golf open de nueva zelanda

La portuense Mozo se quedó sin gasolina

  • Un último recorrido accidentado y plagado de errores la dejó sin aspiraciones de adjudicarse el torneo

Belén Mozo aprieta el puño tras un buen golpe en Nueva Zelanda.

Belén Mozo aprieta el puño tras un buen golpe en Nueva Zelanda. / photosport

El cuarto y último recorrido del Open de Nueva Zelanda femenino de golf, torneo del calendario de la LPGA que estaba pegando sus últimos coletazos la pasada madrugada en Auckland, se convirtió desde su comienzo en un auténtico suplicio para la profesional portuense Belén Mozo después de haber cuajado hasta entonces una actuación espléndida en esta cita en las lejanísimas tierras de Oceanía.

A esa última jornada había llegado ocupando el liderato en solitario aunque viendo recortando el tercer día la enorme ventaja de cinco golpes aquilatada hasta el ecuador gracias a dos tarjetas sensacionales de 66 y 64 golpes. El arranque del último recorrido para las principales candidatas al triunfo resultó muy accidentado y esto pudo influenciar de manera negativa a la española, poco acostumbrada a pelear por las posiciones de la zona noble en torneos de este circuito mundial.

En primer lugar se aplazó la entrada en acción de Mozo y sus compañeras de partido a primera hora de la madrugada del ayer, que era el momento programado, debido a las condiciones meteorológicas. Pudieron empezar horas más tarde pero se produjo una nueva y definitiva suspensión cuando la jugadora de El Puerto tan solo había cumplimentado los seis primeros hoyos. En ese tramo había acumulado cuatro pares y dos bogeys, rebajando su marcador de 15 a 13 bajo par. Pero lo peor no fue eso sino lo que ocurrió con su inmediata perseguidora, la canadiense Brooke Henderson. Esta, jugando al lado de la española, le había robado tres golpes al campo en esos seis hoyos para mejorar desde el 14 hasta el 17 bajo par.

Anoche se reanudó el cuarto recorrido, ya con Belén Mozo compartiendo el segundo lugar y lejos del liderato. Sus malos números se prolongaron y al cierre de esta edición, tras 15 hoyos, ya llevaba un +5 provisional en su tarjeta para un total de -10, lo que en esos momentos la había bajado hasta la quinta plaza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios