DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Fútbol | Primera Andaluza

El parón liguero penaliza mucho al Recreativo Portuense

  • Pery recuerda que "estábamos alcanzando la competitividad necesaria para alejarnos de los puestos de peligro".

Pery, en las instalaciones del Marcos Monge. Pery, en las instalaciones del Marcos Monge.

Pery, en las instalaciones del Marcos Monge. / I.G.

Que el coronavirus está afectando a nivel mundial no es ninguna novedad. Que recae sobre todos los ámbitos, incluido el deportivo, tampoco. Ante la situación actual, Pedro García Pery, el ocupante del banquillo del Recreativo Portuense, habla en estos días tan complicados sobre cómo está afectando la crisis al equipo futbolístico de El Puerto que milita en la actualidad en Primera Andaluza.

Pery reconoce que el confinamiento es un escenario difícil para todos, pero recalca que es "especialmente complicado para el que debe mantenerse en forma para desarrollar una actividad física de alto rendimiento en su día a día".

Aunque no pueden trabajar en equipo debido a las pautas marcadas por el Gobierno de España, desde el club se dieron instrucciones para intentar mantener la forma y no perder el ritmo de trabajo: "Hemos marcado unas pautas de trabajo en casa y estoy convencido de que nos mantendremos a buen nivel para cuando decidan que volvamos a la competición".

Aunque para ningún equipo debe resultar positiva la situación actual, el Recreativo Portuense se está viendo muy penalizado porque en los últimos partidos estaba realizando unas grandes actuaciones. El míster reconoce que "estábamos alcanzando el nivel de juego que tanto añorábamos y la competitividad necesaria para alejarnos de los puestos de peligro. Intentaremos volver con más ganas aún para recuperar este tramo de parón".

Además de la falta de rutina a la hora de realizar ejercicios, una de las cosas más complicadas es mantener al grupo unido. Tantos días sin contacto, sin reuniones ni entrenamientos, puede pasar factura a la hora de conservar el sentimiento de equipo. Ante esta situación, Pery asegura que el cuerpo técnico tiene una fluida comunicación con todos los integrantes del equipo. "Sabemos de la complejidad de la situación, pero también del buen hacer del grupo", asegura el técnico recreativista.

Cuando todo esto pase y el equipo pueda volver a trabajar, tanto cuerpo técnico como jugadores tendrán que buscar la manera de recuperar la normalidad cuanto antes. La clave, Pery, la tiene clara: retomar entrenamientos igual que a la vuelta tras el parón de Navidad. Indica que habrá que comenzar poco a poco, "con semejanza las dos primeras semanas y aumentando la intensidad y los tiempos de trabajo a medida que pasen los días y el feedback del grupo así lo demande".

De momento, no queda más que tener paciencia y mantener las ganas e ilusión para cuando el mundo vuelva a la normalidad y suene de nuevo el pitido de inicio del próximo partido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios