Selección Española

El reto de dar un salto a la Eurocopa

  • España busca ganar a Suecia para ser líder de su grupo y empezar a mirar muy de cerca la clasificación

Los jugadores de la selección española Los jugadores de la selección española

Los jugadores de la selección española / EFE

La selección española cierra la temporada con el duelo estrella de su fase de clasificación a la Eurocopa 2020, recibiendo en el estadio Santiago Bernabéu a una Suecia que lleva siete partidos sin perder, con el liderato del Grupo H en juego y un paso de gigante hacia la gran cita.

La España de Luis Enrique Martínez, que sufre desde Malta una parte del camino con la ausencia de su seleccionador por un grave problema familiar, camina con firmeza hacia la Eurocopa 2020. El pleno de triunfos después de tres jornadas disputadas le convierte en líder con dos puntos de ventaja sobre Suecia, el gran examen con el que cierra una campaña en la que se quedó fuera de la fase final de la Liga de Naciones.

Superado con solvencia el trámite de Islas Feroe, el cuerpo técnico al que pone cara Robert Moreno pero que dirige a la distancia Luis Enrique, cuenta con su grupo de jugadores frescos para el último encuentro gracias a las rotaciones. De esta manera se esperan numerosos cambios en el equipo titular, un mínimo de siete. Regresará a la titularidad, con la lupa permanente cada vez que se enfunda la camiseta de la selección, David de Gea. La competencia aumenta con Kepa y necesita un buen partido para seguir siendo indiscutible en portería.

En defensa se esperan hasta tres cambios. El regreso en el lateral derecho de Dani Carvajal, quien por lesiones no juega con España desde septiembre de 2018; la entrada de Íñigo Martínez en el centro de la defensa y Jordi Alba en el lateral izquierdo. La cara del equipo cambiará con Parejo al mando y sus espaldas cubiertas por Busquets.

Donde más variantes existen es en la faceta ofensiva. Los buenos minutos de Asensio en las Islas Feroe le hacen aspirar a la titularidad, en la que pueden permanecer Isco y Morata, con la novedad en ataque de Rodrigo. Ocho goles en tres jornadas aumenta la media en la pegada del combinado nacional español. Son los mismos anotados por su rival en las tres jornadas disputadas y que prometen un duelo atractivo en el Bernabéu. Suecia, llega a la cita reforzada por un buen arranque de fase de clasificación, con dos triunfos y un empate, aunque con la duda del rendimiento en defensa por las bajas por lesión de sus dos centrales titulares: Lindelöf, del Manchester United, y su capitán y alma, Andreas Granqvist.

Todo apunta a que el seleccionador sueco, Janne Andersson, apostará por la pareja que jugó contra Malta, formada por Jansson (Leeeds) y Helander (Bolonia), los dos centrales con más experiencia internacional en ausencia de los titulares. El veterano Sebastian Larsson, un interior reconvertido con los años a mediocentro, podría entrar también en el once, ya que ha sido la opción favorita en los últimos tiempos para acompañar a Ekdal, con Forsberg, la estrella del equipo, y Claesson, en racha goleadora, como seguros por las bandas.

Aunque el joven Isak, que hace años estuvo a punto de fichar por el Real Madrid, ha apretado en los últimos partidos, sería una sorpresa que Andersson sentara a Berg, a pesar de las críticas por su falta de gol (ha marcado uno en el último año y medio). Varios compañeros salieron a defenderlo tras el triunfo contra Malta, en el que dio dos de los tres goles, por su trabajo por el equipo. Quaison, que ha marcado cuatro goles en los últimos tres partidos, parece indiscutible en el once titular del conjunto escandinavo, cuyos jugadores han reconocido el favoritismo de España, aunque también han apelado a su gran papel en el Mundial (llegaron hasta cuartos de final) para reivindicarse.

Robert Moreno, segundo técnico de la selección española, se deshizo en elogios hacia Isco, "un jugador único" que dijo que "si no fuese español habría que nacionalizarlo". "Creo que Isco por la posición que lo ponemos partiendo desde banda izquierda, que nos ha dicho que es donde se siente mejor, es donde más puede aportar porque es un jugador único, de los mejores del mundo entre líneas. Si no fuese español habría que nacionalizarlo", aseguró en rueda de prensa.

La temporada de Isco en el Real Madrid no afecta para nada el pensamiento que tiene Luis Enrique y su equipo técnico, que lo consideran un jugador clave en su bloque. "En Suecia no sé si jugaría Isco porque juegan muy directos pero para el tipo de fútbol de España es el jugador ideal. Sabe jugar entre líneas, tiene capacidad con pocos metros de girarse, de finalizar y hacer goles", definió. "No tengo elementos para valorar su temporada, las tres veces que ha estado con nosotros su rendimiento y comportamiento ha sido espectacular", añadió.

Por último, Robert Moreno pidió el empuje de la afición: "Con la ayuda de la máxima gente posible será mejor para todos porque va a ser un partido igualado que puede decantar el público. Nos gustaría que hubiera el máximo número de seguidores posibles en el Bernabéu. Sería una pena renunciar a una fortaleza cuando juegas en casa. Cuanta más gente venga, más se notará. Si llenamos el Bernabéu vamos a ser más fuertes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios