Deportes

Un triunfo que evite una pesadilla

  • España se estrena en la segunda fase ante una Grecia que necesita ganar para mantener las esperanzas de clasificación Spanoulis y Bourousis son los grandes referentes helenos

La selección española se enfrenta (17:45) a la de Grecia en el primer partido de la segunda fase del Eurobásket, un encuentro en el que el vencedor podrá soñar y el perdedor tendrá serias pesadillas porque su futuro será más que incierto.

Sobre todo para el conjunto heleno , que llega con el agua al cuello al ser el único equipo del Grupo F con el casillero de victoria a cero. Eso significa que una nueva derrota, y con dos partidos por delante, tendría como consecuencia que estaría prácticamente eliminada. Los apuros griegos son un arma de doble filo y España, que acumula una victoria y una derrota, tiene que saber jugar con ello. Si los de Juan Antonio Orenga ganan podrían comenzar a pensar en los cuartos de final, pero si pierden, aun sin ser definitivo, estarían contra las cuerdas y echando manos de la calculadora.

España y Grecia son dos clásicos en la lucha por los primeros puestos continentales, pero la mala puesta en escena de los griegos en la primera fase los ha abocado a esta situación casi límite. La plantilla que dirige el italiano Andrea Trinchieri cuenta con un nutrido grupo de "jugadores de gran calidad", como no dudó en reconocer el técnico español. En lo que tampoco hay duda alguna es en que Spanoulis es el gran referente. "Anota, asiste, puede estar dos cuartos sin puntuar y luego tener una racha espectacular. Pero si pensamos sólo en él estaríamos equivocados", dijo Orenga.

Y es que Grecia es Spanoulis, pero también Bourousis, el pívot que jugará con el Real Madrid, el alero Perperoglou, compañero de Spanoulis en el Olympiacos, Papanikolaou, fichado por el Barcelona, Fotsis o Printezis, otro jugador del Olympiakos campeón de la Euroliga en las últimas dos temporadas, entre otros. Es decir, un señor equipo capaz de ganar a cualquiera.

El cuadro español es consciente de todas estas circunstancias y conoce a la perfección la valía de sus rivales y sus características técnicas, por lo que está dispuesto a ganar con las mismas armas de siempre: defensa, velocidad, trabajo y equipo. "Llevamos una trayectoria ascendente y seguro que ellos están más preocupados por nosotros que al contrario", comentó Marc Gasol, que añadió: "El partido se decidirá por pequeños detalles. Intentaremos que no se sientan cómodos. Tenemos que correr y para eso hay que defender".

España se mide a un gran rival en la primera gran prueba del Europeo. Del resultado se podrán extrapolar muchas cosas y soñar o tener pesadillas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios