fútbol lLiga BBVA

Otra vez Ibrahimovic

  • El sueco vuelve a cargar contra Guardiola en su libro y admite que la posición de Messi fue el motivo de su enfrentamiento

La posición de Leo Messi en el terreno de juego fue el motivo del enfrentamiento entre Zlatan Ibrahimovic y el técnico del Barcelona, Josep Guardiola, según afirma el delantero sueco en su autobiografía.

En los extractos del libro del jugador del Milan publicados ayer por los diarios suecos Aftonbladet y Expressen, Ibra asegura que los problemas con Guardiola en el Barcelona le hicieron sopesar dejar el fútbol en la Navidad del año 2009. Ibrahimovic detalla cómo su relación se fue enfriando con Guardiola.

Un factor que contribuyó al deterioro fue cuando el sueco cuestionó la decisión del técnico de poner a Messi en el centro de la delantera, lo que confinaba a Ibrahimovic a otra posición menos habitual para él.

Ibrahimovic dijo que sacó el tema y que tuvo una buena discusión con el técnico, pero que no ocurrió nada.

Según el delantero, Guardiola dejó de hablarle desde entonces e incluso ni le miraba, según el libro Yo soy Zlatan Ibrahimovic, escrito junto a David Lagercrantz y que aún no está a la venta.

El 1 de mayo de 2010 la tensión alcanzó su máximo nivel cuando Ibrahimovic salió desde el banquillo para jugar los últimos minutos del partido ante el Villarreal. En el vestuario, el sueco explotó. Dio una patada a una caja y gritó a Guardiola: "¡No tienes pelotas!".

Ibrahimovic sólo estuvo una temporada en el Barcelona, la 2009-2010, y regresó a Italia, al Milan. Ya había triunfado antes en la Juventus de Turín y en el Inter italianos.

El jugador cuenta cómo al llegar al club se le dijo que mantuviera un perfil bajo y que no acudiera a los entrenamientos con coches llamativos, por ejemplo, algo que aceptó.

En el momento de su marcha tildó públicamente a Guardiola de "filósofo".

Ibrahimovic le gritó cosas aún peores, según explica en su libro. "Tú te cagas encima con Mourinho. Puedes irte al infierno", apunta el internacional sueco sobre las palabras que le dedicó a su entrenador.

Sobre todo, el jugador reconoce haberse vuelto "totalmente loco" por el cambio de sistema táctico que permitió a Lionel Messi erigirse en el gran líder del grupo en la posición de falso nueve, lo que relegó a Ibrahimovic al banquillo e incluso por detrás de un Bojan Krkic que acabó muy bien la temporada 2009-10.

De hecho, la explosión de Ibra tras el partido en Villarreal comienza tras anotar un buen tanto Bojan, ahora disfrutando de minutos en la Roma.

Según explica, pasó de estar "muy contento" a su llegada a Barcelona a llegar a pensar en la retirada del fútbol profesional por la desaparición de la motivación, fruto de su mal entendimiento con Guardiola, quien nunca ha querido sacar a la luz éste ni otros episodios.

De esta forma, la guerra dialéctica entre el delantero sueco y el técnico del Barcelona tiene con este libro otro episodio más tras la ruptura de sus relaciones incluso antes de que el ahora atacante del Milan se marchase del Barcelona tras una campaña en la que no estuvo al nivel esperado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios