Rugby | Liga Iberdrola Una referencia del deporte de El Puerto

  • Jessica Arana, de Las Cocodrilas de Sevilla, mira al futuro con ambición

Jessica Arana es placada por una adversaria durante un encuentro. Jessica Arana es placada por una adversaria durante un encuentro.

Jessica Arana es placada por una adversaria durante un encuentro.

Jessica Arana Caballero es una jugadora de rugby nacida en El Puerto. Actualmente, y desde hace ocho años, juega en las filas del equipo universitario de Sevilla, las Cocodrilas. La joven portuense lleva desde los 12 años dedicándose a este deporte, más de la mitad de su vida, pues aún no ha cumplido los 29. La joven ha pasado por varios equipos y estuvo varios años en el Club de Rugby Atlético Portuense, donde decidió que quería seguir con este deporte por mucho tiempo.

Jessica empezó en este deporte en Villajoyosa, en Alicante. Cuenta que sus padres tuvieron que irse por trabajo unos años y una compañera del colegio la animó a probar el rugby. Un día se animó a ir a un entrenamiento y le gustó mucho aquello. Allí jugaban en una Liga de colegios y participaban muchos niños y niñas. Sólo pudo estar un año porque al siguiente volvieron a El Puerto y ahí fue cuando decidió probar suerte en el CRAP.

En El Puerto cuando ella llegó solo había equipo masculino. Al principio, le pareció algo extraño, pero a Jessica no le importó. Empezó a jugar con los chicos y desde un primer momento “me sentí muy bien, integrada, en todo momento fui uno más del equipo”. Los recuerdos que tiene del equipo portuense son muy buenos: “Fue una etapa que no olvidaré y que ha sido muy importante en mi vida. Me hizo crecer mucho. Si tuviera que volver a repetir, lo haría con los ojos cerrados”.

Aunque Arana ha tenido algunos momentos intermitentes en la dedicación a este deporte, siempre ha tenido claro que quería dedicarse a él. “Siempre he competido en esta modalidad deportiva salvo un año que me alejé por las lesiones y que me decanté por el waterpolo. No obstante, pronto me di cuenta de que no era lo mío y volví al rugby”. Para Jessica, este deporte “siempre ha sido y es una forma de vida. El rugby transmite tres cosas muy importantes: unión, fuerza y superación”.

Tal como indica, “lo que más me gusta de este deporte son los valores, el sentimiento de equipo y de familia, el jugar como una piña, unidos. Al final, individualmente no eres nada”. En el otro lado, la parte más complicada es que al ser un deporte minoritario, no se puede vivir de ello: “ahora juego en Primera División y, aun así, tengo que seguir trabajando y buscar dinero para los entrenamientos fuera a del equipo, en el gimnasio… y toda mi vida cotidiana. Al final es un esfuerzo doble y eso cuesta un poco más”.

Jessica juega actualmente en primera categoría del Rugby femenino, en el equipo Las Cocodrilas de Sevilla. Es un equipo que está creciendo mucho en los últimos años. Han jugado varias fases de ascenso y hace un par de años consiguieron subir a primera división. Este año han finalizado primeras en la clasificación y, según indica la jugadora portuense, “lo mejor es que seguimos creciendo como grupo”. Han acabado primeras de la fase regular y están clasificadas para los play-off. La semifinal se iba a celebrar este fin de semana pasado, En primera instancia iba a ser a puerta cerrada y finalmente no se ha jugado, debido al coronavirus.

Actualmente, Jessica se encuentra muy a gusto en su equipo actual. “Me siento bien, contenta. Es verdad que vas cumpliendo años y va costando un poco más. Vienen chicas nuevas y se notan que ya no tenemos 18 años. Hay más carga de trabajo y de entrenos, pero estamos a buen nivel. Tanto yo como compañeras seguimos ahí al pie del cañón”. La portuense se marca como principal objetivo seguir creciendo y mejorando en el deporte de su vida. “Aunque llevo muchos años, siempre hay cosas que mejorar y reforzar. El rugby va cambiando y tú tienes que ir actualizándote y aprendiendo. Mi meta es seguir luchando y conseguir ser mejor de lo que soy, siempre junto a mi equipo”.

Aunque de momento volver a El Puerto le resulta inviable por temas laborales, no descarta regresar en algún momento: “nunca se sabe si volveré en algún momento. Es un sitio donde se vive bien, cerca de la playa… y, además, podría estar cerca del equipo portuense que me ha dado tanto. De todas formas, sea en Sevilla o en El Puerto, siempre estaré cerca tanto de mi ciudad como del rugby”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios