Rugby l División de Honor B

La permanencia, primer objetivo

  • El CRAP debuta hoy ante el Ponent en una temporada en la que Cantero asume la dirección técnica

El Club de Rugby Atlético Portuense comienza esta mañana ante el Ponent mallorquín una nueva temporada en la División de Honor B - Grupo 2 con el objetivo inicial de mantener la categoría y ver posteriormente si el desarrollo de los acontecimientos permite plantearse metas más altas.

La marcha de la dirección técnica de Manolo González por motivos personales es una de las grandes novedades de la campaña, en la que Andrés Cantero pasa a ser el principal responsable del banquillo, labor en la que se verá auxiliado por Guzmán Álvarez Tapie, que, lesionado, deja de emplearse como primera línea para desempeñar labores estratégicas.

El club, cuyo presupuesto total para el conjunto de las categorías asciende a 150.000 euros, con el apoyo de 200 socios, dispone de casi medio centenar de jugadores y se empleará con la cantera, excepción hecha del zaguero Carlos, un interesante jugador que procede del Cisneros madrileño.

El entrenador, Andrés Cantero, une a la ausencia de Manolo González, su jefe de planificación, las de los jugadores Patrick, Manolo Muñoz y Popi, lesionados en pretemporada, así como las de Makoki (por motivos laborales), Foski y Marcos de la Cueva (estudios) o Roque (cuelga las botas). En cambio, incorpora novedades como los juveniles Joaquín y Alberto o Gandullo (que ha decidido retornar tras un periodo alejado de los campos por motivos familiares).

Cuatro equipos madrileños componen el grupo (Arquitectura, ascendido de Primera Nacional, Cisneros, CRC y Liceo Francés), además del Les Abelles valenciano (descendido de División de Honor), el Helvetia sevillano, el Ponent, que se estrena flamante en la competición y el propio CRAP. El CAU Valencia y el Alcobendas, ya en la élite, dejan de formar parte de la lucha de los portuenses, así como Málaga y Jaén, en estos casos por pérdida de la categoría.

El presidente, José Antonio González, pronostica un grupo "muy duro, más complejo que el del ejercicio anterior" y prefiere esperar a conocer el nivel de los otros siete rivales antes de fijar metas ambiciosas para los suyos, por lo que reseña que, en principio, "el objetivo es el de mantener la categoría", logro tras el cual se vería "si suena la flauta del ascenso".

El mandatario lamenta la marcha de Manolo González, "una persona que se ha sacrificado mucho por la entidad". El presidente piensa que la incorporación de Guzmán en el banquillo "resultará muy positiva".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios