Alerta sanitaria Salud retira por listeriosis una morcilla elaborada y distribuida en la provincia de Cádiz

Fútbol | Segunda B

Un punto que deja contento al San Fernando (0-0)

  • Los isleños igualan frente a la Balona en un más que vibrante derbi al que solamente le faltan los goles

El azulino Varela avanza en presencia de Paco Candela y de su compañero Lolo.

El azulino Varela avanza en presencia de Paco Candela y de su compañero Lolo. / ERASMO FENOY

El derbi terminó con un justo empate a cero. El partido más importante para Balompédica Linense y San Fernando en lo que va de temporada finalizó con un reparto de puntos que agradó a ambos contendientes. El encuentro donde se ponía en juego el liderato del grupo concluyó con un punto de oro para cada uno de los contendientes con lo que deja las cosas como antes de disputar, aunque el cuadro azulino ve a los demás equipos desde lo más alto de la clasificación y saca, con esta igualada, el enfrentamiento particular a los de Antonio Calderón, al igual que saca positividad en ese apartado ante todos los equipos involucrados en las posibilidades de terminar entre los tres primeros dentro de dos jornadas; Algeciras, Tamaraceite y Sanluqueño.

Por eso, principalmente, el del derbi fue un punto de oro en un partido vibrante, emocionante y de una alta calidad técnica, donde los contendientes mandaron sobre el campo en determinadas ocasiones, y donde si la igualada se nos antoja justa, también se nos antoja injusto el que no hubiese habido algún que otro gol viendo el desarrollo del partido.

Con eso, Stankovic esgrimió sus dudas con lo esperado, pasando a Amelibia al lateral derecho para formar en el centro de la zaga con la pareja apostada al principio de temporada, Juan Rodríguez y Javi Fernández. En el centro del campo dejó en solitario a Lolo González en tareas defensivas para jugar con Sandro Toscano muy cerquita de él y con Pepe Bernal en la media punta. Lo inexplicable de todo esto es el porqué teniendo dos jugadores de la calidad de Sandro y Bernal en la posible aplicación de la dirección del equipo, los isleños se empeñaban en buscar a Lolo González para que iniciase la fabricación de las jugadas.

Comenzó el cuadro albinegro presionando, y de lo lindo, la inmediaciones de Perales, pero sin tener la más mínima pizca de suerte en el desarrollo final de las jugadas. Así, ya en el minuto 3, Koroma, que fue una pesadilla para la zaga azulina, centró para que Antoñito no llegase al remate y en el 7’ era Paco Alcalde el que ponía a prueba los reflejos de Perales en el lanzamiento de una falta directa. El cancerbero isleño respondió a las mil maravillas.

No conseguían los de Stankovic desempolvarse el dominio local, pero eso sí, tampoco daban tregua en la parcela defensiva y eran mínimos, o ninguno, los errores que se cometían para dar posibilidades a su rival.

Koroma lo volvió a intentar desde lejos el 15’ y Alcalde percutió en el 16' en un disparo que se fue fuera por poco, mientras que Antoñito insistió tras robarle a Varela para que el remate final de Koroma no encontrara puerta. Corría el minuto 18 de juego. Fue la hora donde los isleños parecieron despertar. Pensando en que tanto defender no le daría nada, el equipo de Stankovic, en la grada, ayer de Padilla, tuvo su primer acercamiento al marco contrario en el minuto 20 de juego, cuando Amelibia centraba para que Francis no llegase al remate.

Conforme pasaban los minutos, los de La Isla se encontraban más y más cómodos sobre el rectángulo y eso obligaba a los de La Línea, a no perder la concentración en tareas defensivas. Aún así, en el 31’ Hugo robó una pelota en la salida del equipo albinegro y disparó raso y por bajo obligando a su primera gran intervención a Nacho.

La primera parte, tras el cumplimiento de la primera media hora de juego, cambió de dominador y fueron los de La Isla los que pusieron sobre el tapete la calidad que lo atesora como líder en solitario del grupo. En el 36’ un centro de Omar obligó al cancerbero local a arrancarle el gol a Hugo de sus botas y, un minuto después un disparo lejano de Pepe Bernal fue enviado al córner por el portero balono.

Con el dominio del San Fernando, que rompía el control inicial de la Balona, se cerró el primer acto de un partido que había pasado en un suspiro, que había merecido que el electrónico del vetusto campo linense cambiase de dígitos y que dejaba las espadas en todo lo alto para el segundo acto.

Pero el esfuerzo no tuvo continuidad y, conformen pasaron los minutos, el cansancio iba haciendo mella en los jugadores que superan su calidad a su trabajo, por lo que la segunda mitad tuvo más vibración por la incertidumbre del resultado que continuidad de ambos equipos en las acometidas.

Los isleños gozaron de su más clara ocasión en el minuto 52’. Un centro de Omar Perdomo al segundo palo fue rematado por Hugo Rodríguez con clara intención de marcar, pero se encontró con la respuesta de Nacho, el rechace de la jugada cayó en los pies de Lolo González que le daba continuidad y su disparo, que bien pudo significar el primer tanto del encuentro, fue repelido por Danese. No tardó en responder el equipo de Calderón que, segundos después tuvieron otra gran oportunidad a través de Alcalde.

Por momentos el partido pareció romperse, pero desde la banda dejaron los técnicos a las claras que, cuando no se puede ganar empatar es lo mejor y las guardias volvieron a enfundarse. En el 60’ se anuló un gol a Pico por falta previa en el remate de cabeza y en el 61’ Francis Ferrón disparó alto. En el 63’, por su parte, fue Antoñito el que lo intentó sin resultado positivo.

Ya cuando se acercó el minuto 70’ de juego fueron llegando los cambios para dar giro a un partido que, conforme pasaban los minutos, perdía intensidad y el partido fue yendo a menos hasta terminar, prácticamente, de evaporarse. Estaba claro que tanto esfuerzo no podía tener la recompensa de terminar el choque de vacío y ambos equipos se limitaban, en el tramo final del choque, a defender su puerta más que a atacar a la contraria y eso hizo que en los minutos finales del derbi no pasasen grandes cosas.

Justo reparto de punto, justa igualada y tras lo visto lo justo sería que ambos equipos lograsen estar entre los tres primeros dentro de exactamente dos jornadas, lo que resta de esta primera fase de grupo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios