Fútbol l Segunda División B

Los números invitan a la preocupación

  • El Portuense se ha situado tras la última jornada a cuatro puntos de los equipos que marcan la zona de salvación

Parece que nadie quiere asumir la realidad, pero el Portuense está en serio peligro de descenso. Los resultados de la pasada jornada han abierto una brecha de cuatro puntos respecto a la salvación, y el conjunto de Orúe, que ha sumado ocho de los 24 disputados en la segunda vuelta, se ve obligado a poner la directa con unos goles que al final refrenden el juego que vienen realizando, y que no es malo del todo.

Mientras que Lorca y Jaén, que no hace muchas fechas estaban por debajo del Portuense, parecen más desahogados y van de menos a más, como lo demuestra los cinco puntos que ya sacan a los rojiblancos. Por su parte Baza y Alcalá están a cuatro puntos y se convierten por derecho propio en otros escollos que haya que salvar para librar la categoría.

Y para mayor peligro, el Portuense, con 30 puntos, está igualado con el Mazarrón, éste en puesto de descenso y con uno más que el Marbella, antepenúltimo. Incluso venciendo al Águilas, el Portuense seguiría en puesto de promoción, aunque con la ilusión de acortar distancias respecto a los de arriba.

El Portuense tiene que jugar en casa frente a Alcalá, Lorca, Marbella y Jaén, con los que perdió en la primera vuelta, por lo que el gol average es desfavorable, y tendrá que visitar al Mazarrón, al que ganó aquí por 3-0. También tendrá que ir a Algeciras en el último encuentro de este mes y Talavera en abril, con lo que es mas que probable que ambos estén incluso más defenestrados que ahora. Al Algeciras son 12 puntos y a Talavera 8 los que les lleva el Portuense, por lo que no cabe, de momento, meterlos en el grupo que al final esté luchando con los de Orúe por la permanencia.

Está demostrado que el panorama del Portuense es desolador cuando faltan 33 puntos por disputar. Además, Orúe, parece no haber encontrado el equipo ideal. Los cambios en las alineaciones son constantes. Los refuerzos de invierno como Raúl Molina o Juanfer apenas si tienen minutos y Paulino, el máximo goleador del equipo con cinco dianas, tampoco sale de inicio, aunque se prevé que lo haga el sábado, cuando a las seis de la tarde, un aspirante a disputar el ascenso como el Águilas, que no resultará fácil para los de El Puerto, visite el Cuvillo. El bagaje de los murcianos a domicilio es demoledor, al haberse convertido en el equipo que más puntos ha sacado fuera con 22, de 14 encuentros jugados.

Para este encuentro, el técnico jerezano ya podrá disponer de los defensas Velázquez y Merino, sancionados el domingo, aunque no sea la parte de atrás precisamente la que mayor debilidad esté mostrando. En cambio, no lo podrá hacer Jorge Herrero, que vio la quinta amarilla en el Cartagonova. También es posible la recuperación del centrocampista Suárez, y del delantero Raúl Molina, que ayer, entrenaron con normalidad dentro del grupo.

Difícil papeleta la que tiene Carlos Orúe y su plantel por delante, sobre todo teniendo en cuenta que a su juego aceptable no le acompañan los goles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios