POLIDEPORTIVO lCádiz

El único mensaje de tranquilidad posible

  • El Ayuntamiento trabaja para evitar la supensión de servicios y busca fuentes de financiación para pagar a los proveedores

El Ayuntamiento de Cádiz parece tener clarísimo que los usuarios de las instalaciones deportivas de la capital y los trabajadores amenazados con la suspensión de servicios a partir del próximo día 12 se han convertido en su prioridad respecto al conflicto que mantiene con Eulen por el impago de facturas del pliego de condiciones.

El anuncio de la empresa supondría en la práctica una paralización de actividades que afectaría a miles de ciudadanos y por otra parte da sentido al expediente de regulación temporal que en los últimos días ha anunciado que presentará ante la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía.

Así las cosas, el teniente de alcaldesa y máximo responsable municipal en materia de Economía y Hacienda, José Blas Fernández, trabaja desde hace semanas en la búsqueda de fuentes de financiación alternativas, al margen de los Fondos ICO que se van a recibir a mediados del mes que hoy comienza, para pagar a los proveedores, entre ellos Eulen.

Lejos de cumplir con su obligación contractual de continuar prestando sus servicios a pesar del impago del Instituto Municipal del Deporte, la empresa ha planteado un pulso al Ayuntamiento con el objetivo de cobrar, obtener al menos un compromiso de plazos o quedar liberada de la concesión del servicio, un pliego de condiciones que no concluye hasta el 30 de abril de 2012. Demasiado tiempo para Eulen y un mundo para los trabajadores, que siguen cumpliendo pese a la incertidumbre que se cierne sobre su futuro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios