semana y aunque para nuestro taller su principal sustento son los arreglos y trajes a medida todo eso también se nos ha caído", manifiesta Mayone, que sigue dándole vueltas para ver cómo superan la situación y con el alivio al menos de las clases de corte y confección.

Igualmente, María Jesús Vernal, ganadora de la Aguja de Oro en los dos últimos años del Concurso de Agrupaciones, lamenta que su sector esté sin apenas trabajo. “Imagina, no hay bodas, ni ferias, ni siquiera la gente piensa en hacerse un abrigo para salir a la calle”, comenta, recordando que su ventaja es que ha podido seguir con su escuela. “Pero otros compañeros han tenido que cerrar sus talleres”. En su caso, el Carnaval suponía el 50% del trabajo para estas fechas. “Estamos deseando que pase todo esto”.

Y en Camerino, Sara Romero, también sigue con su escuela de maquillaje “que trabaja con cursos todo el año y también tiene ya en marcha formación oline”. Aún así, el empujón económico que todos los años le suponía el concurso se echará en falta, ya que suele llevar a varios grupos y trabaja en esto desde hace ya 20 años. “Igual que estoy echando en falta reunirme con ellos, el trabajo en estos meses, y el aporte creativo que me da siempre el Carnaval”, confiesa la autora del maquillaje de 'Los irracionales' o 'La eternidad' entre otros, aunque sea un trabajo siempre al límite. “Está siendo muy raro”.

Pese a ello, apuesta por ser positiva, y espera que este parón le sirva para dentro de lo malo, “mirar técnicas nuevas, aprender, darle una vuelta para que todo sea más artístico el año que viene”. Tampoco quiere pasar la fiesta en blanco. “Estamos preparando cursos de maquillaje de Carnaval, rememorar lo que hicimos con anteriores agrupaciones, para que siempre haya un poco de purpurina”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios